Carol Cavazos Fotografía

Una vez que la futura esposa encuentra el vestido de novia que siempre soñó, comienza la búsqueda de los accesorios que completarán su ajuar. Si bien el vestido es la pieza central del look, cuando elijas complementos, toma en cuenta tanto la forma del cuerpo y de la cara como el tipo de evento al que convocarán. Tal vez ya sospeches qué peinado de novia saca tu máximo potencial y te sorprendas al comprobar cómo el tamaño y el diseño del ramo de novia puede ayudar a balancear tus proporciones. Si quieres saber un poco más de los principales accesorios y qué debes considerar al buscar los tuyos, no te pierdas estos consejos.

1. Velo

Manu García

El uso o no del velo dependerá mucho del tipo de estilismo que quieras tener en tu boda. Usarlo da un toque más clásico al look. Si bien antes era una pieza infaltable, hoy en día no es obligatorio y depende de la personalidad de la novia.

Si decides llevarlo, hay gran variedad de modelos según el tejido, el grado de transparencia, el color, el largo y cómo será llevado (al frente o solo cubriendo la espalda). Algunos tejidos livianos en los que encontrarás velos son el tul de seda, el plumeti, la organza y la gasa y también suelen ser comunes los bordados, los apliques de pedrería y, en menor medida, los bordes de raso u otro tejido sólido.

Generalmente, las telas densas y muy tupidas están desaconsejadas por su excesiva opacidad y porque suelen pesar más. Pero si tu sueño es llevar un estilo de velo barroco, una opción para no perder visibilidad es que los bordados los reserves para los extremos del velo o que lo lleves únicamente a la espalda.

Lo largo que sea el velo también dará un aspecto diferente a cada estilo: puede ser tan extenso como la cauda, llegar debajo de la cintura o a la altura de los codos, solo por enumerar algunos ejemplos.

Si elegiste un vestido de novia de encaje lleno de detalles, considera un velo que no compita, sino que lo equilibre. Asimismo, si tu vestido de novia corte princesa tiene muchos detalles de pedrería o bordados, evita que el velo los eclipse o planea en qué momento del día podrás quitarte el velo y presumir el look completo.

Habitualmente, el velo se retira después de la llegada a la recepción, así que pídele a tu estilista que te dé algún consejo para que tu peinado no se estropee en el momento crítico. En el caso de que decidas llevar velo solo para cumplir escrupulosamente con el protocolo de una boda religiosa, un velo ligero que cubra los hombros y espalda durante la ceremonia será un buen aliado.

2. Ramo de novia

Flör & Flöra

El ramo es, probablemente, el complemento de tu atuendo de novia que más resaltará. Existe una gama infinita de posibilidades para elegir en el catálogo de ramos de novia, empezando por el tipo de flores, colores, tamaño, formas y hasta aromas.

Para lograr la combinación adecuada, toma en cuenta el color del vestido, de tu piel y de tu cabello, pero también tus proporciones. Si te preguntas qué ramo de novia llevar según tu cuerpo, una de las reglas básicas es que a las novias bajitas les queda mejor un ramo que no sea voluminoso ni muy largo y, a las novias muy altas, un ramo demasiado pequeño les hará verse aún más alargadas.

Si las principales inquietudes giran en torno a qué flores para boda son más apropiadas para una u otra temporada y qué ramos empatarán mejor con el vestido, la decoración del evento y hasta la combinación de colores que eligieron para las damas, escuchen a los profesionales. El proveedor de arreglos florales para boda que hayan contratado sabrá recomendarte si lo mejor es crear un contraste o que todo vaya a tono e incluso te ayudará a elegir tu ramo de novia para la Virgen, en el caso de que tengan una boda católica y quieras hacer esa ofrenda.

Como cada boda es diferente, no hay un manual milimétrico e infalible para elegir el ramo de novia perfecto; mucho dependerá de su estilo. Si su boda es al aire libre, en un jardín, de día o en la playa lucirá mejor que sea natural; sin embargo, si les gustaría conservarlo lo más intacto posible, un ramo de novia artificial o uno de flores tratadas son las mejores opciones. Y esta misma opción es la que eligen muchas novias para el ramo que lanzarán al terminar el día.

Aunque las flores artificiales cada vez parecen más reales, lo más tradicional son los ramos de novia naturales. Por cierto, ¿conoces el (nada agradable) origen del ramo de novia? En la Edad Media, el agua era un recurso escaso en las ciudades de Europa. Además, muchas enfermedades infecciosas se transmitían a través el agua; de ahí que el baño se limitara a uno o dos al año y se reservaba para mayo, cuando empezaban a subir las temperaturas. Pero el mes más común para casarse era junio, para cuando los prometidos ya tenían un olor… poco fresco. Las flores se convirtieron en la estrategia más accesible para camuflar los olores más desagradables ¡y así empezaron a llevar ramo las novias!

3. Tocado

Cherubina

¿Pelo suelto o recogido? Una vez que la novia escoge su peinado, viene una parte muy divertida: elegir el accesorio para el cabello. Puede ser un tocado, una tiara, una peineta o una corona. Para saber cuáles son los detalles y el color que mejor quedarán, pongan atención a su vestido. Lo más armónico es que el tocado vaya a juego con los apliques, ya sean de pedrería, encajes o con acabados metálicos, dorados, plateados o nacarados.

Aunque, a veces, menos es más. Si el vestido ya es muy abundante en pedrería, encaje o llevarán joyas grandes, elige un tocado y un peinado lo más sencillo posible y sin adornos. Conseguirás balancear estos detalles y tu look no se verá muy recargado.

Para eventos de día, llevar un peinado medio recogido o la melena suelta con una corona de flores está muy en tendencia. Es un realce muy romántico, especialmente para los vestidos de novia sencillos; ya sea con flores blancas o de colores, dará un toque muy tierno y femenino al ajuar. Para peinados recogidos elegantes, una tiara con pedrería será el complemento perfecto; le dará un toque clásico y distinguido.

4. Joyería

Lovart

Aunque su boda es el evento ideal para lucir brillantes y joyas especiales, hay que tomar en cuenta todo el conjunto para no sobrecargarlo. No es necesario usar el juego completo de aretes, collares, pulseras y anillos. ¡Las joyas protagonistas deben ser sus alianzas!

Si la decoración de la parte frontal del vestido o el escote tienen pedrería y encaje o el diseño va muy pegado al cuello, ya no será necesario llevar un collar; deja que el vestido hable por sí mismo. En cambio, con escotes pronunciados puedes usar una gargantilla de brillantes, un dije pequeño o un choker, según tu gusto y estilo. A los vestidos de novia modernos les quedan muy bien collares vanguardistas y atrevidos.

En cuanto a los aretes, considera el tipo de peinado y los accesorios que llevarás en el cabello. Con una tiara, una corona o un tocado muy vistoso, los aretes deberán ser discretos. Si el peinado es recogido, dará oportunidad a lucir unos aretes de mayor tamaño. Cuando se trata de elegir joyas para el día de la boda, la recomendación para brazos y manos es no llevar anillos ni brazaletes muy voluminosos, únicamente el anillo de compromiso de oro blanco y las argollas. Sin embargo, una pulsera discreta en la mano derecha puede complementar el look.

Además de estos complementos, también encontrarás cinturones, que funcionan especialmente bien con vestidos sencillos, ayudan a marcar la cintura y dan un detalle de brillo o color al estilismo. Si tu vestido ya tiene bordados o pedrería, no es necesario que lo agregues. Y si quieres una versión que no sea cinturón joya, los listones de terciopelo y raso pueden ser lo que buscas.

5. Zapatos

Calzado Rodrigo Hernández

Los zapatos son un accesorio ideal para cerrar con broche de oro el outfit de la novia. Cada temporada, el catálogo de zapatos de novia trae más modelos para todos los gustos. ¿Alguna sugerencia? Los clásicos zapatos de salón con tacón ancho en blanco, dorado o plateado sientan bien con vestidos clásicos, mientras que unas glamurosas zapatillas decoradas con pedrería o unos stiletto de colores sólidos lucirán increíbles con vestidos de novia cortos. Si su boda es de día y tu look tendrá telas vaporosas, unas sandalias con cintas, con tacón o de piso, serán buenas compañeras.

Lo primordial es que el calzado quede cómodo, puedas caminar y bailar sin problema durante horas, por lo que te recomendamos usarlos durante unas horas en días previos a la boda para que se amolden y garantices que no habrá contratiempos. Al final, si quieres cambiarlos por unos confortables tenis o zapatos de piso, también se vale: lo importante es disfrutar y divertirse.

Como estos tips también aplican para moda de fiesta, compártelos con aquellas invitadas o damas que busque combinar sus vestidos largos de noche. Además, el color, la creatividad y la frescura de los zapatos de fiesta cada vez conquistan a más novias.

6. ¿Abrigo?

Dependiendo de la época del año, tal vez debas considerar algo que te cubra, sobre todo por la noche o si la fiesta será en un lugar abierto. Entre las piezas de abrigo, las toreritas, chalinas o abrigos que sean exactamente del mismo tono del vestido satisfarán a las novias más clásicas. Las más fashionistas adorarán las capas y mangas removibles, que ya empiezan a ser tendencia entre los vestidos de novia 2019, mientras que las chamarras de mezclilla o de piel cautivarán a las novias más transgresoras.

Aunque los consejos siempre son una buena orientación, no hay nada como probarse los complementos con el vestido de novia que ya elegiste para tener una visión completa de cómo te verás el día de su boda. Lo más importante es que te sientas cómoda, consigas resaltar tu belleza natural y que el estilismo no te haga sentir disfrazada.

Parece que son muchos los accesorios los que se deben usar; sin embargo, no todos son estrictamente necesarios. Así como su repostero artesano sabrá equilibrar los ingredientes y sabores en su pastel de boda para ofrecerles un postre delicioso, ahora te toca a ti equilibrar todos los elementos para que tu look completo se vea elegante y, sobre todo, te represente. ¿Ya hiciste cita para la prueba del peinado para boda? Si puedes hacerla coincidir con una de las pruebas del vestido, te permitirá validar todo el conjunto o te ayudará a decidir si es momento de hacer algún cambio de última hora. ¡Siempre hay tiempo!