Torres Fotografía

Una boda civil es como un lienzo en blanco que está esperando llenarse de formas y estilo. La emoción de organizarla puede convertirse en un agobio porque… ¡hay tantas opciones! No hay protocolos específicos, ni reglas ni tradiciones demasiado rígidas para celebrar una boda civil, así que, desde el menú hasta la música, puedes aprovechar la oportunidad para que todo tenga tu sello personal. En el caso de tu vestido, usar el blanco tradicional no está prohibido, pero hay muchos otros estilos que puedes probar, especialmente si celebrarás una boda religiosa separada de la civil. Para elegir el vestido perfecto, ten en cuenta los siguientes puntos:

El lugar

Martin Ruano Foto

Para casarte por el civil puedes ir con tu novio al registro, o puedes solicitar que un juez vaya al lugar en el que se llevará a cabo la celebración. Toma en cuenta dónde será la boda para que elijas un vestido cómodo si debes trasladarte de un lugar a otro, y, preferentemente, de colores que no se ensucien con facilidad. Si tu boda será en el exterior, puedes armonizar con el lugar: el corte sirena en tonos claros es perfecto para la playa, pero no descartes un camisero con un lindo sombrero y cinturón. Para una boda en jardín un vestido corto lucirá perfecto, tanto si es liso como si tiene un estampado. Y, para la boda en el campo, ¿qué tal un vestido estilo túnica? Te sentirás muy cómoda y te verás muy ligera. Si la celebración será en un restaurante o en un bar, puedes usar un vestido un poco más atrevido y jugar con estampados y simetría.

Entre más íntima sea tu boda, más casual y sencillo puede ser tu vestido, lo cual no está peleado con la elegancia. Para una boda en interior, ya sea en casa o en un salón, el corte estilo tubo y el corte imperio funcionan muy bien. Sólo debes tener en cuenta la amplitud del espacio para calcular qué tanto se moverá tu vestido y si, por ejemplo, corre el riesgo de atorarse por ahí.

El largo

Diana Kanakoqui Fotografía

Tu vestido puede ser tan largo o tan corto como quieras. La comodidad es una de las ventajas de las bodas por el civil, así que aprovéchala: si te sientes cómoda con un vestido corto, con un vestido largo, o con un corte que quede cerca de la rodilla, es totalmente tu elección. Los vestidos cortos suelen ser mejores para eventos de día. Para eventos de noche, lo largo es muy elegante. Si vas a usar tacones altos, procura que tu vestido no supere los tres dedos por encima de tu rodilla, y si vas a usar un vestido largo, que sea uno que no tenga cola.

El color

Photo Love

Puedes usar tu color favorito, blanco, un color claro, o un color que combine con la decoración. Si hay algún color significativo para ti y para tu novio, pueden coordinar sus vestuarios: él puede llevar una corbata, un pañuelo o un chaleco con el color de tu vestido, por ejemplo. Los colores brillantes funcionan mejor en los vestidos de noche, y para los vestidos de día los colores sólidos son los mejores. Cuida que tu maquillaje y el color de tu vestido se complementen. Los estampados tampoco están prohibidos pero se ven mejor en exteriores, especialmente si son diseños discretos. Los relieves en encaje son adornos muy bonitos y elegantes, si quieres jugar con las texturas.

El escote

Marissa JB Photography

Igual que con el largo del vestido, el tamaño y forma del escote son tu elección, te recomendamos que elijas el que te haga sentir más cómoda. Recuerda que la elegancia de un atuendo está en los detalles: perlas, flores o encaje sobre transparencias pueden combinar perfectamente con cualquier escote y también formar bellas mangas largas.

La temporada

Studio La Bodega

Puedes ajustar tu look a la temporada en la que se celebrará tu boda. No es necesario que sigas al pie de la letra las tendencias, pero puedes inspirarte en los modelos que dominarán el momento. Ten en cuenta el clima: primavera y verano sin duda se llevan bien con los vestidos cortos, y si tu boda será en otoño e invierno puedes probar un traje con chaqueta: son muy elegantes y sofisticados. Los colores brillantes son mejores en invierno y primavera, y los sólidos lucen geniales en otoño. Por último, los estilos más pegaditos y entubados funcionan en invierno y en otoño, mientras que para primavera y verano son mejores los cortes vaporosos y sueltos.

Los accesorios

Tus accesorios pueden coordinarse con tu vestido, pero también con el ambiente de tu boda. Cuida que tu maquillaje acompañe a tu vestido y juega con zapatos, brazaletes y collares. Puedes experimentar con el diseño de tu ramo, tus adornos del cabello y otros accesorios para combinarlos con el entorno. Procura no recargar mucho tu imagen e imponer tu estilo: deja volar tu imaginación y apuesta por tu comodidad.