Los vestidos de novia están compuestos por múltiples detalles, creados a la medida de cada personalidad, cada gusto y cada cuerpo. Son estas minucias las que vuelven único cada modelo. El escote, el largo, la terminación de la falda… Cada parte es delineada por los diseñadores y contemplada cuidadosamente por las novias. Por ejemplo, no todos los vestidos de novia llevan mangas, pero son un elemento que vale la pena considerar. Además de ser bonitas y cómodas, pueden ser una extensión romántica de los ramos de novia y el más sólido cimiento para los peinados para boda más fabulosos. ¡Checa todos los detalles!

Mangas sí, mangas no

Si tu boda será en otoño o en invierno, un vestido de novia con mangas te ayudará a abrigarte. Y si tu boda será en verano o en primavera, las mangas protegerán tu piel del sol. Tu comodidad en ambos casos dependerá del material que elijas para tu vestido y hay tantas telas como modelos: desde la fresca gasa y el suave tul hasta el terciopelo y la seda. Las mangas ayudan a estilizar la figura, disminuyendo el volumen de la espalda y llevando la atención hacia el pecho. Son elementos distintivos de los vestidos de novia modernos. La altura de la manga y del escote determinará el modelado de tus hombros, así que pon atención a cada centímetro.

Materiales

Las mangas caladas o de red son el estilo más atrevido, pues dejan al descubierto partes de la piel, marcándola con delgados hilos. Para las novias románticas, los efectos con transparencias y encajes pueden ser el hit, pues cubren la piel con flores y delicadas figuras finamente confeccionadas. Ambos estilos son muy frescos. En los vestidos de novia sencillos, las mangas lisas se valen de la misma tela del vestido para cubrir los brazos. Pueden ser más delgadas que el resto de la tela o tener detalles como bordados o patrones. Son ideales para los climas más frescos.

Alturas y volúmenes

Las mangas cortas, que terminan antes del codo, son joviales y alegres, mientras que las mangas largas son más serias. Las mangas tres cuartos, que llegan hasta la mitad del antebrazo, son elegantes y románticas, perfectas para vestidos de novia corte princesa. Para completar sus efectos, las mangas pueden tener diferentes aperturas: las mangas ceñidas al brazo tienen un efecto más sensual, y las mangas sueltas dan más movimiento a la parte superior del cuerpo. Las mangas voluminosas son cómodas y frescas y las mangas acampanadas o abiertas son un toque vaporoso para los cortes rectos.

Coordinación

Para unirse con el resto del vestido, las mangas pueden prolongar sus transparencias y efectos hacia el escote de la espalda o surgir de un escote ilusión al frente del vestido. Pueden dejar descubiertos los hombros o acompañar un cuello alto. Los vestidos de novia corte sirena o aquellos con escote en V se pueden coordinar con mangas largas y ceñidas para crear una ilusión misteriosa. Los cuellos redondos o barco pueden unirse con mangas tres cuartos para formar la imagen de una novia de cuento de hadas.

Por medio de patrones en la tela o de cortes específicos, las mangas pueden crear simetría con el torso del vestido. También pueden contrastar o coordinar con la longitud y los decorados de las faldas: las mangas siempre quedan bien con los vestidos de novia cortos.

Pequeños detalles

La terminación de la manga es tan importante como su elaboración. Para un estilo moderno y urbano, la manga puede ser voluminosa y cerrada. Los puños y dobladillos estilizan el final del brazo, llenando de fuerza el conjunto. Las mangas abiertas pueden finalizar con bellos bordados y juegos con texturas. Para los estilos glamurosos, no hay nada como la pedrería o las plumas. El terminado calado, con encajes o transparencias, es refinado y dulce. Las mangas con volantes son dinámicas, y renuevan los vestidos más clásicos.

Las mangas son el detalle perfecto para ir de la mano con las vanguardias y, al mismo tiempo, demostrar el estilo de cada novia. Su versatilidad las convierte en el toque perfecto para cualquier estilo nupcial y vestirán de glamur las fotos de sus manos colocándose las alianzas junto a los anillos de compromiso. Pueden tener el brillo de la elegancia, la suavidad de los pensamientos de amor o el espíritu bohemio de la libertad. ¿Qué dices, te animas a incluirlas en tu look?