El vestido de novia ideal es una fantasía que novias y diseñadores anhelan ver realizada. El corte, el escote, cada detalle y cada singularidad se admiran nítidamente en la imaginación. La búsqueda del vestido perfecto puede ser larga y enrevesada, pero el resultado debe ser lo más satisfactorio posible. Por suerte, las tendencias pueden complacer hasta los gustos más exigentes. Te lo ponemos un poco más fácil para que después de ver estas 100 imágenes de vestidos de novia, "solo" tengas que preocuparte por ensayar tus peinados de novia. Y no olvides escoger un ramo de novia que no genere estridencias con el resto de la boda.

En buena parte, que te decantes por un vestido de novia moderno o por un tradicional vestido de novia corte princesa podría marcar diferencias en el resto de la boda. Cuando te toque, tendrás claro que los arreglos de mesa para boda que elegirías para un banquete en plena naturaleza son diferentes a los que encargarías si este se celebrara en un salón decorado al estilo clásico. De la misma manera, identifica cuál es el estilo de boda que va más contigo y toma una decisión coherente para tu estilismo. ¡O al revés! Elige el vestido y que esto sea lo que defina al resto. Aprovecha para tomar nota de los estilos que marcan las colecciones de vestidos de novia para 2019 y las últimas de 2018 e inspírate sin dejar de sorprenderte.

Boda clásica

Para una boda tradicional que se desarrolla en interiores, los vestidos de novia clásicos nunca pasan de moda. Conservan los cortes preferidos de las novias de varias generaciones, revolucionándose solo en los detalles. Las tonalidades cálidas del blanco champaña tiñen piezas elegantes, que se salpican con texturas que componen juegos de luz y sombra en cada movimiento. Los tejidos con cuerpo como el crepé, el satén o el tafetán, que tal vez no sean la opción más ligera para una boda campirana, lucirán fantásticos en un elegante salón; aunque tampoco menosprecies los efectos del tul y la organza.

Tanto los escotes corazón como ilusión aportan sensualidad y sofisticación incluso a los vestidos de novia sencillos. Las transparencias y efectos tatuajes en las mangas largas, así como los hombros caídos revitalizan los torsos de cada conjunto, llenándolos de intensidad. Las voluminosas faldas se despliegan, a veces arrastrando imponentes caudas detrás de la novia y a veces envolviendo su cadera y sus piernas con amplias figuras. Los contrastes de colores y los listones rompen la monocromía sin restarle al vestido formalidad y tradición.

Boda bohemia

Libre, audaz y profunda, la novia bohemia merece propuestas que comprendan su espíritu creativo. El corte recto y suelto característico de este estilo se reinventa con cortes cada vez más livianos y cómodos. La caída del vestido se divide con juegos atrevidos de texturas, encajes y relieves con cenefas, formas geométricas o motivos florales. Incluso con volúmenes, holanes y flequillos.

Las transparencias, los detalles calados y los hombros al descubierto son otros de los elementos recurrentes del estilo boho chic. En el caso de los vestidos de novia con manga, estas aparecen sueltas, abullonadas o acampanadas, pero siempre volátiles. Abundan las superposiciones y las capas de telas delgadas, así como acentos ocasionales en la cintura, para dotar de dinamismo a los estilismos. Estos vestidos nos llevan a una interpretación moderna de las tendencias vintage que sirvieron de inspiración para las novias boho y nos remontan a los intrincados diseños del art decó. 

Entre los escotes, los reyes son el redondo, por su simplicidad, y el bardot, cuya aura de sensualidad naif es súper tendencia. Los listones, una tendencia de los vestidos de novia 2017, llenan de vida los modelos más innovadores. Los modelos crop top tampoco pueden faltar en estas colecciones estructurales. 

Boda vintage

¿Si te dieran la opción de viajar en el tiempo, sin dudarlo irías al pasado? Si sueñas con una boda al estilo victoriano o inspirada en el glamur del Hollywood de los años 20 del siglo pasado o te encanta el aspecto pin up de los 50, ¡buenas noticias! Entre las nuevas colecciones de vestidos de novia encontrarás muchas opciones para causar sensación.

Plumas, flecos, volantes, capas, cuellos altos, escotes halter o boudoir son solo algunas de las reminiscencias que tienen el boleto asegurado en el vestidor de las novias vintage. Las transparencias y los niveles se marcan con capas y volúmenes de telas estructurales. Los vestidos de novia cortos también desprenden su encanto vintage, chic y atemporal. 

Boda al aire libre

Si tu boda será en el campo, en un jardín o incluso en la playa, necesitas la máxima frescura y fluidez. Para ti, los vestidos de novia con telas frescas y siluetas en movimiento son lo ideal. Cortes cómodos, pero ceñidos, como el imperio, los conjuntos de falda con crop top o los modelos de estructura suave son vaporosos y de aspecto liviano. Son perfectos si buscas vestidos minimalistas, pero no por ello aburridos

Sus texturas van suavizándose hasta lo etéreo y lo transparente; presta atención a la abundancia de detalles florales y extraídos de la naturaleza. Sus escotes discretos, suspendidos en tirantes spaghetti o mangas acampanadas, dejan los hombros descubiertos y acentúan el porte de la novia.

También son una coqueta oportunidad si los precios de los vestidos de novia te tienen algo preocupada. Generalmente, los diseños sencillos prescinden de detalles ostentosos y de intrincados encajes, que suelen ser elementos que tienden a encarecer el importe final del traje. Así que... ¡punto extra a favor del presupuesto!

Boda de fantasía

Emocionantes, intensos y majestuosos. Las últimas tendencias de los vestidos de novias modernos sirven para las brides que anhelan reescribir con su boda sus particulares cuentos de hadas contemporáneos. Con inspiraciones cinematográficas, desde las princesas del siglo 18 hasta las de una galaxia muy muy lejana, estos vestidos incorporan colores que poco a poco se adentran en la moda nupcial, como el beige, el durazno y el amarillo, así como texturas metalizadas, pedrería y multitud de matices brillantes.

Las capas en estos modelos son amplias y dramáticas y, al mismo tiempo que alargan la figura, dan movimiento a los contornos del cuerpo. Asimismo, el volumen aparece en las inmensas faldas de los vestidos de novia corte princesa (no podían ser de otra forma), en las capas de tul que se sobreponen en cascada o en las mangas globo.

Es tiempo de dar rienda suelta a la imaginación y de materializar tus sueños, también en la búsqueda de vestidos de novia para boda civil. Cuando menos te lo esperes, ya te habrás decidido por un estilismo y volverás a tener tiempo para seleccionar los pensamientos de amor con los que adornarás tu boda. ¡A disfrutarlos!