En la actualidad, la gama de opciones en cuanto a vestidos de novia y accesorios nupciales es tan amplia que el estilismo con el cual soñaste siempre es posible ¡sí o sí! Por su gran tradición y protagonismo dentro del look de la novia, las propuestas de ramos de novia se renuevan constantemente y los bouquets artificiales no quedan excluidos de las flores para boda. ¿Qué ofrecen los ramos de novia artificiales? Considera estos factores para que la elección no se complique.

1. Diversidad: aquí y ahora

En cuanto a diseños artificiales se refiere, el catálogo de ramos de novia es más flexible y te ofrece mayor libertad para escoger casi cualquier color, especie y estilo floral. La tela, el papel y tejidos sintéticos como el foam, entre otros materiales, no entienden de estaciones del año. Aunque hay muchas flores mexicanas ideales para boda, puede que las flores que llamaron tu atención sean muy exóticas y sea difícil conseguirlas. Con un ramo artificial, las aduanas no tienen por qué ser una barrera. Así, complementar tu vestido de novia de encaje con esas delicadas flores de azafrán que te robaron el corazón será más fácil y mucho más barato.

2. Qué materiales usar

La seda aporta mayor realismo y calidad a las confecciones y por eso es una de las texturas más comunes. En cambio, el poliéster, el látex y otras mezclas plásticas pueden hacer más accesibles de precio los ramos de novia artificiales. Por otro lado, el papel, el migajón, la cerámica o el vidrio soplado conforman el abanico menos usual. Considera la estética del material en función del efecto que busques en tu ramo y del estilo que tendrá tu boda. Por ejemplo, un bouquet de flores de seda o incorporar algunos detalles en cerámica tal vez encajen en una boda elegante. Pero un ramo de flores de origami hechas con papel reciclado puede ser un buen complemento para una boda eco rustic.

Piensa también en la ligereza y la facilidad de portar el ramo de novia del material artificial que estés valorando. Los detalles en vidrio pueden darte un extra de glamur clásico, pero serán más pesados que unas flores de seda, además de que tendrás que extremar más precauciones para que no se rompan. ¡Y olvídate de aventar un ramo de flores elaborado con conchas y estrellas de mar!

3. Durabilidad y fácil conservación

¿Has pensado qué hacer con tu ramo después de la boda? Este es uno de los elementos que puedes conservar y, por ejemplo, incorporar a la decoración de tu nuevo hogar. El mantenimiento para que luzca espléndido con el paso del tiempo es mucho más sencillo con uno artificial que con un ramo de novia natural. No necesitarás buscar un clima adecuado y con unos cuidados muy básicos para protegerlo del polvo podrás preservarlo de manera sencilla

4. Menos cuidados y menos alergias

Al prescindir de las flores frescas, no tendrás que preocuparte por los minuciosos tratamientos que requieren para que se mantengan sanas y salvas durante el gran día. Tampoco batallarás si tienes alergia al polen. Precisamente, este es uno de los factores que podrías tener en cuenta a la hora de encargar todos tus arreglos florales para bodas. O también puede ser mucho más sencillo si estás buscando integrar adornos florales entre las opciones de decoración de pasteles de boda.

5. Entrega a tiempo

Son muchos los detalles que requieren atención y los ramos de novia artificiales ya son uno menos. También reducirás en gran medida la ansiedad de esperar que llegue a tiempo y con toda la frescura que esperabas el ramo de novia rojo que encargaste.

6. ¿Encontraré lo que busco?

No todo puede ser miel sobre hojuelas, ¿cierto? A diferencia de los ramos de novia naturales, hay menos proveedores especializados en confecciones artificiales. Y estas no siempre son tan baratas como se cree. El precio varía en función de los materiales involucrados en la fabricación y puede incrementarse considerablemente cuanto más personalizado sea el diseño.

En la estética artificial puedes encontrar suficiente inspiración para buscar los tocados que darán un toque aún más romántico a tu peinado de novia o los adornos de tu pastel de boda elegante. Después de preguntarte a ti misma qué es lo que verdaderamente quieres para tu día B, no olvides preguntarle a tu florista qué opciones, tanto artificiales como naturales, te harán destacar aún más como la flor más bella.