El cabello suelto es un look infalible; sin embargo, no siempre es la mejor opción de lucir vestidos de novia. Las creaciones nupciales cada vez incorporan más detalles en la espalda y los escotes que merecen quedar a la vista y no escondidos tras una larga melena. Por ello, ten en cuenta estos aspectos a la hora de escoger entre los diferentes peinados de novia. Y si buscas un toque desenfadado para tu outfit que no encuentras en los peinados recogidos elegantes, puede que estos medio recogidos sean el equilibrio que esperas.

1. Cascada lateral

Park Avenue Cuernavaca

Un semirrecogido que llegó para quedarse y, por su versatilidad, permanece en el top de los peinados sencillos para boda como uno de los favoritos. Puede llevarse tanto en eventos de día como de noche. Con rizos bien definidos u ondas ligeras con efecto despeinado, la caída lateral sobre el hombro es ideal para acentuar de forma coqueta y sensual las facciones del rostro.

2. Media corona de trenza

Las trenzas andan por doquier y tampoco podían faltar en estas propuestas. Frescas y juveniles, las coronas trenzadas son perfectas en ambientes bohemios y vintage. El tejido es lo que dará al peinado el mejor toque para la ocasión. Partiendo de cada lado de la cabeza, las trenzas se unen en la parte posterior de la cabeza, dejando el resto del cabello suelto.

3. Moño relajado

Actualmente, muchas novias optan por una apariencia natural, sin preocupaciones ni pretensiones. ¿Su mejor look? Como recién levantadas, pero sin lucir fachosas, y seguras de su belleza. Este peinado, con mechones sueltos y el cabello ligeramente sujetado con horquillas imperceptibles, es para estos espíritus libres.

4. Banda de trenza

Nancy Rocha

Encabezando la lista de los peinados con trenzas, este medio recogido y sus variantes es uno de los más recurridos en eventos de alfombra roja. Combina los estilos de trenza que más te gusten con churritos de cabello y remata el peinado con un nudo suave en la nuca o un pasador de pedrería.

5. Media coleta o moño

Estudio Cristina Cuellar

Bien definida o con efecto despeinado, la coleta es un símbolo femenino. Si no quieres llevar el cabello completamente recogido y amas la sencillez, apuesta con toda seguridad por una media coleta o moño en tu acabado favorito y hasta con tupé.

6. Trenza relajada

El tejido francés es elegante por naturaleza, un clásico cuya versión con efecto despeinado no podíamos dejar fuera. Sin embargo, puedes elegir cualquiera de los diferentes tipos de trenza que el largo de tu cabello alcance. Imagina que la haces una noche para dormir y a la mañana siguiente… ¡luce perfecta! Puedes llevarla también de lado, con algunos mechones sueltos y decorarla con perlas, prendedores o a juego con las flores para boda que elegiste.

7. Puntas trenzadas

Si te gustó la trenza relajada, la comodidad de estas dos trenzas te parecerá lo máximo. Una o dos trenzas solo en las puntas pueden complementar una media coleta relajada, una corona o una diadema de trenza. La mala noticia es que no es apto para todas las novias, pues necesitarás tener el cabello largo y sin capas. 

8. Tupés, ondas y flecos vintage

Cervus Lumine

Resistiéndose a dejar la lista de los peinados en tendencia, con la frente completamente descubierta o ligeramente tapada, los tupés y flequillos de inspiración vintage causarán el atrevido impacto que quieres para el día de tu boda. Asegúrate de emplear fijador de larga duración para que las ondas se mantengan y haz un peinado recogido fácil con el resto de la cabellera.

9. Corona de cuerda con trenza francesa relajada

Si eres una completa fan de los peinados de trenzas modernas, el efecto de este tejido es increíble, cualquier tipo de trenza y el cabello ligeramente anudado crean una delicada red. Puedes empezar con dos trenzas en cascada a ambos lados de la cabeza para terminar con una tupida trenza de espiga. Casual, bohemio y sumamente encantador.

¿Te gustaron los resultados? Ademas de estos semirrecogidos, los peinados con trenzas fáciles también pueden darle un sello menos solemne a tu look. De igual manera, las flores que utilices en el ramo de novia también pueden convertirse en una gran fuente de inspiración y de dulzura. Reúnete con los estilistas de tu salón de belleza para definir qué te sentará mejor y ponle fecha a la primera prueba ¡ya!