¿Siempre que te pones un vestido de fiesta dudas sobre qué hacer con tu cabello? En el camino al altar, querrás verte estupenda. Si ya el vestido de novia, los zapatos, los accesorios y el maquillaje tienen muchas particularidades, entre todos los peinados para boda existe una gran variedad. Toma un momento para observar cuidadosamente cada una de estas 100 imágenes y verás que no hay dos iguales. Si alguno de los peinados recogidos te gusta, enséñaselo a tu estilista para que le sirva como inspiración para tu look.

Peinados recogidos completos

Los peinados recogidos son excelentes para las novias con rostros redondos, pues tienden a estilizar las facciones. Sin embargo, el efecto dependerá de la altura de la coleta o del chongo. Generalmente, los recogidos son peinados tradicionales, glamurosos y sofisticados. Pero si quieres despegarte un poco de la imagen clásica, hay peinados recogidos fáciles que se convierten en alternativas muy modernas. Combínalos con unas ondas al agua o recogidos a un lado y sorpréndete con el resultado.

Los peinados recogidos combinan con tocados románticos o con accesorios minimalistas. La parte de atrás del peinado puede ser impactante, sencilla o armónica con el vestido: entre las diferentes terminaciones posibles están los elaborados, las ondas y los bollitos o roscas.

Pero si tu rostro es triangular, los recogidos bajos te favorecerán especialmente, pues llevan el protagonismo a la parte baja de la cabeza, que es donde necesitas marcar más el volumen. Son peinados característicos de las heroínas románticas y pueden ser muy complejos. 

Peinados medio recogidos

Los peinados medio recogidos son los mejores para rostros alargados. Tradicionalmente, la parte suelta se luce con ondas bien definidas, pues son muy románticas. A lo largo del peinado pueden crearse diferentes formas en el cabello, desde complejas figuras hasta curvas bien definidas o líneas pulcras y suaves. Los peinados con chongos o bollos, altos o bajos, recogidos o medio recogidos, son festivos y frescos. Se puede aprovechar este estilo para darle mayor efecto a la caída de la cabellera.

Los peinados sencillos para boda, incluso con accesorios discretos, bastan para lucir una cabellera fabulosa y un velo hermosamente diseñado o unos aretes espectaculares. Una sujeción sencilla y discreta, con un pasador o una pincita, puede darle un efecto romántico o sofisticado al cabello. El largo del cabello puede caer hacia uno de los lados, para dar un poco de asimetría al look, sobre los hombros o sobre la espalda.

Melenas majestuosas

Si quieres lucir todo el esplendor de tu melena en tu boda, deberás dedicarle aún más cuidados para darle brillo a tu cabello y mantenerlo bien nutrido y saludable desde la raíz. Para el día B, recuerda encargarle a una de tus damas que lleve un botiquín con champú en seco, fijador, cepillo y perfume.

Mantener tu cabello ordenado y bonito no es tan fácil como parece, pues estarás a expensas del movimiento y el clima. Por ello, es conveniente que cuentes con la asesoría de un profesional. ¿Ya tienes cita para probar tu estilismo en el salón de belleza?

El cabello suelto también es un buen aliado de los vestidos de novia 2018. Se puede acompañar con accesorios, para definir la personalidad. Si tienes la melena corta, llevarla suelta o en un medio recogido puede ser lo más práctico, pero prueba distintos estilos antes de decidir.

¡Trenzas!

Los peinados con trenzas son una buena elección para las novias más bohemias y prácticas, pues protegen el cabello, despejan el rostro y construyen un look muy romántico. Hay muchos tipos de trenzas y estilos para cada rostro y cada personalidad, desde las más conservadoras hasta las más modernas.

Además, de las trenzas pueden surgir peinados recogidos, altos o bajos, o peinados medio recogidos. También pueden combinarse varios estilos en un solo peinado para crear un look elaborado y sorprendente. Asimismo, algunos complementos como listones y las mismas flores de tu bouquet de novia pueden entremezclarse y realzar el resultado final. ¿No quieres probarlas ya?

Flequillos y mechones para enmarcar

Los peinados cuyo frontal se ladea hacia la derecha o la izquierda del rostro, así como los mechones sueltos y el flequillo suavizan las facciones y pueden crear asimetrías. De esta manera, favorecen especialmente a las novias con rostros alargados y rostros cuadrados. Además, pueden dar una impresión casual, romántica o misteriosa.

Los detalles lo son todo

Es importante que los aretes y las gargantillas den equilibrio a la imagen de la novia. Tanto debe cuidarse el peinado como el maquillaje y conviene no recargar con demasiadas sombras, brillos o detalles. Aunque las tradiciones de algunas culturas pueden disidir en esto, el look ideal para las novias es el más natural posible.

En cuanto a los accesorios del cabello, lo primero es decidir si se llevará velo o no para saber con qué complementos acompañarlo. Las coronas de flores son accesorios muy románticos y combinan con cualquier tipo de peinado. Mientras, los tocados son cierres muy bonitos para cualquier peinado y pueden darle un twist completo al look. También pueden buscarse pasadores, peinetas, diademas y donas para revitalizar el peinado y darle un toque especial. Flores, formas geométricas, grecas, motivos marinos… ¡Hay muchas figuras!

Los brillos, la definición y el grosor de sus líneas y sus colores son las características que deben considerarse para elegir el más adecuado. Hay que tomar en cuenta que puede que un peinado para boda de noche requiera otro tipo de ornamentos, como brillos y pedrería, que uno de mañana. Sin embargo, para una fiesta de día, le darás a tu outfit una frescura especial con unas flores que combinen con tu ramo de novia. Por lo tanto, busca la armonía de todo tu estilismo y con el resto de la decoración. Ahora sí, ¿ya sabes cuál es el peinado de novia que más te convence?