Isabelle Armstrong

El velo de novia es uno de los accesorios más tradicionales del atuendo nupcial y de los que más pensamientos de amor inspira entre las prometidas. Hay quienes sueñan con llevar un solemne velo catedral con su vestido de novia corte princesa y quienes quieren que esta tradicional prenda incorpore su color favorito. Si ya aprendiste cuántos tipos de velos y hasta elegiste sobre qué peinado de novia lo llevarás, lo que te falta es conocer las tendencias de este año. ¿Lista?

1. Aplicaciones florales en 3D

Viktor & Rolf

La tendencia de añadir aplicaciones florales en telas que creen relieves y texturas sobre el vestido es una de las preferidas de las novias más tiernas, pero con un toque moderno. El velo adquiere un volumen encantador que se convierte en mágico por la vida que le imprimen las flores en estos diseños.

Si bien crearán un halo de romanticismo sobre las novias de 2019, también estos detalles han estado muy presentes en las colecciones de vestidos de novia 2020 que ya se han presentado. No importa el largo del velo, las flores pueden ir en la parte final para enmarcar los bordes o esparcidas por toda la tela. Si te agradan los detalles en 3D y quieres verte diferente, busca mariposas, que son otra allternativa. Su efecto "volador” conquistará la mirada de todos los presentes.

2. Velos envolventes

Rosa Clará

Los turbantes, pañuelos y casquetes con velo son versiones retro del accesorio tradicional que se conoce hoy en día. Puede usarse en satín para un look minimalista y urbano que gire en torno a un vestido de novia sencillo de telas lisas y tono uniforme. También lo eligen en encaje las novias bohemias y sofisticadas que se decantan por un traje nupcial de dos piezas en top y falda o pantalón. Con un peinado de cabello suelto y un vestido de corte fluido acentuará el estilo relajado que quieres comunicar.

3. Más capas, más tupidos

Viktor & Rolf

El tul es uno de los tejidos más usados por las prometidas en los últimos años, pues aporta volumen de la manera más ligera. Pero además, esta tela es tan cotizada que también es uno de los tejidos para el velo de novia que viste más cabezas de futuras esposas, sobre todo, con varias capas, para conseguir un diseño tupido

Como cada vez más novias llegan sin velar al altar y solo portan este accesorio en la parte trasera de su look, su visibilidad no es tan importante y el acabado de la tela puede ser algo espeso. La organza también se usa para velos voluminosos y con varias dimensiones.

4. Velos con color

Vera Wang

Cuando no tienes muy bien definido si usar o no velo porque te parece una prenda tradicional o conservadora, voltea a ver aquellos que han robado la mirada de las mujeres más intrépidas y vanguardistas: ¡teñidos! Además de poner el acento en este hermoso detalle, al combinarse con las flores de tu ramo de novia natural, le darás mucha vida al look.

El rosa remarcará tu estilo romántico, mientras que un celeste te ayudará a cumplir con el “algo azul” haciéndote ver encantadora. Si buscas tonos más neutros que no sean exageradamente evidentes, busca en nude, champaña o crema.

5. Lujo y glam

Reem Acra

Quienes tienen en la mente una celebración lujosa y con cierto glamur, definitivamente se puede permitir un look con destellos brillantes, vistosos y sofisticados. Si es tu caso, no dudes en escoger un velo de novia que lleve incrustaciones de pedrería o paillette o cuyo contorno esté enmarcado por perlas o plumas. Si estás en duda con qué tipo de prenda nupcial combinaría, imagínate un vestido de novia corte sirena arropado con estos elegantes terminados; le irá perfecto un velo así.

6. Velos cortos

David's Bridal: Galina

Los velos cortos conquistan a las novias más prácticas porque son funcionales y fáciles de llevar y manipular. El de jaula o tipo birdcage es quizá el más conocido de los velos cortos. Su redecilla suele colocarse para cubrir solo los ojos, aunque hay quienes prefieren llevarlo en todo el rostro; pese a su aire vintage, el velo birdcage siempre gusta a las novias más modernas.

Hay otro estilo de velo corto llamado blusher, que es más voluminoso y cubre toda la cabeza, desde la nuca hasta el cuello o los hombros. Es ideal para acentuar un look dramático o misterioso, aunque también se verá encantador con un estilismo más tradicional.

Por su parte, el velo electrizado tiene varias capas, se coloca en la parte de la nuca y llega hasta más abajo de los hombros. Úsalo si estás pensando en un peinado recogido o si la celebración será de día y en exterior, ya que es ligero y fresco. Y el "clásico" velo corto, que al frente llega hasta el busto y en la espalda llega hasta la mitad, además de hermoso es útil cuando la novia lleva un vestido con escote corazón, strapless o de hombros caídos.

¿Pensar en moda nupcial te inspiró para seguir buscando ramos de novia? No es raro, ya que sueles imaginar el atuendo completo y, al ver el accesorio ideal, brincas de alegría, ¿cierto? Ahora tienes que lograr esa misma armonía entre la decoración, la mesa de dulces para boda y la iluminación, ¿o ya pasaste ese capítulo de la planeación?