Glamurosos, sofisticados y todo lo elaborados o sencillos que quieras. Los peinados recogidos elegantes son muy atractivos para las novias porque estilizan las facciones y permiten que los detalles del vestido de novia y los accesorios reluzcan. Los 20 peinados recogidos que encontrarás en esta fotogalería te inspirarán el look ideal para tu gran día, así que no te los pierdas en tu búsqueda de peinados de novia.

Cada mujer es única y ninguna tiene las mismas necesidades que las demás. Especialmente en una boda, pues no todas las combinaciones sirven indistintamente para todos los estilismos.

¿Alto o bajo?

La altura de tu peinado recogido marcará tu estilo. Los más altos son más modernos que los que resbalan hacia el cuello. Además, un recogido bajo pone el acento sofisticado y glamuroso de la estética vintage y llamará la atención sobre tus hombros. En cambio, los peinados más altos centrarán la atención en el rostro y el cuello.

Los peinados con trenzas son delicados y románticos; dan al cabello un toque de naturalidad y espontaneidad y además admiten adornos grandes o pequeños. Las trenzas son una forma elegante de conservar el arreglo de tu cabello por más tiempo, por lo que también están presentes entre los peinados para boda de noche. Además, lucirán mucho si tienes una gran melena que les dé un extra de volumen.

Que combine con todo el estilismo

En lo que respecta a imagen externa, para elegir tu peinado, debes tener en cuenta la forma de tu vestido, sobre todo, el escote y la espalda. Asimismo, la forma de tus facciones, los accesorios que usarás y las características intrínsecas de tu cabello condicionarán de alguna manera la decisión.

Por poner algún ejemplo, un vestido de novia de encaje que además tenga un delicadísimo escote ilusión y unos trabajados detalles de pedrería en la espalda perdería impacto con una melena larga suelta, mientras que un peinado medio recogido que deje varios mechones sueltos podría ser ideal para vestidos de novia sencillos, parcos en detalles y con un escote clásico como el cuello redondo.

Para espaldas imponentes

Si tu vestido tiene la espalda destapada, opta por un peinado recogido completo, ya sea en una estructura de coleta o de chongo. La forma de juntar el cabello en la nuca puede ser tan elaborada o simple como desees.

Dependiendo del largo de tu melena, puedes elegir que caiga en forma de caireles, sin estorbar la apertura de la espalda. O puedes recogerlo en ondas que se introduzcan en la coleta y se compacten. Si llevarás accesorios sencillos, los tocados grandes son una opción excelente para darle volumen a tu peinado.

Para vestidos de poco escote

Una coleta en la parte baja, pero abultada en la coronilla, es uno de los peinados recogidos que más destaca por la variedad de coronas y velos que pueden aprovecharse. Son ideales para vestidos con cuello alto o poco escote. Combina bien con todo tipo de accesorios y alarga las facciones de la mitad inferior del rostro, por lo que contribuye a equilibrar los rasgos de los rostros con forma de triángulo invertido.

Acabados especiales

Para el frente de tu peinado recogido, los rulos que se deslizan hacia atrás son clásicos. Los flecos con ondas son muy favorecedores para los rostros alargados y, si se usan de lado, dan asimetría a los rostros redondos o cuadrados. Los detalles en la parte frontal y lateral del peinado realzan incluso una cola de caballo simple y te permiten una gran libertad de movimiento, pues sujetan a la perfección el pelo.

Las coronas que rodean la cabeza son adornos muy románticos que pueden coordinarse con tu bouquet de novia o con tu atuendo y los cuales pueden servir para sujetar el velo de novia. Si no llevarás velo, un tocado sencillo puede ser el detalle más especial para tu look.

Hay diseños de peinados ondulados e intrincados dignos de una princesa. Estos pueden aprovecharse con accesorios grandes o largos, para generar una imagen aún más exuberante. Quedan especialmente bien con outfits descubiertos en los hombros como el clásico vestido de novia corte princesa con escote corazón.

Y que también vaya a juego con tu personalidad

Tu forma de ser también desempeña un papel importante a la hora de tomar decisiones en el salón de belleza. El corte, el color y también el peinado para boda que elijas debe hacerte sentir cómoda y segura de ti misma. ¡Por cierto! La manera en que te mueves generalmente o cómo crees que te moverás en la celebración también puede dictar en un sentido u otro.

¿Crees necesitar la fijación extra que te darán algunos tipos de trenzas o tendrás suficiente con alguno de los peinados sencillos para boda? Déjate asesorar por tu estilista, muéstrale qué flores seleccionaste para tu ramo de novia a fin de que le inspiren para el tocado... ¡Y péinate como una auténtica estrella!