Flör & Flöra

¿Tu vestido de novia corte princesa está envuelto de nubes de tul? ¿El escote es asimétrico? ¿La falda es corta o larga? Como sea, el encanto del vestido de novia seduce y encanta el camino hacia el altar, pero ¿qué pasa con el tradicional ramo de novia? Como se sabe, existen diferentes tipos de ramos, pero la tendencia de los últimos años apuesta por simplificarlos. ¿Quieres saber lo que necesitas para conformar un ramo de novia sencillo?

El ramo, como complemento del outfit nupcial, debe combinar o contrastar perfectamente con el vestido y reflejar el gusto y la personalidad de la novia. Pero también es deseable que se coordine con el resto de la decoración floral, de manera que si su concepto de boda será minimalista, discreto y poco recargado, un ramo sencillo se perfila como el compañero perfecto. Aquí te traemos algunas ideas que puedes compartir con tu florista o proveedor de arreglos florales para bodas, que será tu mejor guía para llevar a cabo lo que siempre has soñado. 

1. El tipo de flores

Violett

La variedad de estilos y tendencias que encontrarás en el catálogo de ramos de novia te hará bucear en un mar de opciones. Pero la solución más sencilla es basarte en la temporada del año para escoger las flores para boda que ambientarán la ceremonia, la recepción y el estilismo nupcial.

Al hablar de ramos sencillos inmediatamente pensamos en flores discretas y pequeñas, pero se puede continuar el concepto sencillo con flores de tamaño mediano y grande. Entre menos extravagantes y exóticas sean las flores y el follaje con que las vistas, más sencillo se verá el ramo. Por ejemplo, las peonías, girasoles y gerberas son flores amplias que pueden crear coloridos y sutiles ramos de novia naturales. Por otro lado, las flores románticas por excelencia son las rosas son otra opción para reflejar la sencillez de una novia clásica. Inclusive los tulipanes también son ideales, así como las hortensias y las calas. 

En lo que respecta a color, si bien las tonalidades claras ganan en sobriedad y los colores sólidos imprimen carácter, piensa en el ramo como un todo. Es decir, sobre colores no hay verdades absolutas.

2. La empuñadura del ramo

¿Con qué se sostendrán las flores del ramo? Aunque pueda que no te parezca prioritario, es importante pensar en la parte por donde sujetarás el ramo. La empuñadura de este no solo hará que lo portes más cómodamente; también forma parte del diseño y estructura del ramo.

Sean tallos cortos o largos, es indispensable pensar qué tipo de material sujetará las flores, hojas y hasta ramas que serán incorporados en el diseño. La cinta adhesiva o el alambre floral pueden ser revestidos con listones transparentes o de color, yute, tul, encajes y cualquier clase de tejido que combine con todo lo demás. Si buscas un efecto minimalista y algo más atrevido, puedes anudar el ramo con pequeñas correas de cuero: perfecto para novias transgresoras.

Las empuñaduras metálicas y con pedrería encajan mejor en conceptos más elaborados, pero tu florista tal vez pueda integrarlos de una manera discreta si quieres darle ese toque brillante. 

3. El tamaño

Las creaciones florales, con su maravilloso aroma, pueden embriagar a las novias con diseños personalizados según los colores, flores y texturas más acordes. Pero ¿grande es sinónimo de exagerado? Dependerá de tu complexión corporal y del estilo de las flores. Sin embargo, un ramo pequeño o mediano será más discreto. En este sentido puedes jugar con el tamaño y el número de las flores.

Si escogerás una especie más grande, incluye menos flores a modo de ramillete. Y si las flores son pequeñas, podrás añadir una mayor cantidad de estas y agruparlas en un ramo de estilo bouquet. Su forma redondeada juega muy bien con esos tamaños, así se confeccionarán ramos discretos pero afables.

4. Menos es más

Freim

Los pines de pedrería, los moños, las plumas y hasta caracoles y estrellas de mar suelen aparecer al abrigo de los ramos de novia artificiales. Aunque a veces dan continuidad a la temática de la boda y hacer realidad cualquier sueño, en otras ocasiones pueden resultar en ramos extravagantes o excesivamente llamativos.

Definitivamente, los ramos sencillos no buscan llamar la atención ni ser protagonistas del look nupcial; al contrario buscan aportar exquisitez. Todo dependerá de dónde quieres poner el acento en tu look nupcial. Las novias que opten por vestidos de novia sencillos y quieran un ramo más protagónico, se pueden permitir un mayor derroche de ingenio con las flores. En cambio, si tu vestido de novia moderno será demasiado ostentoso, no te pases de vanguardista con el ramo. 

¿Qué tal? ¿Ya comenzaron a surgir ideas? Recuerda mostrarle a tu florista cuantas fotos tengas de tu vestido de novia corte sirena para que tenga un punto de partida para bocetar el mejor ramo para ti. Y si quieren trabajar alguna propuesta de tocado floral que revitalice tu peinado de novia, comparte con tus proveedores esta información para que haya una coherencia entre las flores ¡de manos a cabeza!