Néstor Winchester Fotógrafo

A ustedes, que están a punto de casarse, les encanta ver originalidad en las invitaciones para boda, versatilidad en los vestidos de fiesta de las damas y decoración novedosa para su recepción. ¿Y a los pajes qué les gusta ver? Seguro que tendrán pensados juegos para entretenerlos, un menú especialmente divertido y nutritivo y unos postres para consentir a sus invitados más jóvenes en la mesa de dulces para boda. Si aún no saben cómo vestirlos, aquí les dejamos algunos consejos.

Cada detalle, color y accesorio en las prendas debe ser especial ¡y cómodo! Piensen que los niños necesitan confort al vestir y esto les facilitará su desempeño al ayudarles con la cauda del vestido de novia corte princesa. Así que, pajecitos y meninas, a vestirse.

Comodidad y moda en las prendas

Luz Escrita

Mientras más sencilla sea su vestimenta, mejor, así destacarán por su alegría e inocencia. Los niños pueden usar trajes de dos o tres piezas o únicamente un pantalón sastre, camisa, tirantes y moño.

Las niñas pueden portar vestidos amplios y lisos para propagar elegancia o estampados para evocar dulzura. Contemplen que sean sencillos y lindos de abotonar y, si encajan con el estilo, empleen listones que crearán grandes moños o incluso hombreras con volumen. Aguas con el largo, lo ideal para que puedan ir cómodas son los vestidos cortos a la altura de la rodilla o ligeramente por debajo de esta. 

¿Algo diferente? Si quieren romper con el estilo clásico, permitan que los niños usen shorts o bermudas con camisas de lino o guayaberas. Igualmente, las niñas pueden usar vestidos simples de lino con bordados sencillos. ¡Esquiven los atuendos complicados! Encontrarán una pasarela amplia de diseños de trajes y vestidos, pero tomen en cuenta el estilo de la boda y los estilismos de los novios.

Colores tenues

Hacienda Vallumbroso

Los colores intensos y vibrantes están llenos de vida, pero serían más apropiados para una fiesta de cumpleaños que para una boda en la que el protagonismo deben tenerlo los novios. Los atuendos crudos o colores naturales como beige, paja, kaki, blanco y hueso son ideales para las damitas y pajecitos. Igualmente, los tonos pasteles como el azul cielo, rosa pastel, lila o amarillo claro serán un encanto sutil para reflejar frescura y tranquilidad.

Claramente, la selección de los colores dependerá de la temporada, pues en primavera hasta los centros de mesa para boda sencillos son todo un arcoíris. Pueden optar por los tonos más sobrios como color base y dosificar el color con contrastantes estampados florales, cinturones, sacos, boleros, suéteres, capitas y hasta tirantes.

Tejidos frescos

PaDa Photodesign

Los tejidos deben ser lo más naturales y orgánicos posible, pues los niños tienden a tener piel más sensible y se irrita fácilmente. Opten por telas como el algodón, lino, seda o incluso mezclilla; se prestan para bodas de día o noche y son telas frescas y cómodas.

Si querrán ver en el atuendo de sus meninas el mismo volumen que tendrá tu vestido de novia moderno, elijan materiales naturales o crinolinas que, pese a ser sintéticas, sean agradables al tacto. Seguro que encontrarán telas simples que, capa tras capa, creen volúmenes hermosos.

Pasitos traviesos, pero firmes

Magicolor

¿Quieren niños felices? Además de dedicarles un candy bar exclusivo y proporcionarles opciones de animación para boda propias para su edad, sus sonrisas durarán mucho más si llevan zapatos cómodos.

En caso de asistir a una boda clásica o elegante, elijan mocasines o zapatos cerrados de charol o piel y para las niñas balerinas con aplicaciones como moños o brillantitos. Con una suela de goma o de un material flexible, antideslizante y ligero, todos estarán contentos.

Si tendrán una boda en la playa, permitan que tanto niñas como niños usen alpargatas, sandalias de tiras o huaraches. Y para más tarde, dejen que anden descalzos por la arena (o por el pasto si será en un jardín) para que irradien mucha más alegría. Pero si la celebración es urbana, pero relajada, opten por tenis, bluchers y balerinas.

Cabecitas contentas y algo más…

Rebeca Argumedo Fotografía

Reconocemos que los peinados recogidos son muy elegantes cuando se trata del look de la novia, pero tratándose de niños será mejor elegir cabello lo más natural posible. Para las niñas se puede optar por peinados con trenzas fáciles que puedan volver a tejerse rápidamente, porque deberán asumir que no permanecerán intactas demasiado tiempo. En cuanto al rostro, será mejor que eviten el maquillaje; lo lindo de ellos es verlos en su total naturalidad. A lo mucho, a las niñas más grandes colóquenles un poquito de rubor o gloss pero ¡nada de excesos!

Los diferentes tipos de trenzas se acomodan a la perfección a cualquier estilo de las meninas, pero también pueden integrar las flores para boda con las que decorarán ceremonia y recepción. De esta manera, las coronas, tiaras y moños dulcificarán a las pequeñas damas. A los niños, colóquenles sombreros y boinas para un toque de lo más audaz.

Los pajes y damas, además de combinar por colores y telas, también pueden coordinarse por elementos extra como canastas, jardineras, flores, globos y hasta una carreta donde lleven a otro integrante del grupo. ¡Pero con responsabilidad! ¿Cierto que nadie quiere accidentes? ¿Otra idea original? También pueden entrar en sus triciclos o cargar un letrero con algún pensamiento de amor corto que anuncie la llegada de la novia. 

Ya que han leído nuestras recomendaciones, será momento de platicar con los papás de los pajecitos. Como último consejo: ya que los niños se esforzarán por que todo salga como ustedes desean,  ¡consiéntanlos un poquito! Encarguen recuerdos para boda especialmente para niños y ubiquen una área para ellos dentro de la recepción donde puedan hacer sus propios postres o pasteles de boda. ¡Y prueben después una rebanada de estos pequeños chefs!