Ya tienen el traje y el vestido de novia, aunque probablemente todavía tengan que poner en orden varias ideas para sus complementos o el maquillaje nupcial. Para el banquete ya eligieron todos los tiempos del menú, hasta pasaron a ver los detalles de los pasteles de boda. ¿Y los centros de mesa para boda, cuándo? Estos son tan importantes como todos los demás preparativos. Con estas sencillas ideas, ya no tienen por qué convertirse en un dolor de cabeza.

¿Cómo saber cuál es el estilo indicado?

Una de las mayores ventajas de priorizar la sencillez entre los arreglos de mesa para boda es que así pueden adecuarse a diferentes estéticas. Por ello, antes de casarse con alguno en particular, es imprescindible que la temática de su boda esté bien definida. Ojo, esto no implica cerrarle las puertas a la flexibilidad ni a la creatividad, sino hacer que todos los elementos brillen en armonía.

La esencia rústica, vintage y minimalista predominan una vez más, no solo en las colecciones de vestidos de novia 2020, también en los estilos decorativos. Asimismo, como en todo buen atelier, el toque clásico y elegante no puede faltar. Con las ideas que les proponemos, tener una boda de ensueño y, además en tendencia, ¡jamás había sido tan sencillo!

Clásicos y elegantes

El estilo clásico no tiene por qué ser aburrido y con gran elegancia puede renovarse. ¿El secreto? Aplicar con sutileza el contexto modernista, comenzando por los materiales. El cristal ha cobrado protagonismo en estos escenarios y se transforma en divinos arreglos florales para boda o velas flotantes utilizando copas altas, peceras, botellas e incluso recipientes de uso cotidiano en la cocina tanto para alimentos como bebidas. De igual forma, los accesorios como candelabros o jarrones en dorado y plateado son frecuentemente empleados para dar un toque de sofisticación a este y otros ambientes como el vintage o shabby chic.

Jaulas y farolillos

Estos elementos pueden remontar a otros tiempos, por lo que se usan con mayor frecuencia en la decoración de una boda vintage. Se pueden acompañar con una gran diversidad de flores y plantas, abrigadas con un frondoso follaje silvestre. Al buscar flores para boda, recuerden que tanto el color blanco como los tonos pastel son básicos para enfatizar esta atmósfera.

Temáticas marinas

Sin duda, representan una estética que llegó para quedarse y convertirse en un clásico. Obviamente, el mejor ambiente en el que pueden aterrizar es en una boda en la playa o en el mar. Las flores en tonalidades vivas e intensas que pusieron color a sus invitaciones de boda originales, así como la ornamentación con estrellas de mar, conchas, caracoles, anclas y arena son algunos de los must marinos que no pueden faltar en la decoración.

Brisas rústicas

Si además de sencillos, buscas unos centros de mesa para boda económicos y originales, ¡estás de suerte! El yute es uno de los materiales más usados para proyectar un aire campestre y rural en la decoración. Otra de las tendencias más fuertes en estos ambientes es la madera y, de acuerdo a la estética de la celebración, pueden incorporarla a través de cajas antiguas de fruta o recicladas para rellenarlas con sus flores para boda favoritas.

Los troncos y rodajas de madera son ¡lo último! Si optan por los primeros, estos pueden servir como pedestales. Mientras, las rodajas también pueden hacer las veces plataforma para colocar tarros de vidrio, botellas con flores, velas o faroles.

Mesas alargadas

A diferencia de las tradicionales estructuras redondas, en este tipo de mesas se deben contemplar adornos que se extiendan por toda la superficie. Las enredaderas o los caminos de flores escoltadas por unas lindas velas flotantes son aciertos.

Y, si de inspiración se trata, no dejen de decorar su mesa de dulces para boda con alguno de los increíbles centros que les presentamos en esta galería. Acompáñenlos con unos recuerdos para boda en tendencia y serán la sensación. No les quepa duda de que sus invitados no quedarán indiferentes.