Tu cuerpo está cambiando, puede que te sientas algo  más pesada y te canses más rápido. Pero estar embarazada no debería ser un pretexto para no lucir fabulosa cuando llegan las invitaciones de boda de tus amigas o familiares. Entre la amplia gama de vestidos de fiesta, encontrarás modelos para embarazadas que no querrás dejar de probarte. Así que, en cuanto tengas claro cuál es el estilo con el que querrán vestirse tu bebé y tú, solo te faltará saber por qué peinado recogido elegante te decides.

El embarazo es un momento hermoso para aquellas mujeres que deciden dar vida a un bebé. Y aunque la espera siempre es dulce, también es necesario privarse de ciertos placeres por la salud de ambos. La alimentación, la actividad física y en general el estilo de vida de una embarazada deben llevar cierto control. Y seguramente, a la hora de buscar atuendo, preferirás un diseño cómodo. Pero ¿quién dijo que la moda tenía que ser un sacrificio? ¡Estos tips son para ti! 

La comodidad de las líneas clásicas

El corte imperio, con su emblemático talle debajo del pecho, no es exclusivo de los vestidos de novia para embarazadas. Es una silueta ligera, femenina, muy coqueta y, sobre todo, cómoda también para vestidos de invitada. Además de realzar el busto y alargar la figura, logra enmarcar delicadamente el vientre, sin oprimirlo. Al momento de repasar los vestidos elegantes para fiesta, busca la fluidez y amplitud de este corte clásico ya sea en caídas rectas o abiertas en A.

Se trate de vestidos de fiesta cortos o de atuendos largos, el principal objetivo que persiguen estas confecciones es la comodidad. Las telas naturales como el algodón y la seda son los pilares de los diseños. Sin embargo, estos tejidos vaporosos no son incompatibles con drapeados, aplicaciones de pedrería o encaje y superposiciones en texturas como la gasa y el guipur. Así como sucede con los vestidos de fiesta para gorditas, la proporcionalidad en el volumen de las faldas, los trazos cruzados y asimétricos en los hombros, la espalda o el escote ayudan a estilizar la figura.

Embarazada... ¡muy femenina!

¿A qué mujer no le gusta sentirse bella y sexy? Esto es parte de la feminidad, la cual no se pierde con el embarazo. Si quieres un look más atrevido y las siluetas ajustadas no te molestan, ¡a presumir pancita! El corte recto en los vestidos de coctel también puede sentarte de maravilla.

Las tendencias pueden ser ese toque sensual que buscas. Los diseños de cintura baja son ideales para reflejar la estética vintage, aunque no son la mejor opción cuando te acercas a las últimas semanas de gestación. Este corte llega hasta la cadera y alarga el torso, igualando la parte superior e inferior del cuerpo. Una magnífica opción si tus piernas son largas y el tronco pequeño. Como fan de la estética retro, si buscabas pantalón, ¡buenas noticias! Los overoles son una de las revelaciones más in de los últimos años, una alternativa súper cómoda e idónea para un estilismo embarazado muy fashion.

En cualquier caso, si decidiste vestirte con un modelo relativamente ceñido a tu silueta, asegúrate de que es suficientemente elástico y te deja moverte con comodidad. Piensa también que el volumen de tu cintura no será el mismo al momento de comprar tu vestido de noche que al portarlo el día de la boda a la que fuiste invitada.

Colores y estampados

La ley de colores claros para el día y oscuros para la noche ya está más que grabada. Los vestidos de noche azul rey son un must, al igual que los rojos y negros. Los tonos nude, colores pastel, estampados florales y tintes étnicos se aplican con fuerza a los vestidos para fiesta de día, así como en entornos naturales, propios de una boda en la playa o en el campo. Alíate con estas tonalidades claras para resaltar mejor tu belleza natural. ¿Ya comprobaste lo radiante que luce tu piel durante el embarazo? 

Accesorios minimalistas

Lo ideal es que los complementos que engalanen tu vestido de fiesta para embarazada sean de tamaño pequeño para que no se contrapongan al principio de comodidad. Detalles como cinturones, lazos, moños e incrustaciones de pedrería se suman a los diseños, por lo que no es necesario recargar el estilismo con accesorios ostentosos. En eventos de día, las pamelas van muy bien con el look y te ayudarán a cubrirte del sol. ¡No olvides tampoco aplicarte protector solar!

Calzado confortable

El avance del embarazo influye a la hora de elegir ¡todo! Hay sandalias con estilos muy elegantes, así como zapatos tipo flat o balerina con los cuales te sentirás cómoda y segura y no te detendrás cuando llegue la hora de bailar. Si estás muy acostumbrada a los tacones, los zapatos con cuña de 3 a 5 centímetros de alto pueden ser buenas opciones y te darán bastante estabilidad. 

Las confecciones y accesorios para futuras mamás son cada vez más versátiles. Aun así, en el caso de que no quieras comprar un vestido que solo podrás usar si vuelves a tener otra celebración o si vuelves a embarazarte, considera la opción de la renta de vestidos de noche. En cualquier caso, si te invitan a una fiesta, no te quedes en casa por no saber qué ponerte. Si se te antojan y por nada del mundo quieres perderte los pasteles de boda, adelante, aunque con moderación por el azúcar. El embarazo es una dicha y como tal hay que lucirlo con un hermoso vestido. ¿Cuál será el tuyo?