Según han dicho los grandes diseñadores, existe un vestido especialmente creado para cada mujer. En los últimos años, diferentes campañas y movimientos se han interesado en mostrar la estética de todos los tipos de cuerpos y promover así la aceptación de la belleza no prototípica. Por ello, también las tallas grandes se están ganando un lugar entre las imágenes de vestidos de noche. La industria de la moda se ha abierto para ofrecer vestidos de fiesta que se ajustan a todos los gustos y estilos, por no mencionar los vestidos de novia para gorditas  más versátiles y novedosos. 

La clave para disfrutar aún más de tu imagen es encontrar la ropa ideal para ti. Los vestidos de fiesta para gorditas son una opción ideal para mujeres plus size, así que no lo pienses dos veces y renueva tu guardarropa. Tanto si estás buscando un vestido para fiesta de día como si eliges un vestido elegante de noche, aprovecha la oportunidad para definir tu personalidad, consentir tu cuerpo y descubrir las últimas tendencias en el mundo de la moda. Lee los consejos que preparamos para ti y alístate para marcar tendencia con tu estilo.

Sé tú misma

Ya lo decía Coco Chanel: "La belleza empieza en el momento en que decides ser tú misma”. Para empezar tu búsqueda, no te concentres en el tamaño de tu cuerpo: lo más importante es conocer el tipo de figura que tienes. Toma nota de los atributos que quieras destacar y de los cortes que mejor te quedan generalmente. Recuerda que el mejor vestido es el que te hace sentir más cómoda. Elige un modelo que te permita moverte con soltura y que te ayude a proyectar seguridad. No hagas dietas exhaustivas antes de comprar tu vestido: si quieres lucir más bella que nunca, cuidar tu salud es el primer paso.

Cuando estés probándote modelos, ten en cuenta el color y el brillo de tu piel, las características de tu cabello y tu estatura. No pierdas de vista el tipo de evento en el que lucirás tu vestido. Los vestidos de fiesta cortos lucen más en exteriores y los largos son ideales para interiores y bodas elegantes. Presta atención a la elasticidad y el grosor de las telas, así como a los detalles del vestido: las incrustaciones, transparencias y estampados pueden favorecer tu imagen si las eliges con cuidado.

Colores... no solo negro

Además de seguir las tendencias de cada temporada, elige colores que favorezcan tu imagen. Los tonos oscuros nunca pasan de moda y los vestidos de noche negros son muy favorecedores para estilizar la figura; precisamente estas tonalidades son más adecuadas para bodas nocturnas. Para ocasiones matutinas o diurnas, busca matices que acentúen los rubores y colores de tu piel.

¡No le temas a los colores brillantes! Si te sientes más cómoda con tonos sólidos, combínalos con accesorios de otros colores e incluso con algunas piezas brillantes si tu evento será en la noche. Los cinturones son tus mejores aliados para definir tu cuerpo y destacar tu busto y el largo de tus piernas.

Cuál es tu silueta

Si tu cuerpo es ovalado, opta por vestidos fluidos y vaporosos. El corte imperio (ajustado al busto y holgado desde poco más arriba de la cintura) te ayudará a alargar tu figura y llevará la atención a tu torso y a tus piernas. Si tienes caderas amplias, elige vestidos con corte A, ya que te ayudarán a disimularlas y, al mismo tiempo, el modelo lucirá una caída muy agradable con un poco de vuelo. Si tu cuerpo es tipo ocho (tu cadera es angosta), busca un vestido que se ciña en tu pecho y tus muslos: las texturas más rígidas te ayudarán a lucir un porte envidiable ¡y a lucir curvas!

Elige los escotes en V, abiertos y profundos, pues alargarán tu figura. Dale preferencia a las cintas anchas, ya que los tirantes delgados y los escotes redondos pueden ampliar tus hombros. Pero si te gustan los cuellos redondos, aventúrate con un modelo que deje al descubierto tus hombros, un escote halter o tipo capucha o un cuello tipo barco. Los pliegues y las caídas de la tela ayudarán a estilizar tu look.

Busca dar forma a tu espalda con capas o vuelos en tus hombros o atrévete a usar un vestido con algunas transparencias y aberturas en la parte posterior para crear un juego de luz. Si quieres cubrir tus brazos, busca vestidos de noche con manga. Cuanto más sueltas sean, mejor te sentarán: las mangas acampanadas, asimétricas o con vuelo son muy cómodas y afilan la figura.

¿Corto o largo?

Los vestidos de coctel son los mejores para bodas y eventos de día, así que, siempre que te sientas cómoda, ¡presume tus piernas! Los tacones favorecerán mucho tu imagen, especialmente si eres bajita. Si eres alta, opta por los vestidos de noche largos y rectos y busca telas vaporosas para una imagen más impactante. Las plataformas son tu mejor opción de calzado.

La caída y el corte de la falda, más que su tamaño, es lo que definirá tu figura, así que no temas combinar texturas para lograr efectos inesperados. Por ejemplo, los corsés reafirmarán tu torso y combinan bien con una falda suelta. Por otro lado, las faldas más entalladas encajan mejor con los torsos etéreos y armonizan la figura.

Los toques finales

Busca un vestuario que demuestre delicadeza, sin que pierda determinación. Evita los estampados excesivos y, en las bodas de día, usa poco brillo. Cuida que tu vestido favorezca las partes de tu cuerpo que más te gusten: mostrarlas es más importante que ocultar lo que no te gusta. No recargues tu torso con demasiados accesorios o contrastes.

Elige un peinado para boda que favorezca tus facciones: los estilos recogidos afilarán tu rostro y revitalizarán tu look, mientras que los sueltos y semirrecogidos te ayudarán a darle más intensidad a tu imagen. ¡Anímate a lucir un vestido de noche increíble!