Atelier Fotográfico 4/8

Tal vez en algún momento los vestidos largos de noche fueron sinónimo de “boda” y con algunos básicos en el clóset bastaba para dar el “sí” a las invitaciones que llegaran. En la actualidad, hay una gran variedad de escenarios para casarse a cualquier hora del día y, por si fuera poco, los vestidos de fiesta deben ser compatibles con el mundo de estilos que existen. Así que, llegado el momento de refrescar el armario de gala, te decimos qué aspectos debes considerar para que tengas trajes siempre listos para acompañar a los novios. Compleméntalos con accesorios y peinados sencillos para boda y ¡lista para la pasarela nupcial!

Vestidos según el horario

Una forma práctica de saber si el diseño que te enamoró va acorde con el horario de la boda es el color. La regla más conservadora es simple: tonos claros para el día, oscuros para la noche. ¿No te convence? En verdad, hoy hay más flexibilidad y las paletas cromáticas sorprenden cada temporada con destellos luminosos que se oponen a las estructuras convencionales. Pero atenta a los tejidos y cortes porque también lanzan pistas.

Bodas de día

St. Patrick

Más allá de rosa, lima, malva, naranja, mint, amarillo, turquesa o fucsia, los vestidos para fiesta de día emanan frescura a través de gasas, sedas fluidas, estampados florales y étnicos. En celebraciones diurnas son bien recibidos los vestidos de fiesta cortos, el sofisticado largo midi y las vanguardistas caídas asimétricas.

Bodas de noche

Ida Torez

Si la boda será nocturna y con un dress code 100% riguroso, el negro, los rojos vino, los vestidos de noche azul rey y toda la paleta de colores taciturnos deben ser llevados en estilismos largos. Como todo, si quieres un toque más vanguardista, la noche se renueva con violetas intensos, verdiazules solemnes, rosas eléctricos, burdeos embriagadores, degradados de color y acentos safari en blanco y negro. El tafetán, el crepé, el mikado y los destellos de pedrería son la sofisticación por excelencia para las celebraciones a altas horas.

Vestidos según el lugar

El tipo de locación merece atención. No solo para cumplir con la etiqueta, también por comodidad. Cada recinto tiene su magia: algunos son más idílicos que otros, pero los salones, jardines, haciendas y playas son los que con mayor frecuencia eligen las parejas mexicanas para casarse.

Bodas en interiores

Pronovias

Los salones de hoteles y espacios cerrados invitan a modelar vestidos de fiesta largos y tacones altos. En el caso de locaciones híbridas, provistas de salones con vista al jardín o la playa, se pueden modelar siluetas largas de texturas vaporosas y en tonalidades intensas de la gama de rojos, azules o verdes con vivos estampados.

Bodas al aire libre

Pronovias

En tanto, las nupcias en jardín, playa o escenarios naturales admiten diseños cortos, frescos y livianos o faldas largas con telas que fluyan con el contexto natural que los envuelve. En este caso, lo mejor será elegir zapatos de piso, cuñas o tacones anchos que no se claven en el pasto.

En las haciendas y fincas rústicas convergen paisajes naturales y arquitectura colonial. Son escenarios campestres y elegantes donde los vestidos de cuerpo barroco lucen muy bien. La amplitud de los cortes en A aporta una libertad de movimiento que se equilibra con los zapatos de tacón ancho, que facilitan el caminar por empedrados y pastizales.

Vestidos según el estilo de la boda

Las invitaciones siempre orientan sobre el estilo de la boda que planean los novios. Si las tarjetas son muy formales y la fiesta tendrá lugar en un recinto muy exclusivo, seguramente la ceremonia y la recepción tendrán una temática clásica y elegante. En cambio, las invitaciones de boda originales, ya sea por su formato, por las ilustraciones o las combinaciones de colores que usan, suelen citar a celebraciones más distendidas y en las que los protocolos son mucho más laxos.

Si las invitaciones de boda marcan un código de vestimenta, será mucho más fácil descifrar cómo vestirse para la ocasión. Si no, se vale preguntar a los novios. 

Estilo clásico

Valerio Luna

En los ambientes clásicos y urbanos prima la elegancia. Por lo regular, son de noche y en espacios cerrados. Así que, bienvenidos los trajes largos, lienzos satinados, glitter y pedrería. Los escenarios urbanos se inspiran en el glamur, el lujo y la vanguardia de la vida cosmopolita.

Para estos estilos, sobresalen los diseños minimalistas, siluetas perfectamente delineadas y detalles geométricos. Los vestidos de coctel también cumplen con la etiqueta socialité y son ideales para bodas de día o de tarde en este tipo de ambientes. El negro, gris, plata y dorado son los colores base, pero la paleta puede expandirse a las tendencias cromáticas que reinan cada temporada.

Estilo relajado

Marchesa

La estética bohemia es libertad, paz y amor. Las parejas han rescatado la filosofía de las culturas hippie y gypsy para casarse bajo esta premisa, que también incorpora detalles artísticos, étnicos y muy naturales. El look boho chic es relajado y alegre. Los maxivestidos, tejidos etéreos, encajes, crochet, estampados étnicos y joyería XXL son sellos distintivos. Destacan colores vivos como el rojo, morado, amarillo, fucsia, verde, así como los tonos tierra y el azul.

Estilo vintage

Cherubina

Si te invitaron a una boda en la que los novios no pudieron resistirse a la nostalgia vintage, empieza a mirar las fotos antiguas de mamá o de la abuela. Cómo olvidar aquel vestido plisado de mangas abullonadas y cuello cerrado con un listón atado en moño. Las faldas midi, faldas lápiz, plumas, volantes, bordados, terciopelo y tonos nude son otros elementos que te ayudarán a distinguir las prendas vintage. Pero ojo con los matices rosados, beige y champaña, porque las novias contemporáneas están volteando a estas tonalidades y, entre los vestidos de novia 2019, el blanco tiene muchos acompañantes.

El blanco y las invitadas

Ivonne

¿Excepciones para llevar blanco? Si es en pequeños acentos, como parte de algún estampado o en piezas pequeñas del estilismo, el blanco y sus colores “primos” están aceptados. A no ser que se trate de una boda all white, en la que, a petición de los novios, todos los invitados deben ir de blanco. Generalmente, la etiqueta es más flexible en estas celebraciones, ya que suelen acogerse en la playa o en el campo, por lo que las telas livianas con un aspecto romántico llevan la delantera. Claro, hay que checar muy bien el resto de factores de la fiesta para que el outfit no desentone.

Vestidos según el clima

Pronovias

En atmósferas cálidas, los vestidos de seda natural te mantendrán fresca y evitarán que tu piel se irrite. Opta también por texturas ligeras o vaporosas como el chifón o la gasa. Reemplaza los diseños ceñidos por calados eyelet (con formas circulares), tejidos crochet, cuts out o conjuntos de dos piezas con falda y crop top.

Los vestidos de noche con manga estilizan la figura, protegen contra los rayos ultravioleta y, al igual que los trajes con cuello o los pantalones, son abrigadores en climas fríos. Entre todos los tipos de manga, la francesa, raglán, sisa, mariposa y tulipán combinan con la elegancia de los ambientes clásicos y urbanos. El estilo hombros caídos, julieta, farol, globo y poeta vienen de épocas pasadas a una boda vintage. Y los brazos se visten con campanas y artesanales kimonos para bailar al ritmo de música bohemia.

Escuchas “boda” y piensas en el vestido, los zapatos, accesorios y ¿con qué te cubrirás durante la ceremonia religiosa o al salir del festejo? A veces, es lo último que pasa por la mente y después viene el sufrimiento. Un abrigo sencillo, sin aplicaciones o hebillas, es un básico que combina con todo. Una pashmina es muy versátil cuando la temperatura refresca o en un clima otoñal y las capas son un hit en las tendencias de las últimas temporadas

Invitadas VIP

St. Patrick

Las mamás, hermanas y amigas de los novios que guarden una relación muy cercana con la pareja, todavía tendrán que cuidar con más precisión cada detalle. Si es tu caso, puedes probar alguna de las inesperadas tonalidades que vienen con las nuevas paletas cromáticas o un diseño innovador compatible con el halo de la boda. Eso sí, siempre fiel a tu estilo y comodidad. ¿Qué te parecen los colores tendencia en vestidos de fiesta otoño-invierno?

Aunque los vestidos rojos de noche son muy populares y tal vez haya más invitadas con este tono, si son tus favoritos porque te favorecen, van con tu personalidad y fluyen con tu belleza natural, ¡adelante! Pero siempre con la precaución de no eclipsar a la novia, ya que es un color muy llamativo que necesita equilibrarse con una silueta y detalles discretos.

Accesorios y joyería

Los zapatos metalizados, lentejuelas y aplicaciones de pedrería brillan de noche, también en el tipo de bolsa que mejor le vaya al evento al que fuiste convocada. Las maxijoyas, piezas de bisutería, tocados florales y pamelas son ideales para una boda día. Antes de salir, de golpe y sin pensarlo, mírate en el espejo. Si algo sobra, mejor déjalo en casa. Recuerda que la regla más aceptada es que no lleves más de tres piezas de joyería en todo el outfit.

Menos siempre es más y la regla también aplica al maquillaje y a los peinados para boda. El abanico es sencillo: moños, trenzas, coletas o semirrecogidos. Y ya que tienes muchas opciones para equipar tu armario de fiesta, ¿cuáles van mejor con las invitaciones de boda que tienes en puerta? Si te gustaron los modelos que viste en el artículo, no te pierdas el catálogo completo de vestidos de fiesta 2019 de Bodas.com.mx; te enamorarás más de una vez.