Nómada
Nómada

La joyería es un arte muy antiguo. Así como el diseño de vestidos de novia, la confección de velos y la elaboración de ramos de novia tienen historias largas y llenas de detalles, el uso y el diseño de collares no ha parado de evolucionar desde tiempos milenarios. Por fortuna, hay tantos tipos de collares como tipos de flores para boda y cada uno tiene características muy particulares. Conócelos todos y encuentra el estilo perfecto para ti.

1. Choker

Daniel Espinosa
Daniel Espinosa

YolanCris
YolanCris

El choker tiene entre 35 y 40 centímetros de largo. Esta pieza se cierra sobre el cuello y puede ser ceñido o reposar ligeramente sobre las clavículas. El choker puede ser una cinta sencilla, tener adornos o un colgante central. Además, suele ser de materiales ligeros y suaves, desde terciopelo hasta perlas.

Aunque tiene varios siglos de historia, el choker es un accesorio atrevido, perfecto para los vestidos de novia modernos con más volúmenes y asimetrías, porque su horizontalidad contrarrestará bien y le dará porte a la novia. Si además tienes un cuello largo y estilizado y un rostro ovalado, te sentará de maravilla. Si su diseño es sencillo, puedes combinarlo con unos aretes medianos o grandes.

2. Gargantilla

Carolina Herrera
Carolina Herrera

A&A Fotografía
A&A Fotografía

Las gargantillas miden entre 40 y 45 centímetros y caen sobre las clavículas. Son un poco más largas que los chokers, pero siguen siendo collares cortos. Suelen estar más ornamentadas que los chokers y, sin duda, son bastante más clásicas, con diseños ricos que pueden incluir colgantes y están completamente hechos de metales y gemas. Como son una joya discreta, versátil y elegante, son uno de los collares favoritos de las novias.

Al estar en la base del cuello, lo alargan y consiguen que los hombros parezcan un poco más estrechos. Asimismo, llevan la atención al busto. Para lucirlas mejor, es ideal escoger un peinado recogido y complementarlas con aretes pequeños o medianos para no saturar el look. En lo que respecta al vestido, se verán muy bien con cuellos barco, hombros caídos, en V y cualquier otro que deje moderadamente expuesto el escote.

3. Princesa

Tous
Tous

Luz y Tiempo Photography
Luz y Tiempo Photography

El collar tipo princesa mide más o menos entre 43 y 48 centímetros y termina por debajo de la clavícula y encima del busto. Puede tener diseños ligeros o pesados, aunque, generalmente, tiene una pieza central acompañada por adornos laterales más pequeños. Mantiene el estilo formal y exquisito de la gargantilla, pero con dimensiones algo más largas.

Por su diseño, combina muy bien con los escotes en V, corazón y strapless, entre otros de los que abundan en las siluetas clásicas de los vestidos de novia corte princesa. Los collares princesa estrechan visualmente los hombros y realzan el porte, por lo que también ayudarán a "alargar" la silueta de la novia.

4. Babero

Daniela Bustos Maya
Daniela Bustos Maya

El collar tipo babero tiene más o menos la misma longitud que el de estilo princesa. Sin embargo, sus adornos son voluminosos y tupidos y, en conjunto, cubren la parte central del pecho. Se coloca debajo de la clavícula para evitar que acorte demasiado el cuello. Quedará perfectamente con un escote strapless o corazón, pero también sobre uno cerrado con cuello alto o halter, siempre que su diseño sea sencillo.

Los collares babero suelen asociarse con looks étnicos o de época en los que abundan los metales, las piedras de colores y tejidos como flecos y plumas. Así que, si llevarás un vestido de novia de encaje del estilo más boho o del más barroco, toma nota. ¿Cómo no apreciar el jade en las artesanías de inspiración maya, la chaquira del arte huichol o la fastuosidad de la civilización egipcia y el mismísimo Versalles?

5. Matiné

Daniela Bustos Maya
Daniela Bustos Maya

Mide de 50 a 55 centímetros y se coloca sobre el busto o justo en el centro del pecho. El collar matiné está más decorado que el collar tipo princesa, pero menos que un collar de estilo babero. Suele tener adornos sencillos, principalmente, en el tramo que va de una clavícula a otra, como una hilera de cuentas pendiendo de la cadena hacia el pecho.

Es un tipo de joya que, como reposa por encima del busto, alarga visualmente el cuello y afina la parte superior de la silueta. De igual manera que el collar tipo babero, se puede combinar con cuellos altos y es perfecto para acompañar tanto peinados de noche recogidos como melenas cortas de estilo bob e incluso long bob.

6. Colgante

Luxenter
Luxenter

Ducrós
Ducrós

Un colgante es una cadena con un dije o adorno que pende hacia el pecho. Pueden ser grandes o pequeños y tener todo tipo de diseños. Además de ser muy versátiles, pueden tener diseños de lo más variado y significados muy especiales para la novia o invitada que los use.

¿Te imaginas combinar tu colgante con tu anillo de compromiso de oro blanco? ¿O esta joya será tu "algo prestado" de la familia? Para sacarle el máximo partido y darle buena visibilidad, el colgante debe quedar entre las clavículas y la mitad del busto.

7. Lariat

Sophie Simone
Sophie Simone

Pese a que puede verse en diferentes longitudes, el lariat se considera un tipo de collar mediano. Consiste en una cadena que rodea el cuello y, como si fuera una corbata, desemboca en un nudo, a partir del cual continúa uno o ambos extremos. La cadena puede tener adornos en el nudo, llevar un colgante al final de su caída o, por el contrario, ser de un diseño más minimalista.

Un collar lariat inequívocamente llevará la atención al pecho. Por ello, puede combinarse con peinados medio recogidos y escotes abiertos, pero cuyo diseño no sea demasiado llamativo, por ejemplo, redondos, cuadrados o con forma de corazón. Para lucirlo mejor y no recargar la imagen, es conveniente elegir aretes de botón o medianos.

8. Ópera

Chanel
Chanel

Carolina Herrera
Carolina Herrera

Si buscas un efecto dramático, vintage y supersofisticado, el collar ópera es para ti. Puede medir desde 60 hasta 90 centímetros y se puede usar simple o con doble (y triple) vuelta. Además, se puede combinar con otros collares de diferentes tamaños. En su forma sencilla, llega debajo del busto y su forma más popular es una hilera doble o triple de cuentas, especialmente de perlas. ¿Lista para desafiar la superstición de las perlas?

Lo más equilibrado es llevarlo con vestidos sobrios, con pocas aplicaciones y escotes clásicos, como el cuello redondo y cerrado o el escote barco. ¡Imagínatelo con un vestido de novia con manga que tenga hombreras! Si quieres acentuar la imagen retro, prueba a combinarlo con un tocado lateral o un velo de rejilla y un labial en color vino. 

8. Cadena o cuerda

Luxenter
Luxenter

Wedding Memories
Wedding Memories

Las cadenas pueden tener diferentes largos y gruesos e incluso diferentes tipos de eslabones. La cadena tipo gargantilla mide 40 centímetros, las tipo princesa mide entre 45 y 50 y las de largo ópera miden entre 60 y 80 centímetros ¡o más! En cualquiera de sus modalidades es habitual verlas con un dije o varios.

Las cadenas cortas o las largas, pero muy finas, armonizan con los escotes pronunciados, mientras que los escotes más altos es mejor reservarlos para sobreponer cadenas largas. Quienes busquen una cadena más creativa, pueden centrar su búsqueda en collares entre cuyos eslabones se incorporen gemas preciosas, perlas o cuentas de oro.

10. Maxicollar

Daniel Espinosa
Daniel Espinosa

Paula Mendoza Jewelry
Paula Mendoza Jewelry

Los maxicollares son largos o voluminosos porque tienen cuentas o adornos muy grandes y pueden cubrir todo el escote o casi llegar a la cintura. Son piezas espectaculares, por lo que los aretes y tocados deben ser discretos. Para no poner a competir a todas las prendas, lucen mejor en vestidos de novia sencillos y con escotes descubiertos. Llevarán la atención al busto, por lo que pueden conseguir que los brazos parezcan más esbeltos.

11. Backlace

Grace Loves Lace
Grace Loves Lace

I Love Dress
I Love Dress

Los backlaces son accesorios formados por delicadas cadenas o collares de cuentas casi infinitos que se alargan hacia la espalda. Pueden ser collares sencillos o todo lo contrario, con intrincados diseños de pedrería, con diferentes materiales, colores y formas, siguiendo la misma creatividad de las espaldas joya.

Son un toque sofisticado para vestidos con espaldas descubiertas, veladas o con escotes muy profundos. Por ese mismo motivo, evita llevar el cabello suelto, pues podría opacar lo detallado de esta pieza.

12. Shoulder necklace

Theia
Theia

Como su nombre indica (traducido del inglés, "collar de hombros"), esta pieza adorna los hombros de la novia y, lógicamente, también parte de la espalda y del pecho. Los shoulder necklaces son fantásticos para lucir escotes descubiertos y strapless con un indiscutible toque de sensualidad y lujo. Tupidos o únicamente diseñados con delicadas cadenas, estos modelos le darán mucho movimiento y luz a la parte superior del look. Debido a que enmarcan bien los hombros, adelgazan ópticamente los brazos y tornean el busto.

Es probable que también los veas identificados como epaulettes ("charreteras", en español), que es el nombre que se le da a los adornos, muchas veces con flecos, que llevar algunos trajes militares de gala y a los que pueden parecerse.

Después de conocer todos estos tipos de collares, ¿decidiste si llevarás alguno? Tu collar hará que el peinado de novia, el maquillaje y hasta tus hombros luzcan con mucha fuerza. Pero asegúrate de elegir también un modelo que saque el máximo potencial del escote de tu vestido de novia para boda civil para destacar tus rasgos. ¿Estás de acuerdo con que un collar puede ser la pieza que marque por completo cuál será tu estilo de novia? Cuéntanos cuáles te gustaron más ¡y empieza la búsqueda en joyerías y tiendas de complementos para novias!