I Want Fotos

¿Qué elegir: el vestido de novia que usó la abuela o un vestido de novia 2018? ¿Lanzarán la liga y el ramo de novia o los entregarán personalmente a aquellos que ya saben que se quieren casar? Y una vez terminado el banquete, ¿se plantean la posibilidad de que el clásico pastel de boda se reinvente en forma de cupcakes o un postre exótico? Estos son algunos de los dilemas que hablan del cambio generacional de quienes se casan hoy y que tendrán que explicar a sus padres y abuelos. Porque seguro que las nuevas tendencias inquietan a más de uno. 

1. Solo una ceremonia

Luís Houdin Fotógrafo

Muchas parejas convocan a todos sus seres queridos a una única ceremonia de boda, ya sea religiosa, civil o una cuya validez solamente sea simbólica. Esta decisión puede ser refrendada por parejas que incluso formalizarán su boda por dos rituales, pero que deciden reservarse la celebración de una de las ceremonias para un núcleo más privado.

Recuerden que la boda solo tiene validez legal por el civil y que cualquier tipo de ceremonia puede formalizarse días antes, días después o el mismo día de la fiesta.

En la decisión de simultanear en el día o no los rituales intervienen diferentes factores y creencias. También disponibilidad de espacios o criterios prácticos como hacer que el día de la boda fluya con mayor rapidez y que no se pierda tiempo en los traslados de uno a otro recinto. En ocasiones, esta decisión puede desconcertar a papás, tíos y abuelos, que están habituados a asistir a ceremonias religiosas y civiles en el mismo día.

Si esto se llega a presentar, ¡tranquilos! De la manera más sutil platiquen con sus padres y explíquenles sus razones para que comprendan su decisión. La plática será beneficiosa, evitarán malos entendidos y al dar a conocer sus motivos, todos se sentirán más cómodos. 

2. Sí a los rituales alternativos

Ixchel Weddings

Existen varios rituales simbólicos que en muchas bodas se adoptan con la finalidad de reforzar el significado del matrimonio. Así como el intercambio de alianzas y ser unidos por un lazo son rituales típicos de las bodas católicas, existen símbolos y ceremonias propias de otros cultos y religiones que pueden dar una dimensión extra a su boda por el civil.

Por ejemplo, la lectura de los votos matrimoniales es un momento propio de las bodas protestantes. Sin embargo, cada vez más muchos matrimonios de diferentes credos deciden intercambiar hermosos pensamientos de amor frente a sus seres queridos. Las ofrendas caracterizan a las uniones por el culto maya y también cada vez más parejas incorporan en sus nupcias ceremonias alternativas como la de la arena y la luz, ambas de orígenes difusos.

Una vez decidido el método por el cual se casarán, platiquen con aquellos familiares cercanos más renuentes y explíquenles en qué consiste el ritual. ¡Seguro les encantará!

3. Invitaciones digitales

Matt Diosdado Fotografía

Así como la moda se adapta a los nuevos tiempos, también la tecnología se transforma y cambia nuestro día a día. Que no los tome de sorpresa la reacción de sus papás cuando envíen por correo electrónico o mensajería instantánea las invitaciones para boda originales o cuando muestren a todos el anuncio en forma de fotografía, video o gif animado. En un primer momento tal vez lo interpretarán como algo informal, pero después se lo enseñarán orgullosos a todo el mundo.

Lo cierto es que el formato impreso es más universal y llega a todas las generaciones, también a aquellos menos familiarizados con internet. Para no ser tan rupturistas con la costumbre de las tarjetas impresas, tengan la consideración de hacer llegar sus invitaciones para boda civil en soporte físico a esos familiares menos habituados a la tecnología.

4. Estilismos vanguardistas 

NRG Photo & Video

Aunque en los vestidos de novia modernos se retoman algunas de las tendencias de décadas atrás, la moda nupcial siempre está en movimiento. El blanco sigue siendo el color favorito de las novias mexicanas, pero los vestidos de novia corte princesa en ocasiones se tiñen por completo o incluyen pequeños detalles en nude, rosa, azul, negro e incluso rojo.

Más allá del color, también puede que los ojos de las mamás y abuelas más conservadoras estén desentrenados para concebir que existan vestidos de novia de encaje con transparencias imposibles. O que no aprueben que tu camino al altar sea dentro de un vestido corto, por muy discreto y elegante que sea. También será tema de discordia el calzado, pues varias parejas descartan los zapatos clásicos tipo Oxford para él y las zapatillas de tacón para ella en favor de unos cómodos tenis o unas sandalias descalzas para caminar a gusto por la playa.

Así que preparen el argumentario si son de esos novios vanguardistas con papás tradicionales. Siempre y cuando sean respetuosos con el protocolo y el decoro, no habrá nada que no pueda explicarse y comprenderse.

5. First look, cuando los novios se ven antes de la ceremonia

Luz Escrita

¿Qué tiene de malo darse una escapadita para verse ya ataviados un poco antes de la boda? Para sus padres estarán rompiendo las reglas, pero el first look de los novios captura esas genuinas emociones que querrán inmortalizar para toda la vida. Esa mirada cómplice, ese descubrimiento en privado de cómo se verá la prometida en su vestido de novia, esos pensamientos de amor cortos que se comparten a solas...

Sus papás tendrán que entender que entre la emoción y los nervios lo que más querrán hacer al salir el sol será pasar un momento a solas con su pareja. Ya sea para platicar, para llenarse de besos y abrazos o para que los outfits sean desvelados, convoquen a su fotógrafo para que quede registro de este encuentro.

6. Adiós al clásico vals

Gera Juarez

Ciertas parejas descartan por completo practicar sus pasos de vals para el primer baile de casados. Cada vez son más quienes prefieren ambientar la pista con una coreografía que rompa con lo convencional. Hay quienes incluso optan por cantarse o bailarse el uno al otro de forma sorpresiva o integran a sus amigos o familiares en un flashmob colectivo.

El primero baile como marido y mujer es uno de los momentos más esperados de la boda y puede que a sus padres les extrañe verlos bailar al ritmo de bachata, banda, rock o actuando. Pero haciendo aquello en lo que se reconozcan a ustedes mismos y no se sientan incómodos, conseguirán fabricar divertidos y encantadores momentos. Para darles el gusto, ¿por qué no convenir con sus papás y mamás cuáles serán las canciones que bailarán con ellos? ¡También es un momento superemotivo ver bailar a los novios con sus progenitores!

7. Una recepción, varias áreas

Peony

Si sus papás detestan el cigarro o ver bebidas alcohólicas por doquier, seguro simpatizarán con la idea de concentrar su consumo en áreas reservadas como el cigar corner y la barra de bebidas. En cambio, si son de aquellos que profesan aquello de "después de un taco, un buen tabaco" y les gusta hacerlo sin levantarse de la mesa, tendrán que ir cambiando sus hábitos.

Habrá quienes piensen que implantar un espacio para fumar o beber en una boda al aire libre será invitar a los excesos y esto puede estropear la boda. Pero lo cierto es que marcar y delimitar estas áreas no solo será más práctico para todos los invitados: a ustedes les servirá para tenerlo todo un poco más controlado. Platiquen con el personal que atenderá estas áreas para que les ayuden a evitar excesos y se mantenga un orden. Además, será una cuestión de respeto para el resto de comensales.

La mesa de dulces para boda y la zona de entretenimiento infantil serán otras dos áreas especiales que les ayudarán a explicar a sus papás las virtudes de este formato.

8. Trash the dress... porque no volverás a usarlo 

Matatena Fotografía

Lo último que tu mamá, suegra, tías y abuelas esperarán que hagas con tu vestido de novia corte sirena es ensuciarlo y mojarlo ¡de manera voluntaria! Después de todas las formalidades de la boda, muchas parejas planean con su fotógrafo de boda una sesión conocida como trash the dress.

Para capturar las mejores imágenes, querrán encontrar la mejor locación y temática, con espacios diferentes a los de la boda, mucha espontaneidad y algo que, de una manera muy casual, reste pulcritud a sus estilismos. Quizá deseen que la locación sea una granja, una playa, un río, una zona arqueológica, un deshuesadero, un edificio abandonado... Si no se atreven a manchar sus looks de boda, pueden alterar o simplificar sus atuendos. Ellas podrían sustituir el peinado recogido elegante por alguna trenza más fácil de elaborar y ellos pueden prescindir de la corbata y el saco.

El lugar insólito y el cambio de registro tal vez provoquen un cortocircuito en lo que sus padres conciben como una sesión clásica de fotos. Pero este tipo de fotos no son excluyentes con tener una sesión formal el día de la boda. ¡Todo es perfectamente compatible!

¿Incorporarán algunas de estas tendencias contemporáneas en su boda? Si la propuesta de matrimonio fue algo improvisada y antes de que llegara el anillo de compromiso, el novio tomó el aro de una taparrosca, probablemente estos efectos novedosos no tendrán del todo desprevenidos a sus papás. Es más, puede que se lleven ustedes la sorpresa y sean ellos quienes los inviten a salirse de lo clásico y a derrochar toda su imaginación al momento de encargar sus muñecos para pastel de boda. ¿Será?