Un año antes de la boda

Tu pareja y tú deben ir pensando la fecha en la que quieran celebrar la boda, mientras no determinen una, pueden proponer un mes o una temporada en la que deseen contraer matrimonio, es aconsejable hacerlo con un año de anticipación. Hay que tomar en cuenta la disponibilidad de fechas que tiene la iglesia y la recepción que hayan elegido.

Anuncien su compromiso, algunas parejas no se sienten cómodas con la idea de que otras personas sepan acerca de su compromiso antes que sus familiares más cercanos, así que de ser posible antes de hacer público su compromiso, hagan una cena o una reunión donde puedan dar a conocer su compromiso con ellos. Después de esto ya podrán ponerse creativos para idear una manera original y divertida de dar la gran noticia a sus conocidos, ya sea por medio de fotografía, video o un texto.

Sensación y recuerdo: llegó el momento de que tu novio y tú se sienten y platiquen acerca de las ideas que ambos tienen para la boda, como el estilo, elegancia, sencillez, etc. Comenten los dos (recuerda que es el día de los dos) y hagan que sus ideas se fusionen, para que estén contentos con el resultado ese día. Y en base a esto definan como será la boda, su temática, la decoración...

Actualmente es raro que los padres de la novia paguen todo, por eso es importante que realicen un presupuesto inicial tomando en cuenta el apoyo que tal vez los padres de ambos les den y posiblemente el de los padrinos.

Compren una libreta y separen por secciones, así van a poder llevar una buena planificación, o utilicen la aplicación de bodas.com.mx, una herramienta muy práctica que pueden llevar a todos lados en su celular.


Tú y tu novio elijan el lugar de la ceremonia: la iglesia, el juzgado, la casa. Hablen con el encargado del lugar, pide información, presupuesto y disponibilidad de fechas.

El lugar de la fiesta: comiencen a ver y a buscar salones, haciendas, jardines, etc. Anoten los lugares que más les han gustado y que vayan acorde con su idea principal. Pidan cita, consulten presupuestos, servicios y fechas.

Asistan a las ferias de boda que se realicen en su ciudad. Son de gran ayuda para recibir orientación profesional sobre todo lo necesario para bodas. La información de revistas especializadas también les será de gran utilidad. Además, que en estos lugares siempre pueden encontrar descuentos y paquetes para su boda.

Comiencen a hacer la lista de los invitados y hagan un coste aproximado por persona. Determinen el número de invitados que quieran tener en su boda, ya que esto puede cambiar el lugar donde lo realicen y el costo de la fiesta. Pueden hacer la lista juntos, tal vez al principio sea muy grande, pero no se preocupen, poco a poco irán recortándola, pero de principio la lista va a ser el arranque de la organización del gran evento.

Definan el tipo de decoración de ambos lugares, el color de flores, globos, manteles, el tipo de vajilla que quieren ocupar, etc. 

De 10 a 6 meses antes de la boda

Elijan y firmen el contrato con el lugar de la celebración. Revisen que en él estén estipulados los servicios y costos.

Revisen la lista inicial de invitados y descarta o aumenta invitados para hacer cálculos más ajustados. Adjunten sus direcciones y datos para facilitar el envío de las invitaciones.

Comiencen a buscar servicios de banquetes, pidan presupuestos y vayan a la degustación para establecer el menú.

Busquen los anillos, vean revistas y vean a joyerías para elegirlos.

Es hora de buscar el vestido de novia, ver revistas, ir a boutiques e ir tomando una decisión. Puedes pedirle a tu mamá o a tus damas que te acompañen para encontrar el vestido perfecto, y recuerda que si crees que has encontrado el vestido ideal probablemente así sea, no lo dudes… ¡Es tu vestido!

Elijan a los padrinos, damas de honor y testigos. Comuníquenles su participación para que puedan prepararse con anticipación. Explícales a las damas que es lo que esperas de ellas, el rol que van a jugar en la boda y si es necesario que vayan vestidas de cierta manera.

Vayan pensando en posibles destinos de luna de miel, en el presupuesto que le quieran destinar y lo que van a necesitar en cuanto a documentos y equipaje. 

El ramo de novia y la decoración. Es momento de elegir cómo quieres el ramo y pedir presupuestos para la decoración floral. Una vez que tienen el lugar de la recepción separado, pueden decidir el tipo de decoración que quieran poner, el tamaño, el color, etc.

Fotografía, video y música: son elementos que no pueden faltar en una boda. Piensen el tipo de música y de álbum fotográfico que quieren y busquen lo que más se ajuste a sus gustos y presupuesto. Los mejores fotógrafos usualmente se separan con meses de anticipación, pueden basarse en las recomendaciones de sus amigos para elegir alguno y también pueden pedir ver su trabajo en otras bodas, esto para estar totalmente convencidos que el resultado final va a ser de su agrado.

En cuando a la música: pueden elegir entre un DJ o una banda en vivo, hagan audiciones, antes de decidirse platiquen con ellos para saber si están de acuerdo en apegarse a la lista de canciones que ustedes les pidan.

4 meses antes de la boda

Ya están muy cerca del gran día, en este punto deben revisar casi los últimos detalles como son;

La documentación necesaria para la boda civil o religiosa debe de estar lista. En caso de que vayan a celebrar una boda destino como la playa, este punto es muy importante, en un folder pueden preparar todos los papeles importantes y dejarlos cerca de la maleta que sepan que vayan a cargar con ustedes, para que no lo olviden.

Elige el vestido de novia y en caso de que ya lo tengas, los accesorios que lo acompañarán. 

Contraten la florería que decorará la ceremonia y el lugar de la recepción. 

El novio debe determinar el tipo y color de traje de novio que llevará, también tiene que decidir si va a llevar algún adorno extra, como el butonniere, en caso que así lo decida, es momento de hacérselo saber al florista para que les ayude a decidir la mejor opción.

Decidan si quieren una mesa de regalos. Visiten tiendas y piensen en los artículos que les gustaría tener. Otra opción muy popular, son las bodas de sobre, donde los novios en lugar de recibir un artículo, reciben una cantidad monetaria de los invitados como regalo.

Contraten la música. En este punto ya deben de haber elegido quien van a querer que armonice su boda, es importante pues en caso de ser banda en vivo pueden anticiparles la lista de canciones que quieran escuchar en cada momento para que la ensayen.

Contraten el fotógrafo. Programen las sesiones de fotos necesarias (save the date, E-session para arreglar los eventos de las despedidas, la sesión de fotos del día de la boda, etc.) y elijan las locaciones de las mismas.

3 meses antes de la boda

Realiza las pruebas del vestido, peinado y maquillaje. Si no te gusta algo todavía estás a tiempo de cambiarlo.

Elijan las invitaciones de boda, vean cuántas necesitas y mándenlas a hacer.

Elijan las alianzas y encárgalas.

Elige y compra los zapatos de novia.

Reserven el viaje de luna de miel, preparen toda la documentación necesaria. 

Un mes antes

Este es el momento de hacer todos los cambios que crean necesarios, si no les gusta como se ve algo, como de tu maquillaje, del traje del novio, lo pueden cambiar, ¡Todavía están a tiempo!

Ha llegado el momento de hacer las últimas pruebas de vestido junto con zapatos, complementos y pruebas de peinado y maquillaje, así podrás apreciar como se ve en conjunto y hacer algún arreglo en caso necesario.

Hacer la última prueba del traje de novio, junto con zapatos y complementos.

Envíen las invitaciones, adjuntando un croquis (en caso de ser necesario) para facilitar la llegada de los invitados.

Verifiquen la reservación de la luna de miel.

Realicen la degustación del menú. 

15 a 7 días antes de la boda

Recoge las alianzas.

Informen al restaurante o salón el número final de invitados y la distribución de las mesas

En caso de que en la última prueba de maquillaje y peinado hayas hecho algún cambio vuelve a programar otra prueba, para que veas el resultado final.

Tengan listos los boletos de avión, pasaportes y en caso necesario visa para la luna de miel.

Encargar el ramo de novia, el ramillete de las damas, el butonniere del novio y de los padres y padrinos.

5 a 3 días antes de la boda

Es momento de relajarse, disfrutar de su familia y de sus amigos más cercanos, de hacer las últimas despedidas de solteros.

La organización de su boda es una etapa que también deben de disfrutar, y estamos seguras que con estos tips así será, esperamos que su boda salga según lo planeado y perfecta para ustedes, ahora sí… ¡Llegó el momento de divertirse!

Utiliza la Agenda de Tareas de bodas.com.mx y ten todas tus tareas bajo control