Rafa Pacheco Photography
Rafa Pacheco Photography

Siempre es bueno marcar la diferencia, por lo que si ya celebraron la entrega de anillo de compromiso y se consideran una pareja de gustos sobrios y elegantes, el estilo minimalista puede ser su gran aliado. Para conjugar bien todos los elementos, dejen que el minimalismo sea una prioridad en el diseño de las invitaciones de boda y que incluso la elección del vestido de novia guarde coherencia con este concepto.

Qué es el minimalismo

Factor Visual by Fernando Castro
Factor Visual by Fernando Castro

El minimalismo es la virtud de enfocarse en lo esencial y reducir todo el "ruido". Aunque cada vez más personas adoptan el minimalismo como estilo de vida, este también se concibe como una corriente artística que busca reducir al mínimo los medios de expresión. Así que no necesitan llevar una vida ascética para incorporar los principios del minimalismo en su boda.

Sin duda, es un reto, pues no es nada sencillo de conseguir sin caer en lo insípido. En este concepto, es importante que todo sea ordenado sin ser aburrido, que sea pulcro sin caer en lo estático, así como funcional y bien iluminado. En pocas palabras: debe ser perfecto. Como querrán que su boda sea un éxito, les recomendamos considerar los siguientes elementos básicos para tener una boda minimalista.

Color: la vuelta a lo básico

El blanco y el negro son los colores minimalistas por antonomasia. Con un buen equilibrio, este binomio ofrece combinaciones muy elegantes para celebrar sus nupcias. Así que no duden en usar el blanco o tonos cercanos en la paleta de colores como base para los estilismos, la recepción, la papelería nupcial e incluso la decoración del pastel de boda. Algunos detalles en negro podrían servir para incluir algunos contrastes, pero deberán ser muy ligeros: por ejemplo, líneas muy finas o puntos.

La simplicidad del estilo minimalista también simpatiza con colores neutros de la gama de grises, beiges y tonos arena. Asimismo, no está peleado con el uso moderado de tonos más atrevidos, siempre que sean estratégicamente utilizados. Por ejemplo, si les gusta un color, inclúyanlo de manera discreta, pero recurrente en todo el evento, desde las invitaciones de boda originales y el vestuario hasta la mantelería y la confitería. Esto generará un estado de armonía muy agradable y será su sello personal.

Locación y decoración impecables

Melina Pérez Confección de Eventos
Melina Pérez Confección de Eventos

La locación de boda que elijan tendrá que ser adaptada de manera que todos los elementos se encuentren en armonía. Busquen espacios diáfanos, bien iluminados; de preferencia, con mucha luz natural. Para el mobiliario, prioricen la funcionalidad: que cada pieza cumpla un propósito, lo cual no implica eliminar cualquier detalle de la ambientación. ¡La decoración también puede y debe ser práctica! 

Entre los diferentes estilos de decoración para bodas, las temáticas industrial y rústica son de las que mejor interpretan el minimalismo. ¿Y por qué no le preguntan a su proveedor de mobiliario por el estilo Bauhaus?

El minimalismo es incompatible con una ornamentación muy recargada, pero no con el buen gusto. Muchos creen que, por tratarse de un estilo minimalista, es mejor no poner arreglos de ningún tipo. Al contrario, el minimalismo no trata de eliminar elementos, sino de que estos sean lo más funcionales y delicados posible.

En el caso de la decoración floral, los arreglos tendrán que ser pequeños y deberán presentarse en soportes discretos y que se integren de manera orgánica con el ambiente. Unas macetas pueden ser unos centros de mesa para boda sencillos y pueden aprovecharse como recuerdos para los invitados. Dos de las flores para boda que mejor consiguen el efecto buscado son la nube y la rosa blanca.

La simetría también es seductora en cualquier aspecto del montaje del banquete. Tómenlo en cuenta cuando elijan la vajilla o revisen con el personal del salón la disposición y el diseño de las mesas, y las sillas.

Vestuario minimal, efecto maximal

En un estilismo nupcial minimalista debe prevalecer la sobriedad de los vestidos de novia sencillos y de los trajes más clásicos. Para ellos, el look de novio en negro y blanco puede ser una apuesta ganadora. En tanto, ellas podrían optar por atuendos sin mucho volumen ni vuelo ni pedrería o conjuntos de pantalón de inspiración muy urbana.

Entre los cortes, las siluetas rectas, imperio o en A son las más prácticas; los escotes barco, en V y en U también son elegantes y favorecedores. En lo que pueden encontrar mucha libertad es en las telas. Al respecto, se pueden proponer desde vestidos de seda de inspiración lencera hasta interesantes superposiciones casi arquitectónicas.

Si querrán inyectar personalidad a sus atuendos, las líneas rectas y la geometría siempre ofrece diseños sencillos y casan perfectamente con el concepto minimalista. También será un gran acierto que el vestuario integre acentos del color temático que hayan seleccionado para su boda. Por ejemplo, el moño del novio puede tener lunares a juego con las flores del ramo de novia natural o el color de las zapatillas de ella. Esto creará una ilusión de compenetración natural.

Un pastel con mucho sabor

Jair & Tanya
Boda de Jair & Tanya

El pastel que se aconseja para una boda minimalista es de formas pulcras, sin demasiados adornos de betún o chantilly, por lo que será mejor un pastel de fondant para boda de uno o dos colores. ¿Y para coronar el postre nupcial? Un cake topper de madera o aluminio con sus iniciales encajará en las bodas modernas. Para quienes quieran algo más clásico, los muñecos para pastel de boda pueden ser unas simples siluetas monocromáticas. Y si no podrán renunciar al encanto de las flores, dosifíquenlas en su justa medida. 

Al escoger sabores, la vainilla y el relleno de fresa o de frutas ácidas son una buena opción, pues son de lo más neutral y gustan a la mayoría. Por supuesto, hay que cuidar que no sea demasiado dulce para que deje una grata sensación de ligereza.

Sonidos minimalistas

El concepto minimalista se puede llevar a cualquier faceta de la fiesta y la música es un factor de gran importancia en todos los festejos nupciales. ¿Conocen algo de música minimalista? Entre los grandes exponentes de este tipo de música experimental están Philip Glass, Terry Riley y Yann Tiersen (sí, el compositor de la banda sonora de Amélie). Puede que no pongan el ambiente más festivo en la pista de baile, pero tal vez algunos de sus temas les gusten para escuchar de fondo durante el banquete.

Para la ceremonia o el momento del coctel, la música acústica será ideal. Un trío o un cuarteto de instrumentos de viento o de cuerdas pondrán toda la emoción y sensibilidad necesarias al darse el "sí, acepto". Imagínense también el ambiente que podrá crear una sesión de música chill out en la previa al banquete. 

Ya que conocen un poco más de lo que implica tener una boda minimalista, es momento de maximizar esfuerzos. Den forma a una celebración en la que cada detalle será cuidado con gran astucia gracias a sus proveedores. Con un buen diseño, las invitaciones de boda elegantes están garantizadas y hasta el ramo de novia puede sumarse a la propuesta minimalista. Un gran girasol o una bellísima protea (muy en tendencia, por cierto) pueden ser la máxima expresión del minimalismo. ¿Cómo lo incorporarán ustedes en su boda?