En la naturaleza, el dorado llena de magia los paisajes. En los metales preciosos, en las hojas de los árboles, en los pétalos de flores para boda y hasta en los destellos del agua al atardecer, el dorado atrae la luz y la refleja. ¿Quieres saber cómo los vestidos de novia capturan el brillo dorado? Toma nota de los detalles que enriquecen cada modelo. Quizás termines poniéndole dorado al ramo de novia, tus zapatos y hasta tu maquillaje.

El dorado en el look de novia

Los efectos del dorado en los vestidos de novia modernos son espectaculares y además pueden definir completamente un estilo. Las tonalidades más intensas de dorado en las telas, así como las aplicaciones glamorosas (bordados con hilo dorado, pedrería, lentejuelas) remiten a otros tiempos en los que la indumentaria diferenciaba a las clases sociales.

Desde la Antigüedad, el oro y otros metales preciosos han sido utilizados no solo en las piezas de joyería y hasta tatuajes, también en el vestuario de la realeza y la nobleza de muchas civilizaciones. El dorado envejecido recuerda a los antiguos damascos o a los vestidos decimonónicos y enriquecen cualquier tonalidad. Por eso, las novias sofisticadas que quieran lucir un look glamoroso encontrarán en el dorado fuerza e intensidad.

Estas tonalidades también remiten a las películas de la época dorada de Hollywood y a los vestidos elegantes de noche de sus alfombras rojas. Durante el siglo XX y lo que va del XXI, las mujeres vanguardistas han vestido en dorado para darle movimiento a sus modelos. Será un efecto perfecto para las novias que sueñan con un look de cine para una fiesta nocturna. 

Concentrando todo lo anterior, en las últimas temporadas los diseñadores han usado el brillo dorado para llenar de magia los vestidos. En cada movimiento, el dorado resplandece salpicando elegancia o tatuando formas sobre el blanco nupcial. Dará la ilusión de estar encantado, ¡ideal para un modelo de cuento de hadas!

¿Todo el vestido o solo unos toques?

El dorado puede cubrir completamente el vestido o solo enfatizar algunas partes. Es común verlo en cinturones de los vestidos de novia corte princesa más tradicionales. Con este uso, serán acentos dramáticos que destacarán el talle y remarcan el volumen de la falda.

Los acentos dorados en los escotes también le dan mucho movimiento a la parte superior del look, por lo que son perfectos para destacar corsés en los vestidos de novia corte sirena. Además, al enriquecer esta parte del vestido se resalta con delicadeza el porte de la novia.

Un efecto particular se obtiene con sobreposiciones de telas con matices dorados que crean la ilusión de que el color cayera sobre el vestido, formando una capa etérea. En las faldas, las sobreposiciones también pueden añadir volumen. En escotes, espaldas y vestidos de novia con manga, las sobreposiciones pueden dibujar también efectos tatuaje o rocíos sobre la piel.

Materiales: ¿en dónde está la magia?

Los bordados dorados llenan de color y textura los vestidos de novia. Y cuando son artesanales, impregnan un aire muy exclusivo al estilismo. Es habitual verlos sobre los escotes, en la espalda o incluso formando completamente el corsé. También son muy románticos cuando bañan de lujo la falda y la cola del vestido.

Los suaves brocados son diseños entramados en la tela que crean una ilusión de estampado sedoso o satinado. Pese a ser un detalle bastante conservador, también lo verás en muchos modelos de vestidos de novia 2019, así como en trajes de pantalón y jumpsuits.

Fina pedrería y deslumbrantes lentejuelas pueden incorporarse con bordados y tejidos para aumentar los destellos y complementar las texturas. Los modelos confeccionados con estas aplicaciones harán que tus vestidos de novia para boda civil sean de todo, menos desapercibidos. Capturarán la vitalidad de un vestido de coctel y la distinción de una pieza de alta costura. Plumas artificiales y flecos son otras aplicaciones ocasionalmente utilizadas para llenar de brillo el vestido nupcial.

El tul, satén y lúrex (una fibra sintética) son los tejidos más utilizados para matizar con colores dorados y achampañados los vestidos de novia. Con diferentes niveles de intensidad y brillo, estas telas pueden servir para diseñar sobreposiciones o adornos elaborados.

Cómo lucir un vestido de novia dorado

El dorado será el gran protagonista del look de la novia que lo vista. En pro de la armonía, debe cuidarse que el maquillaje, los zapatos y los complementos no recarguen la imagen ni distraigan del diseño del vestido. Si los toques dorados en el vestido son sutiles, se pueden replicar algunos detalles en las uñas, la sombra de ojos, los accesorios del cabello y hasta ponerle toques ligeros de dorado a los zapatos.

Los vestidos con tonalidades más intensas de dorado pueden combinarse con colores neutros. Los diferentes tonos de blanco y la cada vez más amplia paleta de colores nude serán los grandes aliados para equilibrar el look.

Evidentemente, un vestido dorado tal vez no es apto para cualquier novia, así que si te conquistó la idea de salir del blanco clásico, pero los brillos metálicos te parecen demasiado, explora la posibilidad de llevar un vestido de novia en color nude. También son muy elegantes, algo vanguardistas y menos rompedores.

Amantes del dorado: coordinen los pequeños detalles de sus outfits con los vestidos de fiesta de sus damas de honor. Después de la boda, también puedes mandar transformar tu vestido de novia dorado en una pieza completamente nueva. Si llevarás un conjunto de dos o tres piezas, te será aún más fácil. ¿Estarías dispuesta a convertir el corpiño de tu vestido en un top o a reciclar tu falda midi para obtener un vestido de coctel lleno de brillo y glamur? Empieza buscando en nuestro catálogo de vestidos de novia 2020, donde ya empiezan a asomar bastantes destellos de oro.