Victor Zubiate Photography

El tocado, como el ramo de novia, es un complemento que puede transformar por completo el look nupcial. Es un accesorio que debe acompañar el vestido de novia, el maquillaje y los demás elementos para crear una imagen armónica. El peinado para boda, el velo y los rasgos físicos son algunas de las características que deben considerarse para elegir el complemento ideal. Si quieren saberlo todo sobre el tocado, ¡no dejen de leer!

El tocado: ¿protagonista del look?

Cliché

El tocado es el elemento que cierra al peinado: concentra el estilo de la novia, ilumina sus facciones y los matices de su cabello, acompaña el diseño del vestido y además luce por sus particularidades, por lo que puede convertirse en el mejor recuerdo de la boda. Sin embargo, el tocado es un acompañamiento del vestido y, en algunos casos, del velo. Aunque debe elegirse con el mismo cuidado que el resto de los elementos, el vestido siempre debe ser el protagonista. Esto no significa que el tocado no pueda ser inolvidable e incluso simbólico: es una parte del look nupcial que sin duda llamará la atención de quienes sepan apreciar los detalles.

El tocado y el vestido

Para que el tocado luzca y haga que el vestido reluzca, es necesario coordinar colores y materiales: el tocado debe armonizar con la parte superior del vestido, sin opacar sus detalles. Si la novia llevará un vestido de novia moderno con escote o torso lleno de aplicaciones brillantes o metálicas, debe buscar un tocado liso o con detalles discretos. Si usará un vestido de novia de encaje, puede buscar un tocado que aproveche la misma tela. Un vestido de novia sencillo se verá beneficiado con un tocado espectacular, aunque debe cuidarse que no sea más grande que tres cuartos del rostro.

El peinado y el tocado

Néstor Winchester Fotógrafo

Del tipo de peinado que la novia desee dependerá el tipo de tocado que se usará. Aunque los tocados tradicionales son una combinación de peineta y tiara, hay variedades muy específicas que sirven para sujetar peinados particulares. Si la novia quiere lucir su melena, un tocado tipo diadema se lo permitirá y además le despejará el rostro. Los tocados tipo horquilla convertirán los peinados sencillos para boda en looks elegantes. Un tocado tipo broche es perfecto para un look vintage. Cada tocado debe colocarse cuidadosamente para integrarse bien al peinado. Es recomendable ensayar varios peinados antes de buscar el complemento, para encontrar la mejor opción.

El tipo de boda

Federico Salmerón

¿Discreta y elegante, o glamurosa y vibrante? Cada tocado transmite la personalidad de la novia y el estilo de su boda. En general, los tocados más grandes suelen usarse durante el día, y los más pequeños son perfectos para bodas de noche. Puedes usarse el tocado para darle al look un poco de color, o para atraer más brillo al pelo. La única condición es que el tocado corresponda a la seriedad de la ocasión y, por supuesto, que la novia se sienta cómoda llevándolo.

La colocación del tocado

MSV Fotografía

La colocación del tocado es un truco para conseguir un efecto particular: puede afectar a las facciones, ser un juego de estilo o depender del peinado y del velo. En la parte de atrás de la cabeza, el tocado será un elemento perfecto para coordinarse con un bonito escote de espalda. Al frente y arriba de la cabeza, el tocado alargará el rostro, mientras que un poco más abajo, como suelen llevarse las tiaras, realzará el brillo de los ojos y el color de los pómulos. Las novias más románticas suelen usarlo en uno de los lados de la cabeza, posición favorita, también de las novias que buscan elegancia o intensidad. ¿Sabías que…? El tocado se suele colocar al lado derecho, ya que, según el protocolo, la mujer debe colocarse a la izquierda de su marido, y de este modo el complemento no estorba.

El rostro y el cuerpo de la novia

La colocación y el tamaño del tocado redefinirá la forma de la cara de la novia: alargar, ensanchar o disimular los puntos más marcados del rostro o los más sutiles son ilusiones que pueden conseguirse con un complemento bien elegido. Por otro lado, el tocado puede dar balance a la figura, dependiendo de su tamaño y su forma y coordinándolo con el volumen de la falda. También puede disimular o destacar el escote y el corte de la espalda. En general, para rostros redondos y vestidos de novias para gorditas, los estilos discretos nunca fallan, mientras que, para rostros delgados o novias con modelos entallados, como el vestido de novia corte sirena, los tocados más grandes pueden favorecer.

Si quieres una guía para encontrar el tocado ideal según tu tipo de rostro, encontrarás guías completas en los artículos de bodas.com.mx. Un tocado tipo tiara o diadema puede alargar el cuerpo de la novia, mientras que las horquillas y los broches tendrán el efecto contrario. Por supuesto, esto último también depende del peinado de la novia y, además, cada una puede rebelarse en contra de las reglas hasta encontrar la forma de transmitir su personalidad. El tocado también afectará a los hombros y el cuello, así que hay que ensayar su colocación, de preferencia, con asistencia profesional.

El velo y el tocado

Miguel Tizapa

El velo suele considerarse por sí mismo un tocado, así como la mantilla y el birdcage. Sin embargo, un tocado es un complemento que puede usarse al mismo tiempo que el velo, reemplazarlo con sutileza o intercambiarse a lo largo de la boda. El velo es el elemento tradicional en las bodas religiosas, mientras que los vestidos de novia para boda civil pueden combinarse perfectamente con todo tipo de tocados. Si la novia quiere usar ambos, la recomendación es que el tocado no sobrecargue su imagen: una tiara discreta o un complemento pequeño en el cabello son perfectos para componer un balance junto con todo tipo de velos.

El tocado después de la boda

Wedding Day

Así como el ramo de novia artificial, el tocado puede conservarse y hasta convertirse en una reliquia familiar que pase de generación en generación. También puede servir en ocasiones especiales, como el aniversario de casados. Especialmente los tocados con pedrería, o de materiales duros, como la pasta, pueden conservarse durante años. Para ello, es necesario destinarle un estuche especial y guardarlo cuidadosamente. Si la novia lo desea, puede regalar su tocado a la siguiente familiar o amiga cercana que se case, para transmitirle suerte y belleza.

El tocado es una pieza del look nupcial que, como cualquier otra, merece ser elegida con cariño. Hay un modelo para cada novia, y las diferentes formas de lucir cada uno convierten un mismo tocado en cien diferentes. Coordinar el tocado con los demás accesorios, desde los aretes hasta el ramo de novia natural, garantizará el éxito. ¡El tocado es el mejor amigo del peinado de novia perfecto!