Carol Cavazos Fotografía

Personalidades hay tantas como estilos de centros de mesa para boda y así como hay parejas que no ven la hora de convertirse en protagonistas con sus respectivos trajes de novio y vestidos de novia, hay enamorados tímidos que no se llevan bien con el estrellato que implica el gran día. ¿Te aterra la idea de que tu peinado recogido acapare todas las miradas? ¡Atenta a estos tips!

1. Brilla en un ambiente íntimo

Jardín Las Velas Tequesquitengo
Jardín Las Velas Tequesquitengo

No tienes que enviar cientos de invitaciones de boda elegantes si no es lo que deseas. Los conceptos íntimos acogen máximo 50 invitados, incluso hay parejas que solo requieren la presencia de sus padres y hermanos o cero acompañantes más que los testigos. En esta tesitura también se encuentra la posibilidad de casarse en un crucero, un contexto muy personal, romántico y fuera de lo común.

2. Una vez al año, el protagonismo no hace daño

Quinta Santa María
Quinta Santa María

Tú y tu futuro marido son los protagonistas del gran día y eso no lo pueden evitar. Hay momentos en que la atención estará centrada en ustedes, por ejemplo, la ceremonia, su llegada a la recepción o la partida del pastel de boda elegante. Fuera de estos, sus invitados se concentrarán en el delicioso banquete, en sacar sus mejores pasos de baile y en celebrar la felicidad de su unión con uno que otro "¡Vivan los novios!”. Acepten y disfruten mucho cada instante porque ninguno se repetirá. “¿Y si algo sale mal?”, “¿y si me caigo?”, “¿y si me critican?”… ¡basta! Esos son pensamientos que no debes tener antes de la boda porque solo te estás atormentando por algo que seguramente no pasará.

3. Apóyate en tus proveedores

Buscar proveedores de absoluta confianza es primordial, pero la tarea puede complicarse porque no confías en cualquier persona ¿cierto? Vale la pena hacer un esfuerzo para que sepas cuáles son las flores para boda que mejor van contigo o tu fotógrafo procure capturas íntimas en vez de grupales. Si las relaciones no son tu fuerte, un wedding planner podría ser una mejor opción para ti.

4. No te disfraces de “la novia”, ¡sé tú misma!

Filomena Wedding Studio
Filomena Wedding Studio

Si te sientes súper cómoda con los vestidos de novia sencillos, quédate con la sencillez y por nada del mundo trates de convertirte en alguien que no eres. Ahora bien, ser tímida no significa que seas aburrida o estés peleada con la moda, podrías descubrir que los vestidos de novia con manga o las colecciones boho chic son compatibles contigo. Si acostumbras el maquillaje natural, peinados recogidos fáciles y accesorios discretos, conserva en esta línea tu look nupcial y deja que tu propio estilo te guíe.

5. Adapta el guion a tu personalidad 

Si las palabras no se te dan, no te apetece lanzar tu ramo de novia natural ni repartir souvenirs mesa por mesa, no tienes que hacerlo porque nada de esto es obligatorio. Puedes hacer a un lado los votos para la ceremonia y reservarte a un “sí, acepto”, preparar un encuentro íntimo para regalar tu bouquet a una persona muy especial y los recuerdos de boda quedarían muy bien en la mesa de bienvenida.

6. Toma la mano de tu futuro marido 

Adelaida Tovar
Adelaida Tovar

La novia es tímida, ¿y qué pasa si es al revés o ambos los son? Nadie mejor que ustedes para apoyarse, compartan el protagonismo, no se presionen a hacer algo que no quieren y elijan un ambiente en el que los dos se sientan cómodos para que puedan disfrutar plenamente uno de los acontecimientos más importantes de su vida.

Si uno es tímido y el otro nació protagonista, los roles pueden equilibrarse o si de plano no quieren recitar pensamientos de amor cortos frente a todos sus seres queridos pueden plasmarlos en las invitaciones de boda. Recuerden que es su gran día, de nadie más.