Wedding Day

Las damas de honor siguen siendo una tradición en muchas bodas. Las funciones de estas van desde organizar una súper despedida de soltera hasta ayudar con la elección del vestido de novia, aportar ideas para el peinado recogido y hacer amena la organización de la boda. La novia debe elegir muy bien las integrantes que formarán parte del team en el que se apoyará para hacer de ese día algo inolvidable. Por eso, es importante elegir a aquellas que se lleven bien para evitar situaciones de terror con los vestidos de fiesta que llevarán ese día.

Habitualmente, las novias quieren tener como damas de honor a sus mejores amigas, primas o hermanas, pero sin importar el vínculo que tengan con ellas, deben hacer que cada una se sienta especial. En pocas palabras, esto ayudará a lograr un gran equipo de trabajo donde podrán compartir ideas, mejorarlas y pasar ratos increíbles brindando el mejor apoyo para la futura novia.

Irán Gómez Fotografía

Sabemos que la decisión será difícil pero ¡fuera estrés! Piensa y analiza con quién formarás el mejor bride team. Así como ellas se dieron a la tarea de investigar qué es lo que hace una dama de honor, tú como novia debes saber cuántas damas debes o puedes tener el día de tu boda.

Quiénes cumplen el perfil

La lista de las personas que posiblemente pueden ser tus damas de honor será larga y seguramente más difícil de elegir que la decoración del pastel de boda. Por eso, es indispensable que analices a cada amiga, prima y hermana que tengas. Recuerda que ser dama es tarea difícil, porque ellas serán tu sombra durante la planificación de la boda.

Por ejemplo, te llama el proveedor de los recuerdos de iglesia para boda para que pasen a recogerlos o bien hay que entregarle al organizador de bodas el libro de firmas para que puedan montar la mesa donde será colocado. Y de última hora, les surge un imprevisto urgente por el cual no pueden atender las otras cosas. ¿Confiarías en alguna de tus damas para que se pueda encargar de ello? Por eso es importante contar con las personas de tu suma confianza.

ProFoto

¿Tres o seis? ¿cuántas? Se estima que por cada 40 o 50 invitados se considere una dama de honor.Esto simplemente es para lograr una proporción entre el total de invitados y ellas, de manera que estas puedan estar al tanto de los presentes. Aunque esto no se debe acatar al pie de la letra: finalmente la novia será quien decidirá cuál el número de damas que necesita. Si a la boda asistirán 100 invitados y la novia quiere seis damas, ¡adelante! Es su boda y nadie más que los novios tendrán el derecho a organizarla y dirigirla como les plazca.

¡No olvidemos a los best men!

De igual manera, ellos son muy importantes. Será mejor que estos sean el equivalente perfecto para las damas. Es decir, que haya el mismo número de damas que de best men. ¿Por qué? Para el cortejo nupcial. Si quieren que los acompañen a la entrada a la ceremonia, se verá mejor que todos estén a la par por estética y simetría. ¡Y puede que esto también les proporcione una sesión de fotos visualmente muy proporcionada!

¿Quién paga sus estilismos?

Jorge Pastrana Studio

Tradicionalmente, la novia era quien elegía el diseño y color de los vestidos elegantes para fiesta que habrían de portar las damas, debido a que los gastos de su vestuario eran absorbidos por el presupuesto de la boda. Con el paso del tiempo, esta tradición ha perdido peso y ahora es mucho más habitual que sean las damas las que asuman ese gasto siguiendo el patrón que ha elegido la novia.

Claramente, la tradición se reemplazó por la estrecha relación que existe entre las damas y la novia, además de que los novios tendrán suficientes gastos de sobra. Lo que se recomienda es que la novia obsequie los ramos u otro accesorio necesarios, como los corsages. De lo contario, un recuerdo para boda original y personalizado para cada una de ellas es una solución creativa, económica y un exclusivo detalle.

Damas vs. madrinas

La pregunta del millón: ¿las damas pueden ser madrinas? Para comenzar, hagamos énfasis en las funciones que tienen las madrinas. Estas, al igual que sus padrinos, son elegidos por los futuros esposos. La motivación de nombrar a alguien como padrino o madrina en una ceremonia religiosa es reconocerlo como referente e inspiración en lo que respecta a las relaciones de pareja, además de que los padrinos suelen obsequiar a los novios un objeto simbólico como son las anillos, el lazo o la Biblia. En ocasiones, también se encargan de obsequiar el pastel de boda elegante u otros elementos importantes, como el servicio de música que amenizará la recepción.

Por otro lado, las damas de honor son aquellas que apoyan antes y durante la boda a la novia, le brindan apoyo emocional y participan activamente en la organización. Inclusive, son las cómplices perfectas para ayudar al novio a darle una sorpresa a su amada. Además, cuidan cada detalle que se le pueda pasar a la novia y son una gran guía para los invitados en la boda.

Begid Fotografía

Con todos estos consejos, ahora podrás elegir muy bien. ¡Claro! La lista de pendientes sigue aumentando. Ya no solo tendrás que dedicar tiempo a buscar ese vestido de novia moderno que te cautivó, sino también elegir el color de los vestidos largos de noche que mejoren combinará con el resto de la celebración. ¿A favor? Siempre tendrás la ayuda de las damas, con las que sobrarán ideas para los recuerdos para boda y más detalles esenciales para el gran día B. ¡Así como disfrutaron de la despedida de soltera, disfruten de la planificación de la boda!