Cuando se habla de tendencias para la planeación de una boda, inmediatamente pensamos en los vestidos de novia, joyería, peinados, música, vestidos de fiesta e incluso, qué se lleva en pasteles de boda. ¿Y qué hay de la decoración de la ceremonia y la recepción? Un elemento al que no siempre se le presta demasiada atención, pero que estará casi todo el tiempo frente a los ojos de sus invitados son los centros de mesa para boda. ¿Quieren conocer qué tendencias siguen según el estilo que persigan?

Su personalidad, de un vistazo

Si la forma en que vistas será capaz de revelar parte de tu personalidad, no habría razón para que sucediera lo contrario con la decoración de tu boda. El entorno y la locación que elijan serán todo un flujo de información de cómo son ustedes dos. Pero también en las paredes, el techo, el piso, los asientos y las mesas pueden expresar sus sentimientos, no solo el concepto de fiesta que buscan.

Por este motivo, el diseño de los centros de mesa para boda puede ser arte realizado con los mejores materiales basados en las últimas tendencias en colores, aromas, texturas, aplicaciones y, sobre todo, diseños basados en cada temporada. Busquen a los mejores proveedores de arreglos florales para boda para que estos detalles tan personales den un toque excepcional a todas las mesas y, en conjunto, creen un ambiente romántico y armónico. ¡Denle el visto bueno a la fotogalería y encuentren el estilo que mejor encaja con su personalidad y la temática de su boda!

1. Parejas bohemias

Si el estilo bohemio será el tema principal de su boda, todos los elementos deberán ir alineados con una estética libre y alternativa. Lo bohemio trata 100% de ustedes y de su relación con la naturaleza, así que elijan los elementos de esta que más les gusten, sin importar que se alejen un poco del protocolo que caracteriza a las bodas clásicas. Por ejemplo, una idea para obtener centros de mesa para boda sencillos es elegir bodegones con sus frutas preferidas y frascos o botellas de vidrio con coloridas flores para boda. También pueden decorar con unas pequeñas canastas de mimbre que contengan una mezcla de hojas de color verde cenizo y flores poco comunes como el anturio, heliconia o bromelia. ¿Qué apuestas a que tus invitados querrán llevarlos de recuerdo?

2. Romanticismo por doquier

Está marcando tendencia el uso de velas en faroles, candelabros y en copas altas y bajas. Además del uso de rosas, flores románticas por excelencia, también pueden optar por especies minimalistas como las peonías en fucsia, tulipanes u orquídeas, que están siendo las más aclamadas este año. Si quieren "matar" de amor a sus invitados, sorpréndalos con unos carteles con pensamientos de amor cortos que parezcan crecer entre los tallos de las flores.

3. ¿Boda vintage?

Si van a tener una boda de estilo vintage no bastará con perderse en anticuarios ni envejecer artículos nuevos. ¡Traigan historia a su decoración! El uso de objetos de sus antepasados puede contar parte del relato de sus familias, los hará sentir unos auténticos anfitriones y dará un toque súper acogedor a la celebración.

Para lograr unos encantadores centros de mesa para boda económicos y originales, pueden incorporar elementos como fotografías de su infancia, relojes, discos de vinilo o compactos, cajas estampadas de té y hasta libros de ediciones antiguas. No se dejen arrastrar por la belleza singular de todos los elementos ni los mezclen sin criterio: piensen en conjunto y combinen solamente los que vayan de la mano.

Aun cuando incorporen estos objetos menos habituales, no prescindan de los arreglos de mesa para boda. Las flores siempre realzan cualquier decoración, son un must y siguen siendo las protagonistas. Si incorporas hojas y pequeñas ramitas, le darán el toque natural que los remitirá a otra época.

4. Inspiración rústica

Decir "sí, acepto” rodeados de un espacio natural, romántico, cálido y hogareño, se volverá la mejor experiencia de sus vidas. El estilo rustico es una tendencia que está agarrando fuerza. Pero celebrar una boda en la naturaleza no implica sacrificar la elegancia. Pídanle a su proveedor de flores que les diseñe centros con jaulas en color blanco o plateado, rodajas de troncos, cajas de madera al color natural y latas o regaderas de metal en color o con diseños. En su interior podrían colocarle musgo, flores campestres y otras de su predilección.

5. Para fanáticos de lo ecléctico

¿Es arcoíris brillante lo que está al centro de la mesa? ¡No, para nada! La mezcla de colores vibrantes marca tendencia este año. Si lo suyo son colores como el naranja, amarillo y fucsia, deberán estar presentes en tus centros. Puedes hacer que flores como las margaritas o gerberas convivan sobre la mesa con elementos como esferas de cristal, canastas o lámparas.

¡Que el tamaño no te importe! La decoración XXL es una enorme y sofisticada atracción en los centros. El uso de candelabros y jarrones con arena, piedras o agua en mezcla de frutas, flores, pétalos y velas flotantes, convierte esta idea en magníficos elementos ornamentales. Además, la utilización de recipientes de diferentes dimensiones se percibe con elegancia, siempre que tengan el mismo estilo.

Lo mejor de todo es que hay una gran variedad de opciones de decoración para diferentes tipos de boda, así que cerciórense de que tienen claro el concepto de celebración que quieren y encuentren su estilo.

Para alcanzar sus expectativas, no duden en dejarse aconsejar por su decorador de boda o por su florista. Ellos mejor que nadie podrán ofrecerles una propuesta personalizada para que exista una coherencia en cada elemento de la boda. La idea es que no parezca que sus centros de mesa para boda vienen de Marte, el ramo de novia de Júpiter y la mesa de dulces para boda de Saturno. Así que den rienda suelta a la imaginación, pero en una dirección determinada.