Arte Visual MF

¿Emocionados por el anillo de compromiso? No es para menos y seguramente ya son todos unos expertos en moda nupcial y estilos decorativos. ¿Ya checaron las tendencias en trajes de novios y vestidos de novia 2018? ¡Espectaculares! ¿En qué estábamos? ¡Ah, sí! La emocionante antesala de las invitaciones de boda y todos los preparativos para los que, seguro, no les cae nada mal una ayudita extra. Por si no conocen cuál es el trabajo de un wedding planner, aquí despejarán algunas dudas.

La boda es un proyecto que no termina en los catálogos de ramos de novia y va mucho más allá de cómo hacer recuerdos para boda. Demanda tiempo, esfuerzo y un compromiso enorme para que el gran día sea todo un éxito. Un buen wedding planner lo entiende mejor que nadie y, además de dominar el arte de la organización, puede ayudarlos con la planificación, así como a diseñar un estilo a su medida. Ante todo, un organizador de bodas debe brindarles tranquilidad y, por eso, debe reunir ciertas cualidades que les contamos a continuación. 

1. Orden y disciplina 

Complejo Grand Palladium Riviera Maya

Los peinados recogidos fáciles pueden ser muy atractivos y es comprensible que todo lo relacionado con el estilismo acapare tu atención, pero alguien tiene que ocuparse de la mesa de dulce para bodas. Desde darle forma con deliciosos postres hasta garantizar que el gran día esté bien puesta y decorada de acuerdo a tus gustos. Coordinar un evento demanda disciplina y, además de ordenado, tu wedding planner debe ser respetuoso con los plazos y los estándares de calidad. Si tiene procesos de logística y de gestión del tiempo bien definidos, ustedes serán los primeros en agradecerlo.

2. Creatividad y flexibilidad

Ale Reyes Wedding Planner

Muchas veces pensamos que la creatividad es un rasgo exclusivo de los artistas. Si tu wedding planner es un artista de la logística y de los estilos decorativos, ¿debe ser creativo? ¡Por supuesto! Esta cualidad no solo tiene que ver con el diseño, un organizador de bodas profesional también la aplica para resolver contratiempos y pasártelos no es una solución. Por ello, también debe tener una mente flexible y una gran capacidad de reacción para no bloquearse en caso de que las circunstancias cambien.

3. Eficiencia en modo multitarea

Iberostar Tucán

La administración del tiempo y la gestión eficiente de recursos y todo lo que implica la logística es dinámico, no estático. Habrá ocasiones en que desde el escritorio tu organizador de bodas deba atender llamadas, correos electrónicos, buscar los mejores precios de pasteles de boda o cuadrar presupuestos. En otros momentos, tendrá que acudir a citas con proveedores de boda o recoger pruebas de impresión de sus invitaciones para boda civil. Desde los preparativos hasta el gran día, debe estar al pendiente de los novios en todo momento y su misión es hacer realidad el día de sus sueños ¡cueste lo que cueste!

4. Capacidad de anticiparse a las cosas ¡y de reaccionar!

Wedding Hunts

Ojo, no significa que sea adivino o que pueda ver el futuro antes que todos los demás. Sin embargo, en base a su experiencia en el sector, tendrá que ser capaz de identificar futuras necesidades y anticiparse a los imprevistos. En otras palabras, es proactivo y no espera hasta que las cosas pasen para tomar decisiones.

5. Empatía con los novios

Sodi Fotografía

Pensar que nadie comprende la idea que tienen de su boda o, peor aún, lo importante que es para ustedes, puede ser aterrador. La buena noticia es que la capacidad de escucha, sumada a la empatía y a una gran pasión por el mundo de las bodas es lo que permite a un wedding planner entender su concepto, estilizarlo a la medida y apoyarlos para que lo disfruten al máximo. Con mucha paciencia, los debe escuchar antes de sugerir las flores para boda que supone van ustedes.

6. Negociación y habilidad para las relaciones

Consuelo Juncosa

Algo que no se debe perder de vista es que un organizador de bodas profesional no es un maestro de ceremonias ni un mero proveedor de fotografía, video, mesas, sillas, arreglos florales para bodas, mantelería, cristalería, etc. Lo que hace es formar relaciones que se convierten en alianzas estratégicas con diferentes proveedores. Todo con la intención de que a su celebración no le falte ni le sobre nada. Por eso, es primordial que cuente con una cartera amplia, sólida y que sepa trabajar en equipo. Cuanta más experiencia acumule en su sector, más posibilidad tendrá de negociarles las mejores condiciones con los proveedores de mayor confianza. Suena bien, ¿cierto?

7. Atención personalizada, su valor agregado

A&A Fotografía

Aunque la atención personalizada no es una cláusula del contrato, es un plus que deben cuidar si quieren que todo salga conforme a sus exigencias. ¿Por qué? Imagina que le pides a tu wedding planner que te acompañe a ver ramos de novia artificiales que hagan match con tu vestido de novia moderno y se niega porque eso no es parte de los servicios que pactaron. Está en todo su derecho, pero la cuestión es que planteen abiertamente lo que necesitan y evalúen si es flexible, confiable, está al día con las tendencias y que su personalidad sea compatible con las suyas.

La calidad y la comodidad de tener a alguien que les facilite la organización de la boda tienen un precio. Y ya saben todo el tiempo que se invierte en analizar todas las opciones de centros de mesa para boda y el resto de la decoración. Además, seguro que sabe identificar cuáles son los recuerdos para boda que enamorarán a sus invitados. Y ustedes, ¿contratarán a un wedding planner?