Say Yes Faraway by Oditour

La dulzura de los pasteles de boda puede perder sabor una vez que tienen en sus manos las cotizaciones de este delicioso postre. Sus cuentas se resintieron con ese vestido de novia que te conquistó y que terminarás portando. También terminaron gastando un poco más de lo previsto en el banquete y la decoración de la mesa de dulces para boda se les fue de las manos. ¿Es posible ahorrar un poco en el pastel?

Por mucho que al hablar de los pasteles de boda, los precios puedan tenerlos preocupados, descarten elaborar ustedes mismos el pastel al estilo DIY ("hazlo tú mismo"). Una cosa es aprender cómo hacer recuerdos para boda y otra bien distinta sería esperar que el resultado sea exactamente como en las imágenes de pasteles de boda que los enamoraron.

Incluso si son grandes reposteros, no es muy recomendable que se ocupen de esta tarea. Dado que querrán que este delicioso manjar esté fresco para deleitar a todos sus invitados, tendrían que prepararlo a última hora. Y con todos los nervios de los días previos a la ceremonia, lo último que necesitan es meterse en la cocina. Por no hablar de que, dependiendo del número total de invitados que vayan a tener, sería una obra faraónica.

¿Fotogénico y delicioso?

Bel Air Cancún

Una forma de ahorrar unos cuantos cientos o hasta miles de pesos es encargar un pastel para las fotos y otro para servir a los invitados. De esta manera, el pastel que partirán, de acuerdo al protocolo nupcial, puede tener todo el estilo que ustedes deseen, mientras que los comensales degustarán otro. 

Esto no significa que se deba sacrificar calidad o apariencia en alguno de los pasteles. Solo es cuestión de prioridades. En las rebanadas que se sirvan no se llegará a apreciar la forma y el diseño del pastel; es decir, poco importará a los paladares de sus invitados que la tarta tenga un diseño de cuatro pisos. Asimismo, su fotógrafo de bodas podrá capturar lo más llamativo del pastel, pero el sabor no trascenderá en las imágenes. Entonces, el "pastel de la foto" no necesariamente debe ser de gran volumen y ni siquiera tiene por qué ser comestible; incluso hay quienes optan por un pastel de utilería que terminará sin comerse.

Aunque su repostero seguro les asesorará sobre lo que mejor se ajusta a su fiesta y a su presupuesto, aquí tienen algunas ideas para economizar en este tradicional postre nupcial. Tomen en cuenta que en los precios no solo intervienen factores como los ingredientes y el número de comensales. También el diseño y los pequeños detalles para personalizarlo se cotizan alto.

Pasteles de boda sencillos

Podemos comenzar por las recetas clásicas: vainilla, limón, fresa, tres leches, nuez, durazno, chocolate o mil hojas. Se trate de pasteles de fondant para boda, naked cakes o bien estén cubiertos de chantilly, busquen diseños y sabores tradicionales con estructuras de un piso y decoración sencilla. En plancha o redondos pueden ser alternativas económicas. El resultado pueden ser pasteles de boda elegantes ¡y muy sabrosos! Para una boda de pocos invitados podrán encontrar modelos de 800 pesos en adelante.

Sabores exóticos

Si antes que el diseño anteponen la exigente degustación gourmet, las combinaciones exóticas son para ustedes. Las frutas tropicales, los pasteles de queso, membrillo y uva, así como un bavarois de mango y yogur, frutos rojos o maracuyá sorprenderán a los paladares más frutales y serán ideales para una boda en la playa o en el campo. En tanto, los pasteles de trufa, de chocolate blanco y queso con fresa, de café o un mousse de crema catalana sobre lecho de brownie contentarán a los "chocolatosos".

En ambientes íntimos, la inigualable repostería gourmet brilla por sí sola, por lo que prácticamente podrán prescindir de la decoración de pasteles de boda. Sobre todo, porque pueden presentar pastelitos individuales, con lo que también conseguirán reducir desperdicios. Para eventos más grandes, lo mejor es buscar sabores que satisfagan a la mayoría. Dado que la alta cocina necesita procesos de preparación sofisticados y algunos ingredientes pueden ser poco asequibles, será difícil encontrar pasteles de estas características por menos de 2 mil pesos.

La decoración del pastel

Mezkal Photocinema

Además de frutas, las flores para boda siempre son un detalle encantador. No solo en los centros de mesa sirven para crear un ambiente más dulce. ¿Algunas magníficas ideas en decoración de pasteles de boda? Opten por las especies florales que más les gusten: de gran tamaño, en ramillete, enredaderas o cascadas. Pero si solo quieren el dibujo y no la flor natural, el sofisticado floral print simulando románticos encajes se verá fantástico.

También en la línea vintage se posicionan los efectos pizarrón y los maravillosos naked cakes, que, al no llevar cubierta, dejan a la vista las capas de pan. En cambio, las texturas artesanales de la técnica ruffled visten el pastel con ondulaciones a modo de holanes. Podrás encontrar pasteles sencillos para bodas pequeñas a partir de los 2 mil 500 pesos.

Aunque las opciones son casi infinitas, los pasteles de fondant decorados con flores naturales y frutas silvestres son diseños infalibles que pueden ser más económicos que otro tipo de diseños con más artificios como los que ahora te presentaremos. 

Diseños exclusivos

Iram Ortega

Si de originalidad se trata, se pueden confeccionar pasteles en forma de tenis a juego con el calzado de los novios, figuras XL de flores, corazones, los novios o un pastel decorado con un moño de esmoquin o de regalo en fondant. Siempre recuerden que el estilo del pastel esté en consonancia con el concepto de su boda y que toda personalización cuesta.

De la misma manera que la calidad de las telas y los apliques y el detalle de las confecciones impactará en los precios de los vestidos de novia, cuanto mayor sea la adaptación del pastel, más se incrementará el precio. Y los diseños especialmente sofisticados o que conlleven bastantes horas de trabajo no bajarán de los 4 mil pesos incluso si son para pocos comensales.

Consideren algo más en la receta de este postre por excelencia: las restricciones alimentarias de sus invitados. Si tienen familiares o amigos diabéticos, intolerantes o alérgicos al gluten, la lactosa, el huevo o los frutos secos, agradecerán poder degustar también su rebanada de pastel para dietas especiales. 

¿Y ya escogieron los muñecos para su pastel de boda? Aunque muchos tipos de pasteles en tendencia ya están prescindiendo de estas clásicas figuritas, se convierten en una gran oportunidad para plasmar su personalidad también en el pastel. Si consiguen un diseño espectacular de mini-novios, encargar réplicas de estos como recuerdos para boda sería una idea muy original. Así que, ¡a conquistar paladares!