Vessel Atelier

Si decidiste mandar a hacer tu vestido de novia, hay varias cosas que debes considerar. Sea porque, desde que tuviste el anillo de compromiso, te ha rondado por la cabeza un boceto o porque en la búsqueda de vestidos de novia de encaje no encontraste lo que imaginabas, ¡está genial la idea de hacerlo enteramente a tu gusto! Será muy gratificante saber que tu creatividad va más allá de plasmar tu estilo en las invitaciones de boda. Aquí te dejamos algunos tips que querrás considerar para que tu vestido sea el más hermoso que hayas visto.

1. Busca inspiración

Victor Valdes Photographer

Para fortuna en estos casos, internet está repleto de imágenes de vestidos de novia. En los portales de tus diseñadores favoritos, en el catálogo de vestidos de novia de Bodas.com.mx, en los artículos y hasta en la sección de bodas reales de esta web podrás descubrir infinidad de diseños y firmas sin el desgaste que implica visitar todas las tiendas.

Apreciar en línea todo tipo de vestidos, siluetas y estilos será de mucha inspiración para ti. No solo ampliarás tus conocimientos sobre tejidos, escotes, mangas, caudas, aplicaciones y accesorios, también aprenderás a detectar a qué tipo de cuerpo favorece más uno y otro corte. Esto te ayudará a identificar el ideal para ti. 

Si tienes habilidades para el dibujo, tú misma haz el boceto minimalista de tu vestido. Bastará con reflejar qué corte te gusta, cuántas piezas tendrá tu estilismo, así como el escote, las mangas, el largo de la cola o si llevarás velo. No es necesario ser experta y tampoco significa que harás tú el patrón o que cortarás la tela para coserla, pero sí ayudará a que llegues con una idea más clara al atelier.

Si no te animas con el lápiz y el papel, ve a lo más sencillo. Agrega a tu listado de favoritos los vestidos de novia 2019 que más te enamoren y anota aquello que te gustaría que tuviera el tuyo. El resto de detalles podrás definirlos después con el modisto o la modista. 

2. Investiga el trabajo de los ateliers

Daniela Ferrari Brides

Esta investigación no es cualquier cosa. Dado que el vestido representa una parte muy importante de tu boda, es indispensable encargarlo en un taller de costura de confianza. El proceso debería incluir una valoración presencial y varias recomendaciones a las que puedas dar suficiente crédito. 

Revisa entre las tiendas para novias de la app de Bodas.com.mx si hay un taller en tu ciudad o en tu estado cuyo trabajo te guste. Si estás interesada en alguno, checa qué opiniones han dejado sobre su trabajo otras novias que los hayan contratado en el pasado. Ellas ya pasaron por lo mismo, probaron sus servicios y dejarán plasmada su experiencia tal y como la vivieron.

En el caso de que quieras comprobar de primera mano, haz una cita para poder conocer (y tocar) con qué telas, materiales y medios trabaja. Es importante que no cierres un contrato basándote únicamente en fotos e imágenes y recopiles tanta información como puedas tener a tu alcance.

Si alguien cercano a ti encargó su propio vestido de novia en un atelier artesanal y cuando lo viste te gustó, pide que te proporcione el dato; será otra buena referencia.

3. Pacta cada parte del proceso

Entre costuras

Una vez que elijas a tu proveedor, deberás platicar y acordar con él los procesos, plazos de trabajo, posibilidades de cambio y otros aspectos que puedan generarte incertidumbre. Coméntale tus inquietudes para que puedas sentirte segura con el diseño que confeccionará.

Antes de que te estés probando tu vestido de novia corte princesa, este tendrá que ser un boceto. Si te deja más tranquila, pregúntale si es posible pagar primero por este primer diseño y cerrar el contrato solamente después de dar luz verde al boceto.

4. Promueve una comunicación clara

En línea con lo anterior, la comunicación es muy importante, sobre todo para que tú sepas en qué proceso va el vestido y qué paso sigue. Entre más clara sea la información que compartan, todos quedarán más satisfechos y habrá menos posibilidad de decepciones y frustraciones

Convengan los plazos de entrega, cuándo tendrás que tener listos el resto de accesorios para ajustar talla y altura, así como qué tipo de cambios y arreglos serán aceptables en cada fase o qué quedará fuera del presupuesto. Esto te ahorrará sobresaltos y sorpresas en tiempos y costos. Si todo esto se especifica en el contrato, ¡mucho mejor!

5. Conviértete en experta en tejidos

I Love Dress

La tarea de involucrarte en el diseño de tu vestido implicará que termines siendo una experta en telas. En este caso, internet ayuda parcialmente, pero no es lo mismo ver los tejidos en foto o video que sentir en vivo su caída y su textura.

Para ello, planea un visita a las tiendas de telas de tu ciudad o pídele al taller donde encargues tu vestido que te presenten el muestrario de tejidos para que puedas tocarlos e incluso entender por qué tienen diferentes precios.

Aunque tu modista te hará algunas recomendaciones, nunca va mal pedir una segunda opinión experimentada sobre qué tela va mejor con tu vestido de novia corte sirena o qué encajes son más delicados. No está de más conocer bien todas las opciones que tienes para hacer tu vestido a tu gusto. 

6. Pon un techo en el presupuesto

Celestus

Fijar un importe máximo es un punto de suma importancia. Define antes el presupuesto máximo asignado a este rubro, porque, aunque tengas en mente un vestido de novia sencillo, hay factores que pueden incrementar su costo. La reputación y experiencia del atelier de novias, la tela, las aplicaciones y hasta el plazo de entrega podrán elevar la suma. Recuerda que, entre más próximo sea el día de la boda, más elevado será el costo. 

¿Te sirvió esta información? Empieza por ver la galería de vestidos de novia del catálogo de Bodas.com.mx. Así también te darás una idea de las tendencias que se imponen en la pasarela en cuanto a maquillaje, peinados medio recogidos y hasta las zapatillas que van mejor con determinado corte o estilo. ¿Qué otras dudas creerás tener en el proceso de mandar a hacer tu vestido? ¡Cuéntanoslas!