Rosa Clará

¿Look minimalista o barroco? ¿Sencillez o extravagancia? ¿Naturalidad o glamur? Estilos de boda hay tantos como parejas y vestidos de novia ¡ni se diga! Las tendencias nupciales impactan en todos los elementos de una boda y desde los anillos de compromiso hasta la decoración del salón atienden a modas. Pero estas se actualizan con mayor rapidez cuando se trata de imágenes de vestidos de novia. ¿Quieres saber cuáles son las principales tendencias (ponibles) que se vislumbran en la moda nupcial de 2019?

Sencillez y sofisticación, a convivir

Sottero and Midgley

El futuro ha hablado. Hace unos días, casi 30 firmas, muchas de ellas internacionales, presentaron sus colecciones de vestidos de novia 2019 en la Barcelona Bridal Fashion Week, la pasarela de referencia para las novias de Europa y parte de América. En la moda nupcial de 2019, los cortes imperio y princesa, que dibujan siluetas clásicas, convivirán con los revolucionarios vestidos asimétricos.

Por un lado, asistimos a la fluidez de los tejidos de siempre, como la organza, la gasa, la seda y el crepé. Por otro, se consolida el tul en la fiesta del volumen. Y en este dualismo entre vestidos sobrios y diseños complejos, ¿qué será tendencia?

1. Estallido de color

Cymbeline

La francesa Cymbeline y la libanoestadounidense Reem Acra son dos de las firmas que introducen con más atrevimiento el color en los vestidos de novia. Con atuendos en rojo, azul y rosa, revolucionan la paleta de blancos. En algunos casos, pintan el estilismo completo. En otros, el color aparece en bordados, apliques de paillete y hasta en discretas, pero vanguardistas pinceladas, como en el modelo de arriba, con un puntillismo hecho a mano que recuerda a las pinturas impresionistas de Monet. Un estilismo perfecto para una boda en un jardín, ¿no creen?

2. Nude, el nuevo blanco

Atelier Pronovias

Blanco nuclear, marfil, perlado... Las novias tienen el ojo entrenado para distinguir entre casi una decena de blancos. En los últimos años, algunas tonalidades como el nude, champaña y el rosa palo han irrumpido en las boutiques nupciales. Y llegaron para quedarse, pues revitalizan el look de la novia de una manera muy natural. Los vestidos de Atelier Pronovias, que tenían acostumbradas a las prometidas a una imagen más conservadora, también sorprenden este año con esta romántica selección de color.

3. Acentos en negro

Jesús Peiró

El negro no solo es un color versátil y elegante cuando se trata de buscar vestidos largos de noche. Prestigiosos diseñadores como Justin Alexander y Angel Sanchez ya introducían este color en los vestidos de novia 2018. En 2019, el binomio black & white seguirá más vigente que nunca por su elegancia y sofisticación. No en vano siempre ha sido la combinación fetiche de Chanel, una de las grandes firmas de moda. Algunos de los repertorios que apuestan por él en sus avances de colección son el de Jesús Peiró y los vestidos desmontables de Jordi Dalmau, que permitirán a sus novias llevar dos looks en uno. Toda una delicia para las novias más cosmopolitas.

4. Plumas

Atelier Pronovias

Por su delicadeza, los apliques de plumas son uno de los detalles más cautivadores en los avances de colecciones 2019. En faldas, caudas, hombreras, tocados y aretes dinamizan decenas de looks con diferentes propósitos. Atelier Pronovias les da un uso muy romántico, mientras que, en los vestidos de Cymbeline, las plumas trasladan a las novias al mundo bohemio y descarado del parisino Moulin Rouge de finales del siglo XIX. Por su parte, las plumas de Inmaculada García son uno de los toques étnicos con los que se representa la influencia de la cultura maya, civilización en la que se inspiró su colección 2019.

5. Flecos

Jordi Dalmau

Los flecos también marcan el vaivén de los vestidos de novia 2019. Es curioso cómo, en los vestidos de novia, estos remates adquieren ese espíritu glamuroso y atrevido que muchos asocian a la provocativa estética flapper de principios del siglo XX. Sin duda, un vestido con flecos dará un aire muy vintage a las novias más divertidas y ansiosas de hacer de la pista de baile una auténtica fiesta. Unos zapatos Mary Jane, un corte de cabello tipo bob y un sombrero cloché serán los complementos ideales ¡y que vivan los felices años 20! 

Algunas de las firmas que desfilaron en la pasarela de Barcelona también presentaron sus avances en moda de fiesta. En este caso, los flecos aparecen con una estética más hippie y setentera. ¿Será que esta década también llega a las colecciones de vestidos de novia que todavía están por presentarse para el año que viene? 

6. Mangas extraíbles

Atelier Pronovias

Medievales, setenteras, de cuento de fantasía. Tengan la inspiración que tengan, para el próximo año, los vestidos de novia con manga ofrecerán multitud de versiones extralargas y removibles. De murciélago o con manguitos tipo farol, pero siempre vaporosas y con mucho vuelo, las mangas extraíbles son otro de los principales descubrimientos de los primeros avances de colecciones 2019. Hasta la firma estadounidense Maggie Sottero, comprometida con los estilismos más clásicos, incorpora un diseño con mangas removibles.

El hecho de que se puedan quitar y poner permitirá a las novias más camaleónicas pasar de un estilismo vintage a otro más contemporáneo en un abrir y cerrar de ojos (y de brazos). Combinadas con una cauda desmontable, de las que también encontrarás en algunos diseños para 2019, podrás variar el look todavía más.

7. Líneas y tejidos muy fluidos

Rosa Clará

Los modelos muy estructurados y semirrígidos ceden todo el protagonismo a los estilismos más frescos, perfectamente aptos para bodas al aire libre, que cada vez convencen a más parejas. Tejidos ligeros y con mucho movimiento como la gasa, la muselina y la organza, y otros con algo más de peso, como el satén, garantizan el dinamismo de las telas en el camino al altar. Incluso en las voluminosas faldas de los vestidos de novia corte princesa y las siluetas en A se opta por la fluidez de los tejidos con mayor caída.

El resultado son vestidos de novia sencillos o, al menos, en apariencia, que capturan esa esencia natural que se busca para una boda en la playa, en el campo o en un jardín. Las siluetas imperio, en A y los cortes rectos con aberturas en las faldas casan bien con esta espontaneidad que cada vez se busca más en el look nupcial.

8. Escotes clásicos, vuelta al origen

Maggie Sottero

Si las últimas temporadas fueron las de la explosión de los escotes ilusión, 2019 será el año de la vuelta a los orígenes. Esto no significa que vaya a desaparecer el efecto tatuaje de los vestidos de novia de encaje sobre el busto y los hombros. Sin embargo, cuellos clásicos como los escotes en V, corazón y barco regresan con fuerza a las boutiques de vestidos de novia. 

El escote en V alarga visualmente las facciones, estiliza el cuello y hace que el busto parezca más prominente. El escote en forma de corazón también es una ayudita para las novias con poco pecho y les permite lucir unos bonitos hombros y clavícula. En tanto, la línea horizontal del escote barco resalta los hombros y sirve para equilibrar la silueta de aquellas mujeres con cadera ancha. Mientras, las prometidas más sexies encontrarán en el escote profundo en V, otro de los básicos de 2019, un sensual y revolucionario aliado.

9. Capas ¿y batines?

Inmaculada García

Las caudas watteau y las capas dotan a cualquier look de un glamur y distinción indiscutibles. Las novias contemporáneas cada vez prescinden más del velo y las capas son una sorprendente opción para hacer una llegada triunfal. En algunos casos, como en este modelo de Inmaculada García, la capa es una extensión del escote y emerge de los hombros. También Atelier Pronovias, Cymbeline y Reem Acra diseñan majestuosas y volátiles capas para sus modelos de 2019, pero optan por que sean prendas de quitar y poner. 

¿Y qué otra prenda se hace un hueco entre las tendencias del año próximo? No son levitas, no son sacos, no son abrigos. Los batines casi lenceros de Carla Ruiz y las soberanas piezas de Matilde Cano, llenas de detalles dorados y pedrería al más puro estilo cortesano, serán la nueva prenda de abrigo de las novias más fashionistas.

10. Detalles en 3D

Reem Acra

Los detalles en relieve, cosidos a las faldas, a las cinturas, a los tops y a cualquier parte del vestido añaden una textura tridimensional a los vestidos de novia 2019. En la mayoría de las ocasiones, como lo hacen Atelier Pronovias, Reem Acra, Inmaculada García y Cymbeline, evocan motivos florales que juegan a convertirse en una extensión del ramo de novia natural. Aunque también hay propuestas creativas como las de Carla Ruiz, que presentó una colección de inspiración marina con detalles en relieve que simulan ser escamas de pez. ¡Estos detalles se verán fabulosos en un trash the dress en la orilla del mar! 

11. Geometría

Cymbeline

Las líneas rectas, polígonos y patrones que dan una sensación de orden a las imágenes de invitaciones de boda permean también en la moda nupcial. En las espaldas de los vestidos de Cymbeline dibujan caprichosas formas poligonales. En los vestidos de novia de Rosa Clará, los juegos de encajes dispuestos en líneas verticales y horizontales repiten cenefas de evidente inspiración bohemia. 

12. Holanes

Jordi Dalmau

De encaje, de tul o de organza son solo algunas de sus versiones. Los holanes superpuestos suman volumen a las faldas. A veces, de manera irregular y con un aspecto desordenado, lo que da como resultado vestidos de novia modernos, como esta creación de Jordi Dalmau. Otras veces, los volantes se disponen escalonados con una estética que recuerda a la moda indígena. Y es que a la moda actual siempre le gusta beber de la inspiración más auténtica.

13. Asimetrías

Rosa Clará

Los vestidos de novia cortos son los preferidos de las mujeres con una seguridad arrolladora, unas piernas de infarto... ¡y unos zapatos increíbles! Pero para aquellas que creen que llevar un vestido largo de novia y lucir figura es perfectamente compatible, los cortes asimétricos son la clave. Entre los vestidos de novia 2019 no faltarán modelos con minifalda o largos midi por delante y caudas barridas por detrás.

14. Vestidos de época

Matilde Cano

Voluminosas faldas con los más barrocos brocados conviven con delicadas siluetas de imperio de cortes pulcros. En unos modelos se aprecian detalles fastuosos con reminiscencias medievales; en otros, un minimalismo propio de las más bellas diosas griegas. Los vestidos del futuro son también vestidos del pasado que invitan a las novias a tener una boda que surque la línea del tiempo rumbo a su época favorita. Y tú, ¿a qué siglo viajarías? Si te gustan las mangas medievales, toma los boletos de Matilde Cano y Atelier Pronovias; para las décadas más glamurosas del París contemporáneo, no te pierdas la ruta de Cymbeline.

15. Más allá del vestido

Carla Ruiz

Los conjuntos de dos piezas con crop top o bandeau, los jumpsuits y los trajes de pantalón siempre tienen un hueco en las colecciones de moda nupcial de alta costura. Hace algunos años, era menos habitual ver estas combinaciones fuera de la pasarela, pero hoy se han convertido en ideales vestidos de novia para boda civil. Algunos se reinventan con transparencias imposibles, aunque no será de extrañar que esos tarden un poco más en salir del circuito de fashion shows a las tiendas donde se visten las novias "mortales".

En la pasarela también se desplegaron las próximas tendencias en accesorios y joyería nupcial. Las mujeres más clásicas estarán encantadas de vestir sus peinados medio recogidos con tiaras y tocados de pedrería. En cambio, los maxiaretes con flecos y las gemas de colores atraerán a las más atrevidas, mientras que aquellas que busquen un look vintage encontrarán en los chokers, las plumas, los listones para el cabello y las coronas de flores todo un océano de inspiración.

Y mientras descubres cómo las cabelleras sueltas y las ondas al agua van ganando espacio entre los peinados de novia, ahí va la pregunta del millón. ¿Incorporarás alguna de estas tendencias a tu estilismo nupcial? No te pierdas el catálogo de vestidos de novia 2019 al que cada vez se irán sumando nuevas firmas en esta cuenta regresiva para el año próximo. Novias de 2019, ¿ya están listas?