Bryan & Jessica
Boda de Bryan & Jessica

Contratar los servicios de bebidas para una boda a veces puede parecer más difícil que elegir el vestido de novia. Antes de cerrar el trato, necesitarán conocer las modalidades de contratación del servicio de bebidas. Cuántas copas incluirán, cuántas horas durará su barra libre, aclarar el precio del descorche o elegir lo que tomarán para el brindis que acompañe al pastel de boda son dudas muy pertinentes en este proceso. ¿En qué modalidades podrán contratar la bebida de la boda?

1. Servicio de bebidas incluido en el menú

Don Jorge
Don Jorge

Que su proveedor de catering para bodas o el salón incluyan el servicio de bebidas en su paquete de contratación es la opción más socorrida. Al ir integrado con el menú, ustedes no tienen que preocuparse por mucho más. La empresa contratada determinará la cantidad de bebida que se necesita para la boda según el número de invitados, el horario, la duración del banquete y el coctel, los momentos en los que quieran hacer un brindis y sus hábitos de consumo, entre otros factores.

Procuren integrar las bebidas básicas para el banquete: aguas, jugos, refrescos; el vino o el espumoso con que brindarán, y las que se saborean mejor cuando la fiesta está en su apogeo y todos han pisado la pista de baile. Que no falten los cocteles, la cerveza, el tequila, el mezcal, el brandi o el vodka. ¿Cuáles les gustaría ofrecer a sus invitados?   

2. Barra libre abierta por horas

La barra libre implica conocer el número de personas que confirmaron asistencia después de recibir sus invitaciones de boda elegantes, así como el momento de la fiesta en que se ofrecerá este servicio y por cuánto tiempo. Hay parejas que optan por que la barra abra desde el coctel de bienvenida, mientras otros lo hacen hasta que se abre la pista de baile. Con esto será más viable que les hagan un presupuesto y tomen una decisión.

Si la barra libre no durará hasta el final de la fiesta porque prevén que el consumo descenda en las últimas horas y que este servicio no sea tan rentable, pregunten por opciones combinadas. Consulten con su proveedor si es viable entregar a los invitados boletos canjeables que puedan ser entregados después de cerrar la barra libre. Así, ninguno de sus invitados se quedará sin una copa y ustedes no tendrán que pagar una o dos horas adicionales de barra libre para que solo la amorticen unos pocos.

Para añadir variedad a la clásica barra libre, hay distintas opciones para atender a los invitados. Por ejemplo, los carritos de shots, que, según el paquete, puede manejar más de 100 recetas. Qué decir de las mochilas "fumigadoras", que se ha convertido en uno de los elementos divertidos de las bodas. Cualquiera que sea la alternativa que más les encaje, no olviden preguntar sobre las opciones para barra nacional e internacional y las bebidas sin alcohol.

3. Bebidas en consignación

Victor Valdes Photographer
Victor Valdes Photographer

Las bebidas en consignación son una opción bastante cómoda para los novios, ya que al final se paga únicamente lo que se consume. ¿Cómo funciona? Se contrata una cantidad por encima de lo calculado, incluso abierta, pero con la condición de que toda bebida que no se consuma, no se paga. Es por tanto una alternativa muy justa tanto para los novios como para la empresa.

Lo que sí tendrán que cerrar será el tipo de bebidas que servirán y la forma en que se ofrecerán: en copeo, con botellas disponibles en la mesa o con barra abierta. Así como se pueden apartar dos rebanadas del pastel de boda elegante que sirvieron, de todas las botellas sin abrir, resérvense una para hacer su brindis privado en la habitación, ¿les parece?

4. Servicio de descorche libre

Cin San Photo&Video
Cin San Photo&Video

Con previo aviso mediante las invitaciones de boda originales, el descorche libre es otra de las opciones para el servicio de bebidas. Consiste en que los novios (a veces, también los invitados) llevan lo que desean tomar y lo que se paga al proveedor es el servicio de vasos, hielos y personal para servir los tragos. En función de la tarifa pactada, los meseros podrían recibir propinas directamente.

Sea cual sea el servicio que mejor les acomode, lo viable es que tengan un cálculo lo más aproximado posible de lo que se consumirá, incluso por salud mental. Esto los ayudará a tener satisfechos a todos los invitados y un mejor control del presupuesto. Otro detalle que deberán tener claro es el tipo de bebidas que se ofrecerán. Cerciórense de que adquieren bebidas de calidad, sobre todo, las que sean alcohólicas, para evitar intoxicaciones y crudas de las que sea más difícil reponerse.

Soliciten a sus proveedores toda la información que consideren oportuna y, si lo desean, pídanles creatividad a la hora de presentar los tragos. Así la decoración de la mesa de dulces para boda tendrá que ser cautivadora, las copas más creativas también serán muy apreciadas. Y si les van más los clásicos, ¿habían pensado en entregar minibotellas como recuerdos de boda? Encarguen unas de tequila, mezcal o el licor de su preferencia con unas etiquetas personalizadas, ¡serán la sensación!