Andy Photography

¿Las invitaciones de boda comenzaron a entregarse y ustedes no han elegido sus alianzas de matrimonio? Eviten que gane la desidia y así como destinaron un tiempo para buscar el vestido de novia, hagan lo mismo para tomar una decisión sobre sus argollas, sin olvidar el diseño de las que ya portan, pues habrán de compartir el dedo con los anillos de compromiso.

Como sabemos que esta será una determinación muy importante que los marcará de por vida, a continuación presentamos cinco consejos para escoger los anillos ideales.

1. Definan qué atributos buscan

Tener una buena comunicación es un punto crucial en cada faceta de la vida en pareja, pero también en la planeación de la boda. No solo les ayudará a tomar decisiones sobre el salón o el pastel de boda elegante que satisfagan a ambos. En el caso de las alianzas, consideren que ambos portarán estos anillos y, cuando los vean en su mano, recordarán su compromiso con el ser amado.

Hagan una lista de las cinco características que desean en sus argollas y, al intercambiar ideas en parejas, expresen sus razones. Seguramente habrá elementos cuyo significado sea el mismo para ambos, así que elaboren un nuevo listado que contemple los detalles que elijan en común acuerdo. Esto los ayudará a partir de una base que les facilite el camino en la etapa de búsqueda.

2. Elijan un diseño original

Dianey Valles Photography

Las alianzas reflejan la fuerza que une a dos personas, por eso deberán tener elementos únicos que representen a la pareja que las porta, de ahí que el diseño sea tan importante.

Así como el novio pasó mucho tiempo revisando imágenes de anillos de compromiso, busquen variedad de modelos de alianzas. En el catálogo de joyería de Bodas.com.mx encontrarán ejemplares de decenas de marcas a partir de los cuales podrán concretar la idea de lo que quieren. Debe tomarse en cuenta si la novia porta un anillo de compromiso de oro blanco para que las piezas haga juego y las tonalidades de los metales no desentonen al colocar juntas las argollas.

Cuiden los detalles que grabarán en ellos. Hay quienes eligen sus iniciales, pensamientos de amor cortos (muy cortos) o fechas importantes. Eso será parte del sello personal. Además, tengan en cuenta la forma de la mano, pues una argolla con piedras llamativas podría lucir exuberante en una mano pequeña.

3. Compren solo materiales de calidad

Stanly's Photo

Al tratarse de una joya de uso permanente, asegúrense de la calidad del material. De preferencia, busquen uno que sea cómodo y ligero y que no se manche. Por ejemplo, si se prefiere el oro amarillo, se recomienda que las alianzas sean de 18 o 14 quilates para cuidar que no se deforme, ya que es un metal maleable.

En cambio, si se opta por paladio de plata, que es un material con el que también se diseñan anillos de compromiso baratos, este metal podrán limpiarlo con facilidad.

Una forma de garantizar la calidad es acercándose a joyeros certificados que trabajen con sellos de calidad. Esto les dará la seguridad de que están tratando con profesionales de confianza que sabrán orientarlos como se debe.

4. Establezcan un presupuesto

Pammy Prado Fotografía

Incluso antes de tener una idea clara de lo que quieren, establezcan un presupuesto digno para las alianzas y traten de cumplirlo. Quizá sea más fácil ajustar gastos en otros detalles como la decoración del salón, pues existen centros de mesa para boda económicos y originales con los que el ahorro no será un sacrificio.

Si son de los afortunados que tendrán padrinos de anillos, compártanles la información que han recabado hasta entonces y sean muy claros con lo que desean. Consideren el monto que ellos les ofrezcan; si no es suficiente para lo que quieren, sugieran de la mejor manera hacer una aportación para completar el monto, sin que se sientan ofendidos u obligados a darles la cantidad requerida.

5. Fijen un límite de tiempo

Chic Foto & Cinema

Es necesario establecer un periodo para elegir las alianzas y respetarlo. Consideren un tiempo justo para visitar las joyerías que deseen y obtener una cotización. Por lo general, el plazo estimado es de siete a nueve meses antes de la boda. Si tienen el tiempo encima, sean muy selectivos a la hora de estudiar el directorio de joyeros y elijan los lugares a los que podrían ir solos y a los que les interese ir juntos. Incluyan esta tarea en su itinerario de proveedores con los que habrán de resolver otros detalles de la celebración, como la prueba de platillos y otras compras.

La elección de las alianzas no será una decisión fácil, pero tampoco imposible; mucho dependerá de la comunicación y organización que establezcan entre ambos. Deben escucharse con atención, respetar sus puntos de vista, unificar sus intereses y decidir qué sugerencias externas tomar en cuenta.

Recuerden que hacer las cosas deprisa no siempre es lo adecuado y genera más estrés. Si no se organizan, tendrán que dedicar menos tiempo a otros asuntos que demandan demasiada atención, como la elección del peinado de novia, la música o los recuerdos para boda útiles. En fin, se acumularán los pendientes y las preocupaciones aumentarán. ¡No lo permitan!