Arte Visual

Que el amor y la espontaneidad sean tu mejor aliado a la hora de sentirte más sensual y hermosa que nunca. Al elegir la lencería, ya sea para usarla debajo del vestido de novia, para la luna de miel o el resto de los días junto a tu esposo, piensa en ese gran amor que te ha dado confianza y alegría para vivir. Claro, no todo debe tener el mismo tono de seriedad que los anillos de compromiso, así que, sin perder la elegancia, es posible llevar un toque de diversión a la cama. ¡Que no te dé miedo atreverte! Arréglate el cabello con un peinado medio recogido y sal de tu zona de confort, la experiencia será inolvidable para ambos. Aquí te decimos qué debes tomar en cuenta para elegir una ropa interior juguetona.

¿Qué dicen los colores?

Toda Época Lencería

Elegir el color de tu lencería podría decirse que es el primer paso. Posiblemente, para tu vestido de novia de encaje las opciones en blanco, marfil y nude sean las mejores, pero no por ello deben ser aburridas. Al contrario, en estos tonos hay una gran variedad de estilos que imprimen sensualidad; si te animas, apuesta por las transparencias y los estampados.

El rojo es, por excelencia, el color de la pasión y, lo mejor, queda en todo tipo de piel, así que siéntete segura de elegirlo. Ahora que, si aún no te sientes preparada para esa decisión, prueba con un marsala, te hará ver sofisticada y sensual. Este color tiene matices marrones y queda genial si va combinado con detalles negros. 

Otra opción mágica es el ultravioleta, que además de estar de moda y resaltar tus curvas, proyecta seguridad y misticismo. Si lo que buscas es un azul ultramar, celeste o turquesa, estarás lista para tomar la iniciativa.

Qué decir del negro, un clásico del que muchas viven enamoradas. Y es que no solo te hace ver elegante y estilizada, sino que aporta mucha sensualidad. Con un conjunto en este color crearás un aire de misterio y saldrá a la luz la mujer erótica que hay en ti.

Desde un color fresa hasta un tono pastel, el rosa te dará un aspecto fresco, tierno, inocente y juvenil; otros tonos más fuertes de rosa, como el fucsia, denotan además una intención de travesura.

Qué tal un amarillo claro; luce perfecto con detalles en negro, gris o blanco. En tonos más vivos, resaltarás la parte más alegre y libre de tu personalidad.

Encajes y transparencias, un toque esencial

Victoria's Secret

El encaje en la lencería aporta el detalle perfecto para la sensualidad, no hay dudas, aunque para sacarle el mayor provecho debes tener cuidado. Recuerda que este tejido evoca elegancia y sutileza, pero hay que portarlo con equilibrio.

Busca prendas que combinen las transparencias con telas sólidas para conservar la delicadeza. También recuerda que esta textura añade volumen a tu cuerpo, por lo tanto, debes cuidar dónde lo pones para balancear tu figura.

Si, por ejemplo, quieres ensanchar tus caderas, aprovechando que portas un vestido de novia corte princesa que no se ceñirá ni dejará que se marque tu ropa íntima, la parte de abajo puede tener encaje en los costados. O si tu busto es pequeño, utiliza un sostén totalmente decorado para que sea más abundante visualmente.

Recordemos que ya existe una gran alternativa para cualquier tipo de bustos… Sí, ¡los famosos bralettes! Estas piezas de lencería están disponibles en miles de diseños que ofrecen comodidad sin ser aburridos.

Son un accesorio por sí solo, los hay con transparencias en las bandas y hasta en las copas y también con una parte de encaje bajo el busto que marca la cintura. Puedes usarlo todo el día o guardarlo para el momento más especial; te brindará una apariencia sexy y sutil.

Holanes, espontaneidad a tu favor

Toda Época Lencería

Holanes, sí, leíste bien. ¡Estos nunca pasarán de moda! Además, pueden ser tus mejores aliados si quieres disimular algunos kilos de más. Si los eliges te verás tierna y reservada, pero a la vez un tanto sugerente.

Los babydolls son la pieza ideal en la que apostar por los holanes en una ocasión tan especial como tu noche de bodas; te verás provocativa e invitarás a tu pareja a disfrutar de cada momento de intimidad.

Otra virtud de estos acabados es que te hacen lucir glamurosa si los combinas con telas brillantes y suaves como la seda o el satín. Aunque estas son muy delicadas, valen completamente la pena. No te preocupes si no puedes usar los holanes con tu vestido de novia corte sirena, en el gran día lo importante es estilizar tu figura, a la vez que tienes toda la comodidad. Ya cuando llegue la hora de estar en pareja podrás prepararte con la lencería que te haga ver más sexy.

Listones, prácticos y coquetos

Intimissimi

Los listones en la lencería no los usa cualquiera, pero no podrás negar que la ocasión lo amerita. Bien pueden complementar un body sofisticado o lucir en un corsé y conjuntos que dejen poco a la imaginación.

Estos últimos son para quienes no dudan en lucir su figura tal cual es, pues sirven para sujetar las piezas o acentuar algunas partes de tu silueta, a la vez de dar una apariencia linda y juguetona. Incluso algunos bralettes los tienen para lograr un look más llamativo.

Actitud, la clave al llevar la lencería

Etam

La actitud correcta es, indudablemente, el mejor complemento para tu outfit en la cama: ¡lo es casi todo! No olvides que el día B es uno de los más especiales y, aunque depende de los dos hacerlo memorable, procura darle a tu actitud la misma importancia que le das a tu apariencia, así disfrutarás el festejo de principio a fin.

La confianza, tal como la plasmaron al recitar con seguridad y delante de todos sus invitados sus pensamientos de amor cortos, es clave en la vida en pareja y por supuesto, esto incluye la intimidad. Mostrarte segura hará que disfrutes mucho más y que tu lencería sea únicamente el marco de tu sensualidad.

Recomendación: pruébate la lencería que te guste para que te asegures de lo bien que define tus encantos y que es la talla correcta, nada de apretujones ni incomodidades.

Si nunca has optado por algo fuera de lo común, este es el momento perfecto para que salga a flote esa parte escondida de tu personalidad. Lo sexy y divertido está hecho para cualquier tipo de cuerpo, aún si portas un vestido de novia para embarazada. Para que todo te sea más sencillo, comienza tu actitud de mujer hermosa y sensual con la elección del peinado de novia. Por lo demás no te preocupes, sin duda, encontrarás algo que lo sorprenda al caer la noche, y lo mejor de todo, que te haga redescubrirte en esta nueva etapa de tu vida.