Camilo Jaimes Photographer

Todas las mujeres quieren verse despampanantes el día de su boda. Algunas buscan el vestido de novia corte princesa que idealizaron al comprometerse con su pareja. Otras se enfocan en que su ramo de novia aporte más luz al outfit nupcial. Y todas buscan decenas de peinados de novia para mostrar un look radiante. Algo es cierto: la belleza de una novia no es proporcional al largo de su cabello. Pero si tú deseas darle unos centímetros más o simplemente añadir más volumen a tu pelo, es probable que hayas considerado el uso de extensiones.

Las extensiones de cabello son un sistema rápido de añadir más masa capilar. Es una solución casi inmediata, pero también menos profunda que llevar a cabo un tratamiento de regeneración o de fortalecimiento del cabello. Como, al retirar las extensiones de cabello, puedes regresar al estado natural de tu melena, esta es una opción que se plantean muchas mujeres tanto en su día a día como en fechas especiales como una boda.

¿Para qué usar (o no) extensiones?

Mónica Manicure & Styling Salon

Los motivos para utilizar extensiones son varios. Por ejemplo, si tienes el cabello corto o medio y necesitas cierto largo para que te puedan hacer el peinado con trenzas modernas que tanto te gusta. O piénsalo si quieres añadirle volumen a tu cabello porque este es muy fino y lacio para el peinado recogido elegante que te enamoró. ¡O planeas llevarlo suelto! Además, si quieres cambiar tu look o simplemente necesitas más cabello, aprende cómo elegir unas extensiones.

Precauciones

Encontrarás diferentes largos, pero lo ideal es que estas no excedan el doble de la longitud del cabello natural, pues el mismo peso del pelo y el roce podrían debilitar la raíz, disminuir el crecimiento y hasta ocasionar caída de cabello.

También podrás adaptar las extensiones a diferentes tonos de cabello e incluso teñirlas. Sin embargo, la decoloración de las extensiones está desaconsejada, pues puede ser un tratamiento muy agresivo que termine dañando tu cabello natural.

De igual manera, si tu cabello es escaso o muy débil, tal vez te veas tentada de aplicarte unas extensiones. Pero ten cuidado con el sistema de sellado que emplees para no terminar maltratándolo. Asimismo, el pelo natural puede perder fuerza y brillo en la parte que quede cubierta las extensiones, por lo que no es conveniente mantener el tratamiento durante mucho tiempo.

Tipos de extensiones

Studio 34

Básicamente, existen dos tipos de extensiones según el origen del pelo: naturales o sintéticas. Con las primeras, el acabado es más orgánico, su mantenimiento y lavado será algo más similar al que deberás tener con tu melena y también es menos probable que te produzca alguna alergia o irritación, como sí puede suceder con el pelo sintético.

Tanto las extensiones de cabello natural como sintéticas son duraderas, siempre y cuando se tengan los cuidados necesarios para darles vitalidad. Aunque hay proveedores de cabello sintético que procuran resultados muy profesionales, las extensiones naturales lucirán y se sentirán al tacto más realistas. Al ser de cabello 100% virgen, esto también las hace más costosas que las sintéticas.

Sin embargo, es oportuno hacer otra clasificación según el tipo de sellado o unión de la extensión al resto del cabello. Cada método implica una complejidad, sus ventajas y contraindicaciones y, por supuesto, un precio diferente. No dudes en consultar con un profesional de belleza cuál es el más aconsejado para tu caso para priorizar siempre un tratamiento personalizado.

1. Con queratina

Para el sellado de las extensiones con queratina, se separa mechón por mechón cerca del linaje del cabello, es decir, a dos centímetros del nacimiento de este. De mayor a menor agresividad para el cabello, las extensiones se fijan por calor, aire comprimido, ultrasonido o láser. Y, obviamente, la relación de precio va a la inversa, siendo el láser el tratamiento más costoso.

Duran de dos a tres meses y el principal efecto secundario del sellado con queratina es la pérdida de cabello al momento de retirarlas. Por suerte, la queratina ha ido reemplazando al silicón, que es el material con el que se sellaban anteriormente.

2. Cosidas

Las extensiones cosidas son cortinas formadas con mechones que se unen al cabello por medio de una trenza que se hace con tu propio cabello en la misma raíz, como si fuera una corona de lado a lado. Las cortinas caen de forma continua y se cosen con aguja al cabello.

Este método es uno de los más eficientes y menos dañinos, pues al colocar las extensiones, estas caen de forma natural. Sin embargo, debido al crecimiento del cabello natural con que se teje la trenza y a causa de posibles enredos, duran en buen estado alrededor de un mes y medio. El proceso de colocación puede tardar en torno a cinco horas.

3. Con grapa o micro-ring

Este sistema también es conocido como extensiones de micro-ring. Estas se unen mediante pequeños anillos de aluminio que se cierran anudando el cabello. El procedimiento es por presión, es decir, nada de calor y mucho menos pegamentos o siliconas.

Este método es de los más duraderos, pero incómodo los dos primeros días, además de que la fricción del cabello con el micro-ring puede ser muy agresiva. La durabilidad de las extensiones de grapa dependerá de los cuidados, pues normalmente duran de cuatro a seis meses y su colocación es rápida. No es el más discreto, por lo que solo se suele emplear para algunos mechones que queden escondidos bajo el grueso de la melena.

4. Con clip

Las extensiones con clip son las más fáciles de poner. También se conocen como de “quita y pon”, pues podrás usarlas y quitarlas cuantas veces quieras, siempre y cuando las cuides y las guardes en condiciones óptimas de conservación. Se adhieren mediante horquillas y son perfectas para dar volumen a los peinados recogidos fáciles que permitan que el clip no quede a la vista.

Se pueden peinar y moldear con cualquier estilo. Además, encontrarás en diferentes tonos y largos. Nuevamente, la vitalidad de las extensiones de clip dependerá de los cuidados que se le den: algunas duran hasta un año.

5. ¿Otros postizos?

Adame Fotografía y Video

Cuando se trata únicamente de dar algo de volumen a un peinado para una sola ocasión, también puedes considerar los accesorios de cabello natural como coletas, trenzas, bumpits o donas para el cabello. Bien camuflados, pueden dar esa altura deseada a tu peinado para boda de noche sin comprometer la salud de tu cabello, únicamente con pinzas, ligas o pasadores.

Definitivamente, las extensiones son una inversión en belleza que se suma al presupuesto que destinarás el día de la boda a tu maquillaje, peluquería, vestido de novia y accesorios. Antes de tomar la decisión piensa por qué las quieres, si realmente las necesitas y cuál será el efecto final, no solo en tu look, sino también en la salud de tu cabello. Si eres una novia con cabello corto y este te impide tener un peinado recogido, también puedes optar por dejarlo suelto. Es una de las tendencias y cada vez más hay novias que se casan con melena corta. ¡Valora la situación y siéntete tú misma!