Un estilo de vida saludable se traduce en belleza física y emocional; aunque suene trillado llevar una alimentación balanceada y una rutina de ejercicio seguido son fundamentales para desarrollar las actividades del día a día, mantenerse en forma y con más energía. Sin embargo, es natural que teniendo encima la fecha de la boda sea más difícil cumplir con esto como quisieras. Para salvarte de apuros hay muchas soluciones naturales con ingredientes que tienes en casa. ¡Atenta a estos tratamientos caseros para novia!

1. Exfoliante para el rostro

Si sufres de piel grasa, puntos negros y algunos granitos traicioneros que salen en los días menos indicados, tu mejor amiga será esta mascarilla exfoliante que lleva tan solo de cinco a seis fresas grandes, media cucharadita de azúcar y dos cucharas soperas de miel de abeja.

Este tratamiento casero para antes de la boda actuará como un desinfectante astringente natural y te ayudará a controlar el brillo la mayor parte del día. Recuerda aplicarla en círculos por 5 minutos y enjuagar con agua fría para cerrar los poros.

2. Pies suaves

La piel de los pies es el talón de Aquiles de muchísimas personas, así que no te frustres si tienes problemas de durezas o callosidades, pues también lo puedes solucionar fácilmente si eres constante al menos una semana anterior a la boda para que puedas lucir esos lindos zapatos slingback.

Para lograr suavidad en esta área hay que remojar los pies en agua caliente con un chorrito de vinagre por unos 15 o 20 minutos; después de secarlos perfectamente hay que hidratarlos muy bien y dormir con calcetines. Y como un extra para tener las uñas con un aspecto saludable, puedes aplicarles jugo de limón con algodón y dejarlo actuar otros 15 minutos (esto también te facilitará cortarlas si sufres de alguna uña enterrada no muy aparatosa).

3. Manicura perfecta

Antes era común que al hacerse una manicura en algún salón de uñas retiraran la cutícula casi sin preguntar; afortunadamente eso ha cambiado y ahora se deja a tu elección debido a que empujarla hacia atrás y cortarla puede provocar infecciones y, si eres muy sensible en esa zona, producirse heridas.

Así tú quieras que te las quiten o no, tus manos pueden lucir igual de bonitas si hidratas tus cutículas; no hace falta mucho, solo un poco de aceite de oliva extra virgen aplicado directamente antes y después de cualquier procedimiento en tus uñas. Además, puedes extender el exceso en todas tus manos para que se vean relucientes a la hora de añadir la argolla de matrimonio al anillo de compromiso que te tiene tan feliz.

4. Labios perfectos

¿Sufres de esos molestos pellejitos en los labios? Esto es más común de lo que a veces creemos, sobre todo en temporada de frío porque tendemos a humedecerlos más seguido. Para deshacerte de ellos hace falta una exfoliación muy suave y constante, pero el paso fundamental es la hidratación permanente.

Mezclar un poquito de aceite de coco y azúcar, lo que alcances a tomar con la punta de tu dedo será suficiente; aplicarlo en tus labios en círculos para después enjuagar con agua tibia, obtendrás resultados casi inmediatos que te sacarán de apuros el día antes de la boda.

5. Hidratante para el cabello

Si sufres de cabello seco o quebradizo y no quieres gastar en costosos tratamientos químicos para tratar de repararlo antes de la boda, puedes recurrir a los aceites naturales de aguacate y coco, excelentes para penetrar la fibra capilar.

Una buena mascarilla casera se prepara con aguacate maduro machacado y mezclado con tu acondicionador habitual; basta con aplicarlo de medios a puntas y dejarlo actuar el mayor tiempo posible para después lavar tu cabello como normalmente lo haces. Hay otras igual de efectivas que llevan huevo y mayonesa con aceite de almendras

6. Blanqueador dental

Es importante que, si tienes dientes en extremo sensibles, consultes antes con tu dentista qué tan viable es aplicar este remedio, pero si no es tu caso y si lo usas una sola vez por semana no tendrás mayor problema.

Se mezcla un poco de jugo de limón con bicarbonato de sodio hasta formar una pasta ligera; después aplícala con un hisopo sobre tus dientes y déjala actuar por dos minutos máximo; enseguida lávalos como de costumbre.

7. Contra las bolsas y ojeras

Seguro ya conoces los efectos del pepino sobre las bolsas y ojeras; es un excelente desinflamatorio igual que la papa y basta con cortar un par de rodajas y colocarlas sobre los ojos de 20 a 30 minutos, después de haberlas tenido un rato en el refrigerador. Otra alternativa igual de funcional son las bolsitas de té de manzanilla tibias para dejarlas hasta que se enfríen totalmente sobre tus ojos.

8. Para el rostro y el escote

Luego de exfoliarte durante el baño con miel, azúcar y apenas un par de gotas de limón –para limpiar, humectar y blanquear la piel– trata de darte un regaderazo de agua fría cayendo directamente en estas zonas para reafirmar; una vez que salgas, coloca tu crema hidratante con movimientos circulares hacia afuera en el rostro y con movimientos hacia arriba en el cuello y pecho. Esto no solo ayudará a que se vean más firmes y con brillo natural, sino que beneficiará enormemente su aspecto con una buena circulación si lo conviertes en un hábito de por vida.

9. Remedio para disminuir la celulitis

Somos conscientes de que lo único que puede evitar la celulitis es una buena alimentación y el ejercicio constante, y que por supuesto no existen los productos milagrosos; sin embargo, hay remedios naturales que ayudan a disminuirla y/o prevenirla un poco, como el café.

Si quieres reducir este defecto en la piel para el día de la boda muele un poco de café (si es de grano mejor) y mézclalo con un gel de baño común para exfoliar suavemente las áreas afectadas. Trata de hacerlo con al menos un mes de antelación y dos veces a la semana.

10. Bronceador natural

Si te casas en verano y quieres lucir una piel bronceada naturalmente puedes licuar cuatro zanahorias lavadas sin pelar con 10 gotas de aceite de coco hasta que estén bien integrados. Después aplica la mezcla sobre la piel –evitando el rostro– antes de tomar el sol y, muy importante, también ponte bloqueador solar.

Si no te queda tiempo para tomar el sol, otra opción para reducir ligeramente el aspecto pálido es con té negro; en medio litro de agua añade cinco bolsitas de té, déjalo reposar por 10 minutos y al sacarlas vierte la infusión en un pulverizador, luego aplícalo uniformemente por todo el cuerpo evitando el rostro y listo.

Lo importante es que consideres que entre más pronto inicies cualquiera de esos tratamientos caseros para antes de la boda, los resultados serán más notorios, solo debes ser cuidadosa en sustituir productos a los que seas alérgica.