Cineluk Wedding Photo
Cineluk Wedding Photo

El gusto por los centros de mesa para boda, el sabor del menú, la emoción del ramo de novia… Los niños y las niñas viven de una manera muy especial todo lo que los adultos disfrutan en las bodas. Con nervios, con fascinación, con curiosidad: observando las reacciones de los invitados más jóvenes puede descubrirse un mundo nuevo. Desde la música hasta los recuerdos para boda útiles, vivan la celebración a través de los ojos de los peques.

1. Son los más alegres y cariñosos

Alanís Fotografía
Alanís Fotografía

Las tías dan los mejores apretones de cachetes y las damas no pueden ver a la novia sin derramar lágrimas de felicidad. Pero nadie expresa su cariño con más emoción que los niños. El afecto que desborden sobre los novios es su forma de manifestar el sentimiento de la celebración: el amor en su forma más auténtica.

2. No pierden detalle

Marcos Pérez Fotografía
Marcos Pérez Fotografía

“¿Vieron que a mi tío se llevó dos recuerdos de mesa para boda?” “Y luego la sobrina del novio estaba agarrando pastel con los dedos”. “¿Se acuerdan cuando mis primas se estaban peleando por el ramo de novia?” Los niños no son indiscretos: solo son observadores ¡y con muy buena memoria! Los pequeños y pequeñas están conociendo el mundo y cada descubrimiento que comparten hará reír (a veces también de nervios) a los adultos.

3. Porque a veces no solo se casan dos

Diego & Becky
Boda de Diego & Becky

La boda es la celebración de una nueva etapa para una pareja o para toda una familia: los novios y sus hijos e hijas le dan la bienvenida a nuevas aventuras y nuevos proyectos. Por eso, todos los integrantes de la familia pueden tener una participación especial en la boda, desde ayudar con los preparativos hasta ser modelos de las mejores fotos.

4. Siempre están dispuestos a ayudar y divertirse...

Alanís Fotografía
Alanís Fotografía

Confíen en los pequeños invitados que asistan a su boda, porque ni siquiera los padrinos y las madrinas serán tan serviciales. Los niños se sentirán importantes y especiales si participan en la celebración y se sentirán infinitamente compensados si hay juegos o premios de por medio. Además, vivir el proceso les enseñará a cumplir responsabilidades, organizar sus actividades y administrar su tiempo.

5. ... aunque no entiendan qué está pasando

Wedding Memories
Wedding Memories

Imagínense lo que piensan los niños de las bodas. “¿Por qué hay tanta gente? ¿De quién es esta casa? ¡Ya me quiero dormir!” Los pequeños siempre son fotogénicos, aunque tengan cara de "what?" Hay que tenerles más paciencia de la que ellos tienen a los adultos, porque para ellos la boda puede ser incomprensible.

6. Algunos empiezan temprano con sus preparativos

Quetzal Photo
Quetzal Photo

Los niños y las niñas más chic se unirán con gusto al equipo de los novios en los arreglos personales. Trajes elegantes y vestidos para fiesta en jardín, manicuras, corbatas, peinados de fiesta ¡y el vestuario de pajes y damitas! Ellos también querrán demostrar su estilo y les encantará aprender de moda y belleza en una celebración llena de glamur.

7. Lo tienen todo controlado

Miguel Ángel López
Miguel Ángel López

Las niñas y los niños siempre encuentran una solución a los problemas, porque tienen el superpoder de una imaginación siempre activa. Además, lo que para los adultos es una crisis, para los niños es solo pasajero. Eso sí, es buena idea contar con el respaldo de sus papás, para quitarles la presión de encima.

8. A veces se pueden abrumar...

María Escoto
María Escoto

“¡Ay, ya que se acabe! ¡Me choca este vestidote! ¡Esto está lleno de adultos!” Saludar a todo el mundo, recibir halagos y cariños y tener que platicar con los grandes puede ser demasiado para los pequeños, por lo que necesitarán su espacio en la fiesta. No se preocupen: serán los primeros en unirse a los momentos más divertidos.

9. ... sobre todo, después de 10 fotos

Alex López Fotógrafo
Alex López Fotógrafo

Cinco minutos de adulto es como una eternidad para los niños cuando no están haciendo lo que les gusta. Posar, estar quietos y sonreír no son actividades particularmente divertidas para ellos. El truco de “una más y ya” no les va a impedir demostrar abiertamente su descontento, porque los niños no temen demostrar sus sentimientos.

10. El amor les parece muy ¿romántico?

The Story Lab
The Story Lab

Besos, pensamientos de amor cortos, una ceremonia muy romántica… El sueño de los adultos puede gustar a muchos niños y aburrir a otros. Si quieren saber cuándo están cruzando la línea entre lo bonito y lo cursi, no tienen que preguntar: los niños de la boda se lo harán saber de inmediato. Por eso, no es raro que, mientras los grandes están teniendo un momento inolvidable, los niños estén ocupados en sus propias aventuras.

11. Les gana la curiosidad

Camilo Jaimes Photographer
Camilo Jaimes Photographer

“¿Cómo se verá la novia? ¿Por qué están de un lado las mujeres y del otro los hombres? ¡El novio se rasura como mi papá!” Los niños están ansiosos por saberlo todo: son investigadores decididos a descubrir la verdad, sin importar cuántas preguntas y cuántos vistazos les tome.

12. Y a veces, los nervios

Antílope Studio
Antílope Studio

La cámara capturará escenas tan divertidas como un niño mordiéndose las uñas, calmando los nervios mientras despedaza los pétalos que se les arrojará al salir de la ceremonia o atacando antes de hora los postres de la mesa de dulces para boda. No se angustien, nunca falta el niño con la ropa y la cara llenas de chocolate. Pero, en este caso, de verdad, no es lo que parece: los nenes pueden ponerse muy nerviosos. Este es un buen incentivo para llenar de bocadillos saludables la boda, ¿verdad?

13. Su capacidad de asombro es ilimitada

Quetzal Photo
Quetzal Photo

A través de los ojos de los niños, cada experiencia se vuelve mágica. La boda es una oportunidad para llenarlos de emoción en cada momento. Además de crear sorpresas especiales para ellos, incluirlos en momentos importantes, como la ceremonia, los integrará mejor al espíritu de la celebración.

14. Son los mejores fans...

Salón de Eventos Campestre
Salón de Eventos Campestre

En la época de su vida donde vuelven superhéroes a las personas a las que más quieren, el vestido de novia corte princesa y el traje de novio pueden deslumbrar a las niñas y los niños. La dama que atrape el ramo de novia natural y el mejor bailarín de la pista también serán admirados por los pequeños, ¡así que lúzcanse!

15. ... y los mejores reporteros

Studio 23
Studio 23

Seguramente capturarán ángulos extraños, muchos zapatos y sus propios dedos más de una vez, pero la carpeta de fotos tomadas por los niños también tendrá las tomas más emotivas y divertidas. Organicen concursos de fotos entre los pequeños: les sorprenderán los detalles que solo ellos son capaces de captar.

16. Compañeros perfectos para el trash the dress

Juan Francisco Valdez Fotografía
Juan Francisco Valdez Fotografía

¿Quién no quiere llenar de pintura el vestido de novia? ¡Inviten a los niños al trash the dress! Tendrán las ideas más creativas para convertir el vestido en una obra de arte. Además, asistir a una sesión de fotos puede despertar en ellas y ellos el interés por una carrera o un pasatiempo artístico.

17. ¡Y para toda la vida!

Cúmulo
Cúmulo

Los niños y las niñas deben saber sobre el amor: cómo demostrarlo, cómo disfrutarlo y cómo puede cambiar sus vidas. Las bodas son celebraciones ideales para transmitirles estas enseñanzas. Preparen recuerdos para boda originales especiales para ellos, para que los inspiren en el futuro y les recuerden una ocasión mágica.

¿Qué travesuras creen que harán los niños en su boda? ¿Tomarán los recuerdos para boda antes de tiempo? ¿Correrán vueltas y vueltas en la pista de baile? ¿O les sacarán fotos a los adultos degustando con ansia el pastel de fondant para boda? ¡Solo el calor del momento lo dirá! Pero, sin duda, valdrá la pena capturar cada momento.