No todos los papás son iguales. Hay algunos que son juguetones y dan muestras de cariño cada que tienen oportunidad. Otros parecen ser estrictos y reservados, pero sus corazones está invadidos de pensamientos de amor, en especial cuando se enteran de la entrega del anillo de compromiso. ¿Se imaginan las caras de sus papás durante la ceremonia y la recepción? ¿Ya pensaron en todas las fotografías que desean a su lado? Tal vez durante el arreglo personal o cuando descubran el diseño del vestido de novia con el que dirán "sí, acepto". Hay muchos momentos más con ellos que querrán capturar. ¡Estas son las fotos con papá que no les pueden faltar el día de la boda!

1. Durante el arreglo personal

Lo más normal es que los nervios los invadan el día de su boda y pueden estar seguros que a sus papás también. Sus emociones estarán a flor de piel y vivirán con gran alegría el día que sus hijos se unan a las personas que les arrebatan pensamientos de amor cortos. Compartan con ellos ese momento de arreglo personal y pidan a su fotógrafo que capture las expresiones. Será un valioso recuerdo para ustedes y para ellos.  

¿Algunas ideas? Cuando tu papá te ayude a poner la corbata y el saco o cuando simplemente te dé un abrazo al ver lo linda que te ves con tu peinado recogido y el maquillaje. ¡Será un recuerdo invaluable!

2. Al descubrir su look nupcial

Lo más encantador y emotivo que puede capturar el fotógrafo de boda antes de salir de casa es cuando un papá descubre a su hija ataviada con el vestido de novia corte princesa. Algunos derramarán lágrimas, otros la abrazarán y algunos quizá se queden inmóviles ante su belleza, pero en todos los casos no se podrá ocultar el amor que sienten por ella.

En el caso del novio, las emociones no faltan. Para los papás es muy gratificante ver a su hijo convertido en un hombre y, aunque ya lo fuera desde hace mucho, es quizá este momento cuando tome consciencia de ello. No puede faltar la foto de los dos luciendo los elegantes trajes que eligieron para la ocasión.   

3. Rumbo a la ceremonia

Si son una pareja clásica, seguirán la tradición de que sea el padre de la novia el que la acompañe en el auto de boda. Si es así, aprovechen para tomarse una bella fotografía tipo selfie, si es que el fotógrafo no va en el mismo vehículo.

Propicien una sesión divertida, tierna, íntima, de acuerdo a la relación que tengan con su papá. Además, esto les ayudará a relajar los nervios de caminar con su vestido de novia corte sirena a lo largo del pasillo ceremonial.

4. Camino al altar

Todas las personas a las que les entregaron sus invitaciones de boda originales esperarán el instante en el que la novia camine hacia el altar del brazo de su padre. ¿Se imaginan ese momento? Él, elegante y orgullos; la novia, hermosa y emocionada. Sin duda uno de los momentos más emotivos de las boda y que hará suspirar a todos los presentes. 

5. Al entregar a la novia

¡No puede faltar esta imagen en su memoria fotográfica! Es uno de los momentos más solemnes de todo este día. La expresión del papá, de la novia y de su pareja quedará inmortalizada en una fotografía que tendrá un gran valor para ustedes. Pidan al fotógrafo que haga tomas desde diferentes ángulos para tener la secuencia completa con la mejor luz.

6. En el brindis

Como ya leyeron, hay muchos tipos de papás. Habrá quien haga un brindis solemne en donde las palabras sean para recordar que los pensamientos de amor para tu esposo nunca deben faltar, o quizá sean con un tono más ingenioso y bromista hacia la pareja de su hijo.

Cuéntenle a su fotógrafo cuáles son los gestos más característicos de su papá para que los capture. El instante en el que se dirija a los novios no puede faltar, seguro les gustará recordar y revivir esos momentos en el futuro. 

7. El baile de la novia con su papá

Otro de los momentos más emotivos de esta fecha tan especial es cuando el papá baila con la novia. A pesar de estar rodeados por todos los invitados, este es un momento único entre padre e hija. Los presentes solo verán que hablan, que ríen, o que el silencio los invade, pero solo ustedes sabrán lo que dijeron o lo que callaron y todas esas emociones quedarán plasmadas en una imagen. 

8. Disfrutando la fiesta

Cuando los instantes solemnes terminen y el ambiente de la pista de baile esté en su mejor momento ¡que llegue el fotógrafo! ¿A quién no le gustaría inmortalizar los gestos más felices y divertidos de su papá? Y mejor aún, con ustedes a su lado. Bailen, canten, rían, brinden y capturen todo eso que sienten. Cuando vean de nuevo esas fotografías con su papá será gratificante y un buen pretexto para reunirse. 

Siéntanse afortunados de contar con la presencia de su papá en un día tan importante y capturen todos los momentos especiales a su lado. No olviden ayudarlos a elegir su mejor traje. Recuerden que para ellos es un día muy especial y, así como llevaron a su mamá a buscar vestidos de fiesta, también ellos querrán compañía. Si ellos son expertos en el tema, entonces déjense asesorar y pidan su opinión sobre las mancuernillas que van a llevar. Algunos papás querrán que su boutonniere haga juego con las flores del ramo de novia de su hija, ¿les gusta la idea?