Cristobal Ibarra Photographer

Que no les ganen los nervios a la hora de decidir sobre aspectos importantes de su enlace, como la contratación de un fotógrafo. Seleccionar al indicado asegurará que las imágenes de la prometida, llegando radiante con su vestido de novia, no solo queden en la memoria, también en fotografías junto con otros momentos significativos. Entre otros, seguro les gustará atesorar desde el intercambio de las alianzas de boda y el recital de pensamientos de amor cortos durante sus votos hasta su primer baile o el lanzamiento del ramo de novia. Si ya iniciaron pláticas con algunos profesionales, echen un vistazo a nuestra lista de errores que están a tiempo de evitar.

1. Juzgar su trabajo solo por su tarifa

Quítense la idea preconcebida de que el fotógrafo con la tarifa más alta será el mejor o de que los profesionales con servicios más económicos no brindarán un trabajo de calidad. Aunque es complicado identificar cuándo un fotógrafo está sobrevalorado, podrán tener un panorama bastante realista si solicitan cotizaciones a varios profesionales cuyo trabajo se asemeje a lo que buscan.

En esa búsqueda se darán cuenta de que, en ocasiones, algunos fotógrafos basan sus tarifas en su disponibilidad de fechas, en la realización de cursos y obtención de diplomas o incluso en su autoestima, sin que ello se perciba demasiado en sus resultados. No se dejen llevar exclusivamente por el precio de contratar a su fotógrafo de boda. Lo mejor es que hagan un balance entre su portafolio y sus tarifas para tomar una decisión. También será imprescindible conocer la opinión de otras parejas, lo que nos lleva al siguiente punto.

Martell & Cárdenas

2. No pedir referencias

La mejor recomendación para todo fotógrafo es la satisfacción de sus clientes. Por eso, esa amiga que cuenta emocionada lo bien que salieron las fotos de cuando lanzó su ramo de novia natural o la prima que presume las tomas del vestido de novia corte sirena en su sesión trash the dress son las mejores referencias directas que pueden tener.

Recuerden dedicar tiempo para investigar todo sobre su trabajo y busquen también opiniones en webs de referencia en el sector nupcial. Consideren que los comentarios en los portales y las redes sociales que gestionan esos mismos profesionales pueden estar sesgados, de ahí la importancia de consultar valoraciones reales e imparciales. En este sentido, no olviden que en Bodas.com.mx podrán revisar las opiniones y comentarios de otras parejas que han contratado los servicios de fotógrafos para boda a través del portal, así que ¡tómenlas en cuenta!

Wedding Memories

3. Contratarlo sin conocer su trabajo

Todo fotógrafo profesional tiene como carta de recomendación un portafolio de su trabajo, es decir, varias imágenes que permitan al cliente valorar sus aptitudes. No duden en pedirle una muestra de su experiencia para conocer el tipo de fotografía y estilo que tiene para que el testimonio de su trabajo les permita tomar la mejor decisión.

4. Elegir a alguien sin experiencia en bodas

Suele pasar que fotógrafos sin experiencia en bodas se ofrezcan a cubrir su evento con entusiasmo, ya sean conocidos o amigos de un amigo. La propuesta se vuelve más tentadora si el costo es muy bajo, pero ¡piénsenlo dos veces! La importancia de este día en sus vidas requiere de toda seriedad y de no arriesgarse a que bellos momentos y detalles se pierdan.

La cobertura fotográfica de una boda es muy específica y requiere ser confiada a alguien que esté familiarizado con las necesidades y los tiempos de un evento como este. Por eso será mejor destinar un presupuesto y valorar la inversión en un profesional con experiencia en bodas.

Irving Solis

5. Seleccionar a quien les ofrezca mayor número de fotos

Cantidad no necesariamente implica calidad. Lamentablemente, muchos fotógrafos suelen compensar sus deficiencias con un mayor número de imágenes para que la propuesta sea más atractiva para los clientes. Será mejor que sea una cantidad justa, pero que realmente refleje lo maravilloso que la pasaron.

6. Pactar que podrán pedirle fotos de t-o-d-o

Si bien el trato cordial y la disposición del profesional pesa mucho a la hora de la contratación, lo mejor será dejarle hacer su trabajo. Establezcan desde el principio lo que más les interesa de su celebración para que la lente capte lo realmente memorable y todos aquellos detalles e instantes que son importantes para ustedes.

Todo puede equilibrarse. Está bien que, en algún momento, le soliciten que les tome fotos con sus invitados o que registre cómo quedaron los arreglos de mesa para boda, pero también es importante permitirle que esté concentrado en todo lo que esta sucediendo. ¡Así no se le escapará un solo detalle!

PhotoFLEXAS

7. Optar por el primero que se les atraviese

Con tal de no buscar e invertir más tiempo, muchas parejas optan por elegir al primero que encuentran y no siempre resulta una buena opción. Eviten este error y destinen el tiempo necesario, como lo han hecho con la búsqueda entre decenas de imágenes de vestidos de novia, para que no les ganen las prisas, puedan comparar opciones y queden satisfechos con el servicio.

8. Contratar un paquete cuyas características desconocen

Para salir del paso, hay quienes eligen a un fotógrafo que esté dentro de su presupuesto, sin siquiera preguntar en qué consiste el paquete que les está ofreciendo ni las condiciones del contrato. Salven este paso preguntando desde el principio las características del servicio, así como las opciones y planes de pago.

Entre los datos que es importante saber están las sesiones u horas de trabajo que incluirá, el tipo de edición fotográfica o el número de ampliaciones que podrán solicitar, si ofrecerá video y el formato y fecha en que les entregará las imágenes.

Edgar Irving

9. Omitir la firma de un contrato

Firmar un contrato representa una seguridad tanto para el cliente como para el profesional, además, denota un compromiso serio. Si bien hay talentosos fotógrafos que prefieren evitar este trámite, ustedes están a tiempo de cuidar que todo quede claro y bien establecido al contratar sus servicios, también el esquema de pagos.

Además, es el mejor documento para prever qué procede en caso de imprevistos como que se tenga que aplazar la boda o que el fotógrafo se enferme. ¡Ojalá no tengan que enfrentar esas situaciones!

10. Pagar el total antes de la boda

Lo justo para cliente y proveedor es que haya un porcentaje de anticipo y otro de finiquito. De esta forma, ambas partes quedan satisfechas y conscientes de lo que se tiene que cumplir y lo que se les ha ofrecido. Hacerlo de esta forma les evitará problemas futuros, por ejemplo, que las fotos no sean entregadas en la fecha y formato establecido o que, en un peor caso, el fotógrafo no se presente a la boda.

José Luis Photographer

Cada parte de la organización de su enlace requiere su atención, incluso si se apoyan en un wedding planner. No todo se trata solo de un hermoso ajuar, el mejor peinado de novia, una locación de ensueño o las flores para boda, sino de conservar cada uno de los momentos más especiales a través de las capturas de un fotógrafo. Hay mucho en juego, así que no pasen estos consejos por alto. ¿Ustedes ya tienen fotógrafo?