Reelove

En películas, en anécdotas de las abuelitas, en telenovelas… Seguro habrás escuchado de alguna pareja que se fugó y se casó en secreto, en un lugar remoto, solos ellos dos. Aunque son poco frecuentes, esta usanza es tan antigua como usar vestido de novia, portar velo, intercambiar anillos o llevar el ramo de novia. ¿Sabías que se las conoce como bodas elopement?

En los libros de caballería era común que la dama y el héroe se desposaran en secreto, justo antes de separarse para librar alguna enrevesada aventura. Y aunque el origen del elopement parece llevarnos al emocionante mundo de la ficción y la literatura, lo cierto es que este concepto cada vez gana más adeptos en la vida real.

¿Los motivos? Este tipo de enlaces pone en valor la intimidad y la complicidad de los novios. Podría decirse que las bodas elopement rescatan la esencia del matrimonio: la promesa entre dos personas que se aman para permanecer juntos siempre. Ya sea porque los novios buscan una ceremonia ultrasencilla y austera, porque quieren casarse en el otro extremo del mundo o porque su presupuesto no da para invitar a nadie más, el elopement puede ser una encantadora opción. 

1. Quién los acompañará: la pregunta clave

Cursi

Elopement significa, literalmente, "fuga". Antaño, este tipo de bodas solían darse porque los novios no tenían otra opción. Por ello, no había testigos de su unión o solo los acompañaban algunos cómplices de su estrecha confianza. Si son puristas, la sola compañía del oficiante puede bastar. Aunque si quieren guardar un testimonio gráfico, no olviden contratar a un fotógrafo de bodas profesional que capture cada instante.

En la actualidad, el concepto ha sido reinterpretado y se puede invitar a unos pocos asistentes, sean amigos o los familiares más cercanos de los novios. Tomando esto en cuenta, es tarea de los contrayentes decidir qué tipo de boda tendrán: un elopement con todas las de la ley o una boda íntima de pocos invitados.

Lo más habitual cuando se lleva a cabo una de estas bodas megarreducidas es que los recién casados convoquen a una fiesta posterior en la que integren a un selecto grupo de personas. Esta decisión suele ser la salida diplomática para que su matrimonio no empiece navegando contracorriente a las mareas de papás, suegros, abuelitos y personas que se puedan ofender por no contar con ellos para la ceremonia.

2. Dónde y cuándo será su cuento de hadas

On the Road Photo

Después del "quiénes", las preguntas básicas de una boda elopement son prácticamente las mismas que las de cualquier otro enlace multitudinario. Como habitualmente se convierten en bodas destino, el lugar y la fecha suelen ser elementales.

Debido a que la máxima privacidad es una de sus características, nos viene a la mente la imagen romántica de una pareja pactando su unión en un lugar mágico. Un bosque, una playa escondida, una cima a 3 mil metros de altura, la sala de un museo... Sin embargo, lo cierto es que una boda elopement puede celebrarse tanto en un ambiente urbano como en un paraje natural idílico. 

Las bodas elopement también evocan la emoción de una boda espontánea, decidida con pocos minutos de anticipación: una aventura en toda regla. Y aunque pareciera ser fruto de una decisión repentina, suelen requerir algo de antelación. De hecho, si están planeando casarse a la aventura, consideren que hasta que presenten toda la documentación ante las autoridades civiles, su matrimonio simbólico carecerá de reconocimiento legal.

3. El presupuesto de una boda elopement

José Alfredo Lerma

Una guayabera, un vestido de novia sencillo, unas sandalias cero pretenciosas, un ramo de novia natural y el pasaporte parecen ser suficientes en la maleta de una boda elopement. Lo más importante, que es la ilusión y el romanticismo, lo cargan con ustedes y nunca representará exceso de equipaje. 

La austeridad es un aspecto muy atractivo de las bodas íntimas, pues junto con el número de invitados se reducen los costos de la boda. Este tipo de eventos son perfectos para celebrarse en cabañas aisladas del bullicio de la ciudad, en alguna cueva junto a una cascada... ¡Dejen volar la imaginación! De esta manera, los novios pueden ahorrar o aprovechar su inversión en su luna de miel o en su nuevo hogar.

Sin embargo, también se puede tirar la casa por la ventana. Que haya pocos o ningún invitado no es incompatible con el lujo. Dependiendo del emplazamiento donde se quieran casar, tendrán que destinar a la boda un presupuesto mayor o menor. Casarse en una isla virgen de la Polinesia no saldrá barato por más que solo tengan que cubrir el pasaje de unos pocos.

4. Protocolo de la ceremonia

WeGo Foto & Film

¿Serán solo los novios (o las novias)? ¿Tendrán invitados? ¿Intercambiarán alianzas de boda y votos matrimoniales? ¿Habrá padrinos? ¿Qué tipo de ropa usará cada uno? ¿La novia llevará un vestido de coctel, traje de baño o un vestido de novia moderno? ¿Quieren algo un poco más místico como una boda maya? Debe establecerse claramente en dónde y cómo se celebrará esta unión. En caso de necesitar ayuda, hay organizadores de boda y servicios especializados para ayudarles a planear su boda íntima. 

Por nada del mundo querrán dejar fuera la fotografía profesional. Los recuerdos de la boda son invaluables y vale la pena capturar cada instante, especialmente si después tienen la intención de compartirlo con otras personas. Es momento de experimentar alguna tendencia, como el vídeo artístico o el fotoperiodismo de bodas.

5. Qué concepto de boda buscan

4 Weddings México

Las bodas elopement pueden tener estilos muy particulares: bohemio, cosmopolita, glamuroso o temático. Como no necesitarán contentar a nadie más que a ustedes y, cuando mucho, a sus "cómplices", son la mejor ocasión para personalizar al máximo cada detalle. Aunque no sigan un protocolo riguroso, seguro querrán darle un toque especial a la ropa que usarán en su boda, así que deben preverla y elegirla con cuidado.

El maquillaje profesional y los servicios de estilismo no están prohibidos: son modos de consentirse y de prepararse al máximo para esta celebración. Si no quieres arreglarte demasiado, tal vez sea suficiente un peinado con trenzas fáciles. El boutonniere del novio y el ramo de novia también deben contemplarse con anticipación, en caso de requerirse. Los votos de los novios pueden ser un toque único, así que consagren su promesa dedicándose los más sinceros pensamientos de amor cortos o esos poemas que alguna vez les apachurraron el corazón. 

6. No se reemplazan los trámites

Miguel Gómez Video

Incluso las bodas más íntimas requieren organización. Los novios no pueden perder de vista los trámites y requerimientos básicos para celebrar tanto su boda civil como su boda religiosa. En el caso de las bodas civiles, son muy raras las ocasiones en las que no se necesite un oficiante autorizado para concretarlas, por lo que una boda elopement clásica puede ser poco viable. Tanto para bodas civiles como para bodas religiosas, puede haber tiempos de espera o incluso cursos que los novios deben conocer y acreditar. 

Si lo deseado es una boda íntima con pocos invitados, debe decidirse si además de la ceremonia habrá una recepción. De ser así, debe calcularse el tiempo de organización del evento, pues todo banquete nupcial necesita planeación, desde los textos para invitaciones de boda hasta los postres y la decoración del pastel de boda. No pierdan de vista todas las herramientas para la organización de su boda que les brinda Bodas.com.mx.

En el caso de que la locación donde decidan casarse precise de una autorización o un permiso para llevar a cabo la ceremonia, habrán de gestionarlo con tiempo. Y si la unión será en una escapada romántica al extranjero, no debe olvidarse la documentación necesaria y el itinerario. Esta ocasión puede aprovecharse para celebrar la luna de miel.

7. Los invitados... si los hay

On the Road Photo

Un elopement tradicional y espontáneo puede traer algunas dificultades para los invitados. Si la boda es de lo más sorpresiva, quizás las personas más importantes no estén disponibles para asistir. Pese a ser un tipo de ceremonia mucho más libre, si deciden optar por un código de vestimenta relajado, háganselo saber a quienes les acompañen mediante sus invitaciones de boda originales.

Por otro lado, una boda íntima puede ser una oportunidad para personalizar para cada uno de sus invitados unos recuerdos para boda originales, para hacer bonitos brindis de agradecimiento con palabras para todos y para disfrutar de la mayor cercanía. Además, especificar el tipo de obsequio que los novios quieren, como dinero en efectivo o elementos para su hogar, puede ser más sencillo si los invitados son muy cercanos.

8. Después de todo, ¿es lo que desean?

GabFotografía
GabFotografía

Todas las parejas tienen derecho a decidir la forma en la que se casarán y cualquiera que así lo desee puede celebrar un elopement o una boda íntima con pocos acompañantes. Pero ojo: los novios deben estar bien seguros de querer realizarlo, pues aunque es una opción muy romántica, puede significar un sacrificio. No debe ser un arrojo para escapar de las responsabilidades de la boda: la espinita de cómo habría sido seguir con los planes originales puede clavarse profundamente. ¡La posibilidad de celebrar una boda más grande no se da siempre! 

En cualquier caso, los novios deben estar seguros de su decisión y apoyarse, ya que no faltará el no invitado sentido o los familiares que insistan en seguir al pie de la letra las costumbres. Abran sus corazones y sean sinceros con lo que desean, con independencia de que sus allegados compartan o no su parecer.

9. ¿Quién dice que no se puede tener todo?

Verónica Vargas Fotografía

¿Que no pueden tener una boda íntima y, al mismo tiempo, una celebración a lo grande? Eso es un mito: el amor puede celebrarse en todo momento y de muchas maneras. Por ejemplo, pueden filmar su elopement y proyectarlo en "su otra boda" para sorprender a sus invitados y revivir el gran momento. Muchas parejas celebran de manera privada su boda civil y esperan un momento más propicio para celebrar la religiosa con una gran fiesta.

Tener dos bodas no representará un gasto enorme con buena organización y definiendo cada elemento, desde los centros de mesa hasta la iluminación. De esta manera, los novios tendrán una experiencia muy completa y no se privarán de nada.

¿Y ustedes qué locación elegirían para una boda elopement? ¿El lugar donde se conocieron, donde tuvieron su primera cita, el destino de su primer viaje juntos o allá donde su pusieron los anillos de compromiso? Y si esto de las bodas súper íntimas no va con ustedes, pero les encantó la idea de compartir un momento tan especial alejados de la cotidianidad y guardar un registro, no se queden con las ganas. Dejen a un lado la solemnidad de los vestidos elegantes para fiesta y desquítense en su sesión fotográfica previa o posterior a la boda "oficial".