Fernanda Mercado Photography
Fernanda Mercado Photography

Tanto para los preparativos como para descansar después de la boda, unas vacaciones nunca caen mal. Buscar los invitaciones de boda, escoger el menú, aprender cómo hacer centros de mesa para boda, decorar el nuevo hogar o disfrutar de la luna de miel con un vestido de fiesta o con una elegante camisa son solo algunas de las cosas en las que podrán aprovechar sus días de asueto. Aprendan las mejores técnicas para solicitar vacaciones por la boda y recarguen sus energías para estar al 100% después del gran día.

Vacaciones por boda: ¿qué dice la ley?

David Castro Wedding Photographer
David Castro Wedding Photographer

Las vacaciones y prestaciones sociales son temas que puede generar muchas dudas. Según lo establecido por las leyes mexicanas, las empresas no están obligadas a otorgar a sus trabajadores permisos vacacionales por matrimonio. Sin embargo, algunas empresas y empleadores otorgan días libres en consideración de estos eventos. Estas disposiciones pueden aparecer en los contratos, o bien, ser una prestación extraoficial. En algunos casos, el tema de la boda y días libres para eventos familiares puede negociarse antes de la contratación.

1. Exploten sus armas negociadoras

I Want Fotos
I Want Fotos

Cuando soliciten sus días de asueto, no olviden que la cortesía y la diplomacia pueden ser las mejores tácticas. Infórmense sobre las jerarquías de su trabajo: en algunos casos es necesario realizar estas peticiones al departamento de Recursos Humanos, mientras que en otros deben hablar con su superior inmediato.

Si su trabajo tiene horarios muy estrictos, soliciten los días antes de elegir la fecha de su boda y de reservar servicios y productos: es mejor tener flexibilidad. Tomen en cuenta que las temporadas altas son muy socorridas: ¡todos quieren pasar los periodos vacacionales en casa! Por ello, deben solicitar sus días con suficiente anticipación.

Deben informarse sobre los procesos de comunicación interna: si llevan poco tiempo en su trabajo o si quieren tener una comunicación formal, lo más apropiado puede ser solicitar sus días de descanso por escrito.

2. Intercambiar las vacaciones anuales

Quedarse sin vacaciones por el resto del año puede sonar drástico, pero sin duda valdrá la pena. Si intercambian las vacaciones de todo el año por sus vacaciones de boda, quizás puedan pedir más que algunos días: no estaría nada mal tomarse un par de semanas para enviar las invitaciones de boda originales, celebrar la boda, y disfrutar de la luna de miel. Puede que incluso encuentren tiempo para adornar su hogar y acomodar todos los recuerdos para boda útiles que les hayan sobrado.

Además, esta medida puede ser la más efectiva si ya tienen reservados algunos servicios y no quieren, o no pueden, cambiar las fechas.

3. A incrementar esos números

Wedding Day
Wedding Day

Hay algunos trabajos que no dependen directamente de la productividad individual, sino del esfuerzo conjunto. Si este es su caso, hagan lo posible por incrementar su actividad: propongan proyectos a largo plazo, cumplan anticipadamente con las metas programadas para el periodo en el que vayan a solicitar vacaciones, busquen la colaboración en equipo para cubrir su ausencia.

Si este no es su caso, no descarten de inmediato esta opción: proponer proyectos y participar en las actividades de su trabajo puede garantizarles mayor consideración cuando realicen su petición. Además, ¡dejarán una buena impresión antes de la boda!

4. Pedir días libres sin goce de sueldo

Carlos Ham Foto & Video
Carlos Ham Foto & Video

En algunos casos, esta será la solución más viable para garantizar sus días de descanso. Si optan por este medio, recuerden ahorrar antes de la boda. En los artículos de Bodas.com.mx encontrarán muchas sugerencias para economizar en su celebración sin perder el estilo: pueden elegir flores para boda y otros productos de la estación, o servir un menú sencillo. Revisen las disposiciones de su seguro o afore: algunas instituciones ofrecen facilidades de préstamos o retiros para cubrir su boda con mayor comodidad.

5. Reponer sus días libres

Para esta solución, deberán revisar las disposiciones de su lugar de trabajo: podrían ofrecer tomar sus vacaciones a cambio de trabajar en días de asueto o de quedarse horas extra por una temporada. Aunque no todas las empresas permitan esta medida, puede ser un buen punto de partida para sus negociaciones.

Otra opción puede ser intercambiar sus bonos o suplementos por días libres. No todas las empresas tienen estas prestaciones y también hay casos en los que estos intercambios no son permitidos. Pero, si su lugar de trabajo lo permite, no desaprovechen la oportunidad: tendrán sus días de asueto y sus prestaciones no se verán afectadas.

6. Adelantar vacaciones

Camilo Jaimes Photographer
Camilo Jaimes Photographer

Si, por ejemplo, tendrán vacaciones en diciembre, pero quieren casarse en septiembre, soliciten que sus días de asueto se adelanten. Deberán ajustar su agenda al tiempo que se les otorgue, por lo que necesitarán organizarse lo mejor posible para cumplir con todas sus metas, desde elegir su decoración para pastel de bodas hasta empezar juntos un nuevo proyecto.

No olviden agradecer a sus jefes y compañeros de trabajo por su colaboración en la boda: ya sea invitándolos al evento, con una golosina de la mesa de dulces para boda o con un recuerdo para boda, su celebración dejará huella.