Kristina Kislitsyna

La primavera siempre se ha caracterizado por sus colores y su buen clima. Es por eso que es una de las épocas favoritas de los novios para celebrar su boda. Como las flores de temporada son tan variadas y abundantes, su costo siempre será más accesible, por lo que tendrán centros de mesa económicos y originales. Asimismo, podrán elegir el ramo de novia entre las miles de opciones que la época ofrece y ¡hasta las invitaciones de boda pueden llevar decoración temática primaveral!

Y ahora sí, la pregunta del millón: ¿cuáles son las flores más representativas de la primavera? Aquí tienen siete con las que tendrán garantizado un éxito rotundo.

1. Rosas

Flores del Bosque

Las rosas no solamente pueden encontrarse en primavera, sino que son fáciles de encontrar durante todo el año. Esta es la flor que se utiliza por excelencia en las bodas, incluso con la intensidad de los ramos de novia rojos. Es ideal para las bodas serias y elegantes, pero también para dulcificar y dotar de romanticismo a algunos de los elementos; por ejemplo, en la decoración de pasteles de boda hacen un contraste perfecto.

Son una especie muy versátil. En sus diferentes colores, las rosas son flores para boda que pueden combinarse con cualquier otra variedad. Además, pueden decorar prácticamente cada rincón de la ceremonia y la recepción. Pueden aparecer tanto en los arreglos de una boda religiosa como en el auto de los novios o en los centros de mesa para boda sencillos alrededor de los que se sentarán sus invitados.

2. Lirios

Fleuri Boutique Floral

Además de las rosas, los lirios también se caracterizan por la elegancia de sus tonalidades. Una vez tengan definido el estilo de su boda, averigüen con su florista en qué color son más fáciles de integrar en sus arreglos de mesa para boda. Su sello es tan sutil que también la novia puede utilizar un tocado de lirios artificiales para coronar su peinado recogido elegante.

3. Lilas

Con las lilas no solo se enamorarán de su color, el cual les da su el nombre, sino que también les encantará su aroma exquisito, lo que puede crear excelentes ambientes. Ya sea que las desplieguen en los pasillos del templo, si tendrán una boda religiosa, o en la entrada de la recepción, las lilas son ideales si el tema de su boda es vintage o bohemio.
Lo mejor es acompañarlas de flores blancas y más pequeñas, para darle un toque romántico a la decoración. ¿Y ya sabían que el ultra violet es el color del año 2018?

4. Narcisos

Nitidox Estudio

Los narcisos, por sus tonalidades amarillas y blancas, son ideales para una boda en la playa. Sin embargo, no las descarten si su boda será en la ciudad o en un jardín, pues agregarán ese toque natural y sin pretensiones. Si la celebración que han estado planeando coincide con este concepto y ya la futura esposa dio el “sí” a un vestido de novia sencillo, entonces ¡los narcisos son las flores indicadas para ustedes!

5. Tulipanes

Fotografía 35 mm

Los tulipanes son las flores representativas de la primavera. Por sus colores tan llamativos y vibrantes, las pueden utilizar en una boda con motivos mexicanos, que últimamente se han puesto en tendencia ¡y no solo en el país! Pero también pueden utilizarlas en un solo tono para bodas más discretas; por ejemplo, en el ramo de novia natural.

6. Nomeolvides

Flör & Flöra

Para cumplir con las tradiciones y asegurarse de llevar algo azul el día de la boda, una buena opción son los nomeolvides. Además de que, según se dice, atraen la buena suerte, también significan pureza, amor verdadero y fidelidad. Anteriormente, se creía que ese “algo azul” solo podía llevarse en la liga o en los zapatos, pero encontrarás que cada vez más floristas incorporan esta intensa tonalidad en sus catálogos de ramos de novia.

7. Begonias

La Casa de las Flores

Por último, pero no por eso menos importante, están las begonias. Son flores preciosas, de un color entre el naranja y el rojo. Si las escogen para su celebración, estas flores van a aportar a la boda un toque romántico y dulce, pero también frescura, originalidad y jovialidad. Atrévanse a usarlas en el ajuar de novia, en el tocado y con pedrería a juego. Y cómo no, hasta en la decoración de la recepción. Solo imaginen unas letras gigantes a la entrada del salón recubiertas de preciosas begonias color carmesí. ¡De ensueño!

Con los tips que les hemos dado seguramente querrán salir corriendo a elegir los arreglos florales para bodas de la variedad y tonalidad que más les gustaron. ¿Y qué opinan de escoger los vestidos de noche de las damas en tonalidades de la misma paleta de colores? Cuéntennos cuáles fueron sus flores favoritas y qué usos les darán para que su boda respire aires primaverales por todos los rincones.