H&M
Por H&M
Wtoo
Por Wtoo

Las imágenes de vestidos de novia revelan la vuelta del escote cuadrado como una propuesta elegante, sociable con los accesorios nupciales, combinable con peinados de novia de diferentes estilos y fiel a la promesa de confort que las novias requieren para sentirse radiantes en su día B. ¿Y qué tan favorecedores son los vestidos de novia con escote cuadrado?

Para sacar provecho al cuerpo, primero, hay que identificar cómo es. Cuando de escotes se trata, la elección no solo depende del tamaño del busto; también se deben evaluar las facciones, el cuello y los hombros. Los vestidos de novia modernos pueden ser buenos aliados si, a su vez, se toman en cuenta el corte, las texturas y los elementos decorativos que los hacen tan especiales. Te decimos cuáles son las particularidades que distinguen al escote cuadrado para que puedas aprovecharlo al máximo.

Escote favorecedor y cómodo

El escote cuadrado es uno de los favoritos porque da protagonismo al busto sin desvestirlo de más y se puede acomodar a copas de talla pequeña o grande. Los tejidos lisos son convenientes para las mujeres que tienen mucho pecho y desean estilizarlo. En cambio, los revestimientos de encaje, las superposiciones florales, las plumas y los drapeados pueden hacer que el busto gane ópticamente algo de volumen.

Ya sean vestidos de novia con manga o diseños con tirantes, la sujeción puede ayudar a levantar los pechos. Si están separados, son preferibles los escotes que no dejen ver el surco entre ellos; los vestidos con corsé y los sostenes que se abrochan al frente o con push up a los costados, pueden ayudar para que luzcan juntos y levantados.

Efecto sobre el rostro y hombros

La estructura de este tipo de escote acentúa los ángulos de la mandíbula, equilibrando los rostros en forma de triángulo invertido con la frente más ancha que la quijada, así como las caras redondas y ovaladas que no tienen líneas muy marcadas. La profundidad del corte es lo que, en gran medida, hace que el cuello luzca más o menos estilizado. Por ejemplo, si el objetivo es alargarlo visualmente, el corte debe acercarse más al busto, es decir, ser más profundo. 

Los tirantes o mangas que acompañan al escote cuadrado tienen un efecto considerable en los hombros. Una guía práctica para aumentar o reducir la horizontalidad que define el ancho de los hombros es separar los tirantes o mangas del cuello para ensanchar y acercarlos para estrechar. Los tirantes gruesos guardan mejor proporción con las espaldas anchas y busto generoso, mientras que los delgados con las estrechas y pechos pequeños.

Estilo de novia que proyecta

El escote cuadrado es uno de los más longevos y su geometría cabe en las tendencias Art Déco que ¡cumplen cien años! Los vestidos de novia 2020 con este tipo de escote le hacen un guiño a la moda retro, su sensualidad es subliminal y, de acuerdo a su arquitectura, se puede enaltecer su esencia clásica, elegante y romántica.

Los vestidos de novia corte princesa y los imperio son las versiones modernas de las siluetas con las cuales, María Antonieta de Austria y la emperatriz francesa Josefina, convirtieron el escote cuadrado en un ícono de la moda burguesa en los siglos XVIII y XIX. También es la época del romanticismo a la que los vestidos de novia de encaje permiten viajar.

La transición al siglo XX viene con las faldas cortas, arquitecturas rectas y líneas minimalistas que definen la elegancia actual. Los vestidos de novia corte sirena manifiestan seguridad y los diseños en A equilibran la moda clásica y contemporánea. Ya en el siglo XXI, están los trajes vanguardistas que invitan a romper moldes con mucho estilo.

Decoración y aplicaciones

Además de dar un toque sofisticado al diseño del vestido, las aplicaciones de pedrería pronuncian el efecto que los tirantes tienen sobre los hombros, ya sea ensanchándolos o estrechándolos. Además de transformar los vestidos en obras soberbias, los maximoños y flores son maniobras para desviar la atención del busto y equilibrar la silueta. Se ven, principalmente, marcando la cintura y aportando volumen a las caderas para compensarlas con los hombros.

La amplitud del escote cuadrado abre las puertas a joyas y accesorios XXL, su geometría se puede balancear con piezas circulares y lucir tanto con peinados recogidos como con cabello suelto. Tomando en cuenta su elegancia, el efecto que tiene sobre el rostro, la forma en que beneficia a la silueta y la facilidad que brinda para elegir los demás elementos que componen el look, ¿qué tan favorecedor te parece? ¿Sugerirías vestidos de fiesta con escote cuadrado a tus damas de honor?