Alexander Martinez Photography
Alexander Martinez Photography

La lista de actividades para organizar una boda es amplia: buscar el vestido de novia, contratar la mesa de regalos, revisar la lista de personas a las que se les entregará invitación de boda, elegir la decoración floral y reservar el auto en el que llegarán a la ceremonia. Este último punto es importante, ya que no se trata de un transporte más, sino del vehículo en el que los novios repasarán por última vez los pensamientos de amor que intercambiarán en el altar. Muchas parejas se preguntan si es mejor rentar o pedir un auto prestado. Si no lo tienen claro, les ayudamos a decidir qué les conviene más. 

1. Disponibilidad de estilos y colores

Armando Aragón Photographer
Armando Aragón Photographer

Uno de los consejos más recurrentes en la planeación de una boda es que cada detalle de la celebración, desde las invitaciones de boda elegantes hasta la decoración de la locación, responda a una temática o estilo definido. Por supuesto, esto también aplica al automóvil en el que se transportarán los novios.

Un auto clásico será ideal para prometidas que elijan un vestido de novia corte princesa y cuya temática nupcial sea vintage. En cambio, las modelos deportivos serán perfectos para bodas urbanas y modernas. Revisen entre sus conocidos quién podría prestarles su carro, así como la disponibilidad de estilos y colores. Si no se acomoda a lo que buscan, lo ideal será alguilar un auto para boda con las características que desean.

2. Presupuesto

FH Special Events
FH Special Events

Después de elaborar su presupuesto y definir cuánto destinarán al banquete, al pastel de fondant para boda, a la bebida y a los souvenirs de la animación, ¿les quedará presupuesto para el alquiler del vehículo? Analicen qué tanto pueden ahorrarse si piden un carro prestado.

Si les prestan un coche y alguno de sus familiares puede manejarlo, tal vez solo tengan que invertir en algún adorno. Sin embargo, es importante que evalúen si realmente es un ahorro o vale la pena un esfuerzo por el solo hecho de dejar en manos de profesionales la responsabilidad.  

3. Opciones de paquete

Karla Segovia Fotografía
Karla Segovia Fotografía

Hay parejas que deciden cotizar cada parte por separado, ya que puede ser más económico, pero ¿realmente lo es? Si para ustedes la respuesta es sí, analicen también el ahorro en tiempo y, si tienen la oportunidad, coticen ambas opciones.

La primera con un vehículo prestado con flores para boda que pidan a su florista y el costo del servicio de chofer por determinadas horas. Para la segunda opción, coticen con una misma empresa el alquiler de un vehículo, la decoración, así como la asignación de un chofer registrado. ¿Qué les conviene más en dinero y en tiempo?

4. Viajar con tranquilidad

La Ffirma
La Ffirma

Aunque no sería el escenario ideal para el día de su boda, es mejor prevenir. Por esta razón, consideren qué pasaría si el vehículo en el que van a llegar a la ceremonia sufriera alguna avería o incluso un percance. En caso de que sea prestado, ¿tienen la suficiente confianza con la persona que se los prestó? ¿Cuenta con un seguro amplio que cubra daños si los llegaran a necesitar?

Si contrataron el servicio con una agencia de alquiler, revisen bien que el contrato tenga adhesión ante la PROFECO, así como las coberturas y penalizaciones. Con toda esta información, tomen la decisión que los haga sentir más tranquilos.

5. Disponibilidad de tiempo

Jorge  & Alejandra
Boda de Jorge & Alejandra

Regularmente, los contratos de alquiler de autos son por horas. En el caso de las bodas, el promedio es de tres a cinco. Si los novios quieren usar el mismo carro para transportarse al lugar en el que pasarán la noche de bodas, ¿será mejor rentar un vehículo por día? Esta es una buena opción, aunque también pueden pedir un carro prestado y contratar un chofer para la llegada a la ceremonia y recepción, y después manejarlo ustedes mismos a su destino final. 

Otra opción es alquilar un auto para llegar a la ceremonia y pedir prestado uno para transportarse a su noche de bodas o al destino de su luna de miel. ¡Evalúen qué les conviene más!

¿Qué decidirán para su celebración? Después de la elección del auto para boda, tendrán que analizar si es necesario contratar transporte para las personas a las que ya les entregaron la invitación de boda original. Si tendrán este gesto, considerar qué tipo de vehículo es el más adecuado según la ubicación y estilo de locación, así como el tipo de vestidos de fiesta y trajes que sus invitados lucirán.