José Luis Photographer

Es indiscutible que el vestido de novia forma parte de la huella que la prometida dejará ese día, ya sea ante el altar de un templo, ante el juez o en su ceremonia simbólica. Sin embargo, no es forzoso que esta prenda sea comprada, pues hay quien opta por alquilar e imprimir su sello personal con un lindo peinado medio recogido, añadirle un romántico velo o centrar la atención en un colorido ramo de novia hecho con gerberas o girasoles. Si eres de las que piensa que la experiencia de contraer matrimonio no implica invertir mucho en el vestido, tienes que leer lo siguiente.

Motivos para rentar el vestido

Aunque muchas de las mujeres que están a un paso de casarse sueñan con un vestido de novia corte princesa que esté hecho especialmente para ellas, otras no lo toman como una prioridad. Por tanto, rentar esta prenda es una buena alternativa.

La renta de un vestido de novia funciona de manera similar a la de un traje de novio, solo que es importante verlo con mayor tiempo de anticipación. Lo ideal es comenzar a buscarlo cinco meses antes de la boda y reservarlo con dos o tres meses.

El tiempo de devolución suele ser una semana después de la boda y muchos proveedores de alquiler ofrecen un seguro a un módico precio que cubre desperfectos y tintorería. Si aún no decides entre alquilarlo y comprarlo, estas razones te ayudarán a decidir.

Huitzil

Presupuesto algo ajustado

Cuando la pareja ha destinado determinada cantidad para la organización de la boda y el monto que corresponde al vestido de novia es muy ajustado, rentarlo puede ser conveniente. De esta manera, podrás lucir en tu boda una prenda linda que respete sus planes económicos.

Gusto por diseñadores y modelos muy exclusivos

También hay prometidas que no perdieron detalle de las tendencias de los vestidos de novia 2019 y sueñan con portar una creación de algún diseñador reconocido. Sin embargo, su presupuesto les impide comprar uno muy lujoso. Puede que incluso el precio de renta de un vestido muy exclusivo sea también algo elevado, pero siempre será menor desembolso que si se trata de uno de compra.

Marco de Luz

Opción amigable con el medio ambiente

Algunas prometidas se preguntan qué se puede hacer con el vestido de novia corte sirena después de la boda. ¿Se guarda, se regala o se convierte en otra prenda? Por esta misma razón, algunas de ellas optan por rentar el vestido y evitar que sea una tela más que, luego del enlace matrimonial, no tenga una función en específico. Otras se preocupan por la utilización de fibras, agua y recursos naturales en una prenda que es bella, pero más efímera de lo que les gustaría.  

¿En qué situaciones será innegociable para algunas novias?

Si ninguna de las tres razones anteriores te quitó la ilusión de ser tú quien estrene el vestido de novia de encaje que siempre has anhelado, esa es suficiente razón para optar por no alquilarlo y elegir uno que sea tuyo, completamente tuyo.

Otra buena razón es, si además de la ilusión de portarlo, sabes qué vas a hacer con él después del día B. Quizá has hablado con tu pareja y planeen usarlo como ropón en caso de que tengan planes de ser padres pronto o confeccionar unas cortinas especiales para su nidito de amor. ¡También guardarlo solo para el recuerdo es un buen argumento!

Jaime González Fotógrafo

Opciones para reducir el costo del vestido de novia

Si decidiste que rentar un vestido no es opción para ti, pero estás buscando algunas alternativas para que el costo no se eleve más de la cuenta, busca prendas con las siguientes características.

Saber elegir telas y aplicaciones

El minimalismo y la sencillez son dos de las claves para encontrar vestidos de novia más económicos. Revisa aquellos que tienen cortes básicos y simples que, aderezados con un lindo juego de accesorios y una impecable joyería te hagan lucir como una verdadera princesa.

El tul es una de las telas más hermosas para vestidos románticos y lo mejor es que ¡es de las más económicas! Por tanto, optar por una falda de gasa o de un tul sencillo, pero noble, en vez de una de mikado de seda disminuirá su costo sin poner en riesgo su belleza. Minimizar el uso de aplicaciones de pedrería, bordados y encajes también ayudará a que el costo sea menor.

Mauricio Renteria Fotografía

Aprovechar promociones

Mantente pendiente de los outlets, ferias y descuentos por temporada en las boutiques de novias, en especial, aquellas en las que hayas visto algún diseño de tu agrado. No obstante, ten presente que, a veces, por esperar, puedes quedarte sin "tu" vestido. También aprovecha las ofertas exclusivas que ofrecen las tiendas de novia registradas en el directorio de proveedores de Bodas.com.mx.

Colecciones anteriores y saldos

Hay vestidos de novia modernos de colecciones pasadas que se anticiparon a algunas tendencias que hoy son vigentes. Por lo general, estas prendas suelen tener un precio más económico e incluso algunos descuentos y lo mismo pasa con los modelos descontinuados.

Además, algunas tiendas ofrecen prendas de saldo, cuya fabricación o elaboración tuvo algún detalle que no pasó el proceso de calidad. Aquí tienes que fijarte muy bien en que el detalle sea mínimo o que pueda arreglarse con ayuda de un buen modisto.

Carol Cavazos Fotografía

Aceptar el vestido heredado

Es posible que tu abuela, mamá o una persona especial quiera obsequiarte el vestido de novia que usó en su boda. ¡Acéptalo! Pero antes, pregunta la posibilidad de modificarlo para incluirle detalles que te guste incorporar o actualizarlo con alguna de las tendencias que te hayan enamorado. Seguramente el resultado será fabuloso.

Wedding Memories

Vestidos de fiesta blancos o similares

Si estás buscando el ajuar con el que vas a presentarte a tu boda civil o si la celebración nupcial es de día y relajada, revisa en boutiques los vestidos de fiesta en colores blanco, nude o aperlado. Con suerte encuentras el ideal para ese día tan especial

Tómate tu tiempo para revisar imágenes de vestidos de novia y buscar inspiración en internet. Así, a la par que buscas modelos coquetos para tus damas de honor, te das a la tarea de ver diseños nupciales que sean sencillos, pero hermosos. Recuerda que, así como el pastel de boda en ese blanco pulcro luce perfecto, tu vestido también lo será sin necesidad de tanto adorno. ¿Cómo va esa búsqueda?