Elegir el vestido de novia perfecto requiere tiempo y tener ideas muy claras, pero también es una de las tareas de boda más satisfactorias. Para que te sientas cómoda con él, debe hacerte lucir fenomenal y resaltar tus mejores atributos. Así como hay cortes de cabello y peinados de novia que favorecen mejor a un tipo de rostro, hay siluetas y escotes que estilizan más cada figura. Si entre los vestidos de novia 2020 buscas modelos que te hagan ver más delgada sin someterte a una dieta restrictiva, no te pierdas estos consejos.

Aunque el estilo de los vestidos elegantes de noche que hayas utilizado en el pasado y con los que te sientes a gusto puede ser un buen punto de partida, lo primero es conocer tu cuerpo. Probar texturas y cortes es fundamental, pero te tendemos una mano para orientar la búsqueda según los atributos de tu figura que quieres destacar o disimular. Escoger tu vestido de novia será supersencillo.

Si cintura, cadera o muslos son las "zonas críticas"

Los vestidos de novia corte princesa son los favoritos de las novias mexicanas. Favorecen a todos los tipos de cuerpo: si no tienes cintura, te ayuda a definirla. Si tienes mucha cadera o tus muslos son anchos, ayuda a disimularla con la caída de la falda. El único inconveniente es para las mujeres bajas, pues el volumen de la falda acorta visualmente la estatura.

Más universales son otras siluetas también abiertas, como los cortes imperio y en A, que tienden a adelgazar la figura y generan la ilusión de una cintura más definida, pero sin excesivo volumen en la parte inferior. Por ello es una de las siluetas más recomendadas para quienes buscan vestidos de novia para gorditas.

Para disimular cadera y pompis prominentes, también debes evitar los escotes muy pronunciados en la espalda, pues eso solo llevará la atención hacia ese lugar de tu cuerpo. En lo que respecta a escotes, aquellas novias cuyas caderas sean más anchas que los hombros pueden dirigir la atención a la parte superior de su cuerpo con vestidos con escote corazón y algo de espalda descubierta. De esta manera, la atención se dirigirá a la espalda creando la ilusión de que esta es ligeramente más ancha.

Si tienes más volumen en la parte superior del cuerpo

¿Estás en la situación opuesta? Para los cuerpos con forma de triángulo invertido es mejor evitar los cortes rectos, pues harán que toda tu figura se vea rectilínea y aparentemente más ancha. 

Si para equilibrar tu figura, quieres añadir volumen a la parte inferior de tu cuerpo, los vestidos de novia corte sirena son los indicados. También para las mujeres que desean presumir sus formas, pues resaltan cada curva del cuerpo y remarcan el contorno. Los drapeados y los detalles bordados añadirán volumen a esas zonas que quieras destacar.

Y si tienes el busto grande y no quieres que sea el centro de atención en la boda, puedes optar por un escote ilusión o en V. Ambas opciones te ayudarán a alargar visualmente tu cuerpo. En cambio, los de tipo halter, corazón y Reina Ana están desaconsejados.

Para disimular los brazos gruesos, lo ideal es utilizar vestidos de novia con manga: sea tres cuartos, manga corta o larga con encajes que simulen un efecto tatuaje, te ayudarán muchísimo.

Otros puntos para tomar en cuenta

Los detalles del vestido de novia también influyen muchísimo. Si tu estilismo estará bañado de pedrería, tendrá acentos de color, algún fruncido o será un vestido de novia de encaje, debes tomar en cuenta que estos elementos deben estar colocados de manera estratégica allá donde quieras llevar la atención y alejados de donde la quieras evitar.

El color blanco suele agrandar visualmente las cosas; por lo tanto, si estás muy delgada y tonificada, te favorecerá el color nupcial por excelencia. Por el contrario, si eres de complexión ancha, intenta encontrar el vestido en una tonalidad marfil o champaña.

Los accesorios también serán tus mejores aliados. Un moño o un listón que hagan la función de cinto ayudarán a enmarcar la cintura y unos zapatos de tacón (¡pero cómodos!) te van a ayudar con la postura y estilizarán tu figura. También puedes llevar unos aretes grandes y con pedrería, así la atención estará en tu rostro. Y a la hora de revisar el catálogo de ramos de novia, descarta los ramilletes pequeños.  

Con todos estos tips presentes, es tiempo de mirar con ojo clínico las imágenes de vestidos de novia. Cuéntanos en los comentarios con qué tipo de vestido te sentirás más cómoda. Y si llegó el flechazo por algún vestido que no cumple los cánones de lo recomendado, pruébalo. Eligiendo bien el calzado, un peinado que alargue tus facciones y hasta el mejor ramo de novia tendrás muchas garantías de verte esbelta sin someterte a dietas poco saludables.