El ajuar nupcial está compuesto por varios elementos de gran tradición, entre ellos, el ramo de novia, que ha dejado de ser un elemento más y se ha convertido en una pieza clave para realzar el vestido de novia de ensueño. Es cierto, las propuestas son infinitas y es fácil perderse en ellas; por eso, te platicamos en qué consisten estas increíbles tendencias para que encuentres la forma, el tamaño y las flores que mejor se adapten a tu estilismo.

Ramos clásicos

Inspirados en las tradiciones nupciales y el romanticismo que jamás pasan de moda. Es por esto que el bouquet predomina, una vez más, en los catálogos de ramos de novia y es uno de los favoritos porque es cómodo, práctico y el tamaño puede adaptarse tanto a la complexión de la novia como al diseño del atuendo, por ejemplo, un bouquet petite para vestidos de novia cortos o uno con mayor volumen que luzca en armonía con las amplias faldas de los vestidos de novia corte princesa.

Las rosas siguen siendo tendencia y en los ramos más románticos predominan en colores nude como el melocotón, rosa palo o blanco neutro. Las peonías son otras de las flores de gran tradición y belleza por la suavidad tanto de sus tonos como de sus pétalos e ideales para el verano. Si el objetivo es el contraste, las dalias son una excelente opción como flores complementarias o en grandes cantidades, la gama de colores es amplia y va desde tonos claros como los nude hasta los más vivos rojos anaranjados.

Ramos bohemios

Más allá de moda, el aire bohemio incita a las novias en la búsqueda de su libertad, que exploten su personalidad única, reflejen su belleza natural y, sobre todo, descubran su propio estilismo para lucir radiantes. En las colecciones de vestidos de novia 2017 varios diseñadores retomaron esta esencia en sus creaciones y los ramos de novia naturales son la mejor propuesta para acompañarlas, ganando terreno, los silvestres, las formas asimétricas, en cascada y el efecto desenfadado como de ramilletes recién cortados.

Las proteas se convierten en protagonistas porque combinan fácilmente con otros colores, flores y hojas más sencillas; así como, el acompañamiento de los lisianthus y las hortensias. Las plantas crasas, el eucalipto, la lavanda, el limonium, las astrantias y el olivo no sólo reinan en los arreglos florales para bodas, sino que son clave en los ramos de estilo silvestre y renuevan espléndidamente la tradicional cascada. Las composiciones perfectamente estructuradas dejan paso a ramos de caídas desenfadadas, con flores colocadas aparentemente al azar e ideales para las almas espontáneas y naturales.

Así como todo el estilo decorativo debe mostrar armonía y, partiendo de las invitaciones de boda, todos los detalles cuentan; el look nupcial habla por sí mismo y la sinergia entre todos los elementos que lo componen refleja en gran medida la personalidad, por ejemplo, las coronas de flores naturales para decorar el peinado de novia a juego con el ramo dejan ver el lado romántico y detallista. Así que, ¿ya sabes con cuál de estos 65 ramos revelarás el tuyo?