La playa es un sitio inolvidable para celebrar una boda. Su atmosfera recibe con distinción a los novios: el vaivén de las olas acompaña el vuelo del vestido de novia, el aroma del mar se combina con el frescor y naturalidad del ramo de novia y los peinados con trenzas se convierten en la solución más práctica para quienes no disfrutan de que su cabello se agite por el viento. ¿Es así como planeas tu entrada? Comienza por lo principal y encuentra el vestido de novia más adecuado para una boda en la playa.

Dale el visto bueno a estas 85 propuestas de vestidos de novia: sus diseños son totalmente apropiados para ambientes playeros, los cuales te permitirán disfrutar de la boda hasta cuando se meta el sol.

Cero volúmenes

¡Adiós, faldas amplias! Los vestidos de novia corte princesa ceden su espacio a los cortes en A, rectos e imperio. Los tres tipos de silueta definen el estilismo de la novia con la ligereza, comodidad y frescura que necesitan las bodas a pie de playa.

Desde el mar también emergen vestidos de novia corte sirena que se ajustan al cuerpo de las novias permitiendo que seduzcan por los caminos de arena. Y para las novias más vanguardistas y contemporáneas que quieran lucir sus piernas al sol y unos zapatos idóneos para la ocasión, los vestidos de novia cortos o con un largo midi agradarán a las novias modernas y femeninas.

Delirio por las caudas

Y si los volúmenes de las faldas son cosa de otros escenarios, las caudas también se reducen a la mínima expresión. Los diseños sin cauda o con caudas barridas en tejidos fluidos y encajes son los más recurrentes entre los vestidos de novia sencillos.

Algunas caudas se modernizan presentándose en vestidos cortos asimétricos que dejan caer por detrás un largo sutil que no llega hasta el suelo.

Looks juveniles

El estilo juvenil y actual de los conjuntos de dos y tres piezas, crop tops, espaldas desnudas y transparencias confecciona vestidos de novia modernos con originalidad. Los pantalones palazzo también son opciones diferentes que posiblemente reemplacen a los vestidos de novia para boda civil.

Las novias triunfan con estos conjuntos que las convierten en chicas atrevidas. Definitivamente, son combinaciones versátiles que realzan la silueta y dejan a la vista la piel como nunca antes.

Naturales y vaporosos

Los tejidos livianos y vaporosos en los vestidos de novia para bodas en la playa son primordiales. El crepé, la organza de seda, la gasa, el tul y los encajes son apuestas ligeras que tejen faldas fluidas, plisados con mucho dinamismo, tops bandeau, chaquetas de guipur y conjuntos con cuts out.

Discretos escotes

El encaje es la aplicación que envuelve a la mayoría de los vestidos, incluidos los escotes ilusión en el busto y en la espalda, que camuflan con discreción las curvas de los escotes profundos en V.

Los escotes strapless, corazón y de hombros caídos también proyectan una naturalidad que jamás pasa de moda. Este tipo de cuellos estilizan la figura, alargan el cuello y dejan al descubierto los hombros. En tanto, las mangas largas, francesas y con holanes son opciones que protegerán los brazos de la novia de los rayos del sol.

La pedrería sigue adornando con sofisticación los vestidos de novia 2018. Los brillos y los detalles metálicos, además de aclamar glamur en las invitaciones de boda, también exigen estar presentes en los vestidos de novia con manga. ¿Cuál escogerás para portar en una boda en la playa?