Los vestidos para bodas en la playa ya no están definidos por un estilo en particular, existe una gran variedad de diseños que se adaptan a todos los gustos, preferencias y tipo de evento. El maquillaje y peinado juegan también un papel muy importante para conseguir el look deseado. No pierdas de vista el clima y lugar a la hora de elegir el diseño que más te guste.

Las telas naturales como el algodón, lino o manta son ideales para el clima caluroso, hay diseños que incorporan la sensualidad con encaje o transparencias, sin embargo, factores como el calor y la humedad, pueden causar enrojecimiento cuando las texturas entran en contacto con la piel.

Una de las ventajas es que tienes plena libertad para elegir el corte, largo y amplitud que desees. Puedes llevar los hombros descubiertos con un diseño strapless o con tirantes; escotes frontales o en la espalda; así como aberturas en la falda. El corte y longitud del vestido puede variar sin contraponerse al estilo del evento que hayas elegido.

Para que el look sea uniforme, por ejemplo, si optas por un estilo natural, el maquillaje y peinado deben seguir la misma línea; puedes llevar un tocado elegir un tocado o peinetas sencillas, una corona con flores naturales, el cabello semirecogido o suelto. Las perlas o joyas que las simulen son los accesorios más recurridos para esta ocasión.

Lo más importante es que te sientas cómoda y disfrutes plenamente la celebración. Considera que la piel puede irritarse, el maquillaje correrse, el peinado desacomodarse y el calzado incomodarte a causa del clima o la arena. Toma las medidas necesarias para que nada te impida lucir segura y hermosa el día de tus sueños.