Claudia Toffano

Sumados a la belleza que ya de por sí poseen los vestidos de novia, siempre hay detalles que hacen especiales a las firmas. En el caso de la mexicana Claudia Toffano, es el trabajo artesanal que elaboran mujeres indígenas en cada uno de sus vestidos. Sus bordados mágicos despiertan los pensamientos de amor de quien los aprecia y a la vez exaltan las tradiciones que por años han dado identidad a México. Si estás orgullosa de tus raíces y además han decidido obsequiar artesanías mexicanas como recuerdos de boda, definitivamente no puedes perder de vista esta colección.

Bordados a mano

Claudia Toffano

Las manos de más de una decena de artesanas que habitan en comunidades indígenas de Cuetzalan, Puebla, son las que bordaron a mano la más reciente colección nupcial de Claudia Toffano. Según explicó la diseñadora en entrevista a Coolhuntermx, revista especializada en diseño, las piezas tienen desde 60 hasta 520 horas de trabajo manual, las cuales son retribuidas de manera justa.

En los vestidos de novia de Claudia Toffano se evidencia la dedicación, el esmero y el orgullo de la herencia de tantas generaciones de artesanos. Y es esa fusión entre el diseño y la tradición el principal sello de la marca, radicada en la Ciudad de México. Descubre la naturalidad con la que estos ocho modelos delinean la figura de las novias y subrayan sus personalidades.

Maxochit: belleza imperial

Claudia Toffano

El corte imperio es uno de los imprescindibles entre los vestidos de novia sencillos y trae a la memoria a las prendas de las diosas griegas. El cuerpo drapeado, las telas vaporosas y la falda plisada de este diseño lo hacen especialmente favorecedor para todas las siluetas. Su acento en la cintura ayuda a delinear la figura de la novia. Sin mangas y con un escote en V, esta creación realza la coquetería en brazos, hombros y cuellos.

Las flores bordadas en toda la falda aportan el toque mágico y artesanal con que se reconoce a las creaciones de Claudia Toffano. Seguramente, este modelo conquistará a las novias que busquen vestidos para boda diurna y en una locación indiscutiblemente natural.

Pesma: minimalismo y pulcritud

Claudia Toffano

Angelical y etéreo, este modelo se identifica con las prometidas que gustan de un look relajado, minimalista, pero original. Su cuello redondo y la ausencia de mangas ceden el protagonismo a las cuentas de chaquira bordadas en el cuerpo del vestido, que dibujan sencillas y refrescantes ramas.

La tela, con suficiente peso y caída fluida, construye un corte híbrido entre una silueta recta y una en A con poco volumen. Sin duda, será una elección ganadora para las novias que busquen tener una presencia delicada en su boda, libre de detalles recargados.

Capolxochit: vaporoso y sensual

Claudia Toffano

Dos palabras describen a este vaporoso vestido de novia moderno: sensualidad y frescura. Sus delicados tirantes y su vertiginoso escote en V, que se pronuncia hasta la cintura, evidencian a una mujer audaz y segura de sí misma.

Su amplia y volátil falda en corte circular remata el diseño con un toque muy romántico, ya que en ella se prolongan los detalles con hilo en tonos crema bordada en la parte superior. 

Coyolxochit: sobria vanguardia

Claudia Toffano

Elegancia y formalidad es algo que siempre evocan los vestidos de novia con manga. La sofisticación de las mangas tres cuartos se acrecienta con un sutil fruncido en los hombros que genera una ilusión de hombrera, efecto que ayuda a enmarcar el busto.

Se trata de un modelo relativamente sobrio y clásico, en trazos generales, al cual no le faltan detalles contemporáneos y atrevidos como un pronunciado cuello en V y una abertura frontal en la falda. ¿Quién dijo que las novias conservadoras no pueden ser rompedoras a su estilo?

Ojtamait: clásica elegancia

Claudia Toffano

Elemental y discreto, este vestido liso, de escote barco y manga larga resalta por su estilo elegante y de buen gusto. Su corte evasé y con una cauda muy generosa se ajustará a la cadera de la novia para marcar sus curvas, ya que también delinea bien la cintura. El toque artesanal lo ponen los bordados de inspiración vegetal de la cola del vestido.

Xomexochit: para novias muy modernas

Claudia Toffano

¿Buscas algo más atrevido, pero igualmente elegante? Como una gran sorpresa, la sensual y vanguardista espalda descubierta de este vestido de Claudia Toffano se revela como el gran descubrimiento. La ilusión de ser de dos piezas, cuando realmente es un vestido, convierte a este modelo en una creación muy original y elegante. ¿Te animarías a llevarlo con un turbante como el que propone la firma en la sesión de fotos?

Mi Primer Sueño: para novias muy libres

Claudia Toffano

La libertad que transmite este vestido lo convierte en uno de los diseños favoritos de las chicas que son independientes. Su amplitud en corte túnica, el escote redondo y la ausencia de mangas evoca a las prendas retro de la década de los 60. Sentará ideal a las prometidas que tienen brazos delgados y cuello estilizado. Sus flores bordadas con forma de margarita también le dan un toque de inocencia.

Milmiauat: detalles artesanales, el sello particular

Claudia Toffano

Las espigas bordadas de chaquira en tonos azulados y tierra roban cámara en este hermoso diseño. Si estás buscando un vestido de novia para boda civil que destaque, este puede ser una gran opción. Su escote en V y sus coquetos tirantes derrochan una sensualidad que termina de acentuarse con un largo perfecto y un favorecedor corte en A. 

¿Más confundida porque te gustaron varios? Si no sabes cuál de todos es el ideal para ti, trata de imaginar tu peinado de novia y quizá sea más fácil. Si acompañas con un ramo de novia compuesto de flores coloridas, será toda una sensación. Descubre en nuestro catálogo cuáles de los vestidos de novia de Claudia Toffano te gustan más y añádelos a tus favoritos ¡o haz cita para probártelos!