Cuando escuchamos vestidos de fiesta, probablemente lo primero que viene a la mente es el largo de la falda y el talle de las prendas, por aquello de enseñar un poco de pierna y enmarcar la silueta. Después, las imágenes de vestidos de noche que generalmente se instalan en nuestro recuerdo son los escotes, las aberturas en la falda, las transparencias y los hombros descubiertos. ¿Y las mangas? Si bien este atributo pasa más desapercibido en los catálogos de moda, los diferentes tipos de manga pueden convertir un atuendo sin mucha personalidad en todo un vestido elegante para fiesta.

Con apenas algo de tela sobre los brazos, los vestidos de noche con manga tienen el poder mágico de estilizar diferentes partes del cuerpo. Pero son capaces de mucho más. Según sus características, este delicado elemento también puede transportarte desde el vestidor a diferentes épocas o lugares y dar así un giro a tu outfit. Su forma, su amplitud, los tejidos son solo algunos de los factores clave para definirlas. Ya sea en vestidos de fiesta largos o modelos con una medida más corta, las mangas son un acierto irresistible. ¡Aquí todos los detalles! 

Elegancia con manga larga

La manga ceñida desde los hombros hasta la muñeca se incorpora con fuerza a las colecciones de vestidos elegantes de noche para estilizar el talle ancho y disimular los brazos gruesos. Si eres una orgullosa mujer curvy, pero quieres llevar los brazos tapados, elige entre los vestidos de fiesta para gorditas más glamurosos uno que tenga mangas. Lograrás alargar ópticamente el brazo y, si eres de estatura media o baja, te harán parecer más alta y delgada. Si el tejido es de encaje, el efecto tatuaje de los bordados que se dibujen sobre la piel te dará un extra de distinción.

Estilo francés

La manga francesa, también conocida como manga tres cuartos, es un clásico que fue introducido en los años 40 por una de las mujeres más innovadoras del mundo de la moda: Coco Chanel. El efecto que se produce con esta manga, que se interrumpe por debajo del codo, la convierte en el mejor aliado de los brazos largos, tanto delgados como anchos. Y no solo sirve para dar una mejor proporción a los brazos: también estiliza las caderas anchas. Otra forma de integrar este tipo de manga es sobreponiendo un bolero o un saco a tu atuendo. ¡La superposición de piezas es supertendencia!

Corte bombacho

¡Toc, toc! ¿Hay alguna invitada vintage y bohemia por ahí? Remontándonos al siglo 16 y a Shakespeare, emerge la romántica manga bombacha de corte amplio y fruncido en el puño. Es una de las piezas que más ha evolucionado a lo largo de la historia, pues pasó de ser un atuendo de la nobleza a uno de los más recurridos a finales de los años 60 gracias a la fiebre hippie.

Si te inspiran los looks boho o étnicos y tienes los brazos muy delgados, el volumen de esta tipología les dará más cuerpo. Si la manga nace con un fruncido en los hombros, esto te permitirá enmarcar aún mejor tu espalda y equilibrará tu silueta si tus caderas son anchas. La clave de este tipo de mangas es su dinamismo, ya sea con tejidos livianos como gasa o de más cuerpo, como el terciopelo.

¿Campanas en los brazos?

Sí, la manga acampanada es un diseño muy favorecedor que se presenta en los catálogos de noche de inspiración medieval y corte relajado. Estrechándose desde el hombro hasta el codo y ensanchándose en la muñeca, alargan figuras de estatura media o baja e incluso estilizan curvas suaves. Presta atención al color y a los detalles con que las combinas: con estampados o encajes, obtendrás un look muy bohemio. En un vestido de noche negro, unas mangas acampanadas pueden ser ese elemento vanguardista que equilibre la sobriedad de los tonos oscuros.

Artesanal caída kimono

Inspirada en la exquisita estética oriental que gran influencia ha ejercido en diversos ámbitos, nace la manga japonesa o kimono. Fluye por el hombro sin costura, es plana en la sisa y ancha en el dobladillo. Su caída en forma de trapecio otorga libertad de movimiento a la silueta. Es perfecta para hombros rectos y brazos largos. Aunque va con cualquier escote, la combinación ideal es con un escote profundo en V o cruzado.

Enigmáticas mangas de murciélago

A la hora de lucir sofisticadas, los vestidos rojos de noche son una apuesta segura. Las mangas tipo murciélago son un tono más original que, al abrir los brazos, simulan las alas de estas criaturas. Holgadas en toda su extensión y llegando hasta la cintura, son ideales para bustos pequeños, brazos delgados, talles largos, caderas anchas y hombros estrechos. Si tu busto es voluminoso, no es buena idea que las utilices, pues te harían parecer aún más grande. Y si quieres que el torso destaque un poco más, busca aplicaciones de pedrería.

A todo color, estampadas, texturizadas o bordadas, las mangas son una práctica alternativa para abrigarse en otoño o invierno. Por otro lado, la manga corta, farol, globo, raglán, tulipán o mariposa pueden sentar bien en climas cálidos. Saca del cajón esa invitación de boda y confirma tu asistencia con un precioso vestido de noche con manga. No te pierdas la fotogalería que hemos seleccionado para inspirarte. ¿Cuál será tu favorito de todos los vestidos de fiesta 2019?