Este año, las invitadas a una boda tienen atrevidas opciones de vestidos de fiesta y con sello muy mexicano. Para 2018, Benito Santos presenta tres colecciones para tres estilos distintos, a cuál más repleto de extravagantes propuestas. Desde el clásico glamur de los vestidos de noche azul rey ¡hasta pantalones muy chic! Porque sabes que atrapar el ramo de novia debe hacerse con estilo...

Para quienes quieran sentirse celebridades en una alfombra roja está su colección de vestidos de fiesta Red Carpet 2018, donde los cortes clásicos se visten de vanguardia. Para invitadas a una boda al aire libre o en la playa está Crucero 2018, un repertorio de atuendos vaporosos y llenos de movimiento.  En tanto, sus vestidos de fiesta Flor de Teresa 2018 recopilan arriesgadas alternativas solo para quienes quieren romper con lo convencional. E incluye pantalones y sacos… ¡porque no son piezas exclusivas para hombre!

Dale un vistazo al trabajo que este diseñador de origen jalisciense ofrece para las convidadas a una noche de fiesta. En su trayectoria ha vestido a celebridades y tú también puedes serlo si estás a la caza de vestidos de noche 2018.

Red Carpet 2018, como en la alfombra roja

Como si se tratara de una alfombra roja hollywoodense, la invitada perfecta sabe que una boda elegante es la ocasión ideal para sacar a pasear el glamur y las tendencias actuales, pero adaptadas al estilo personal. Inspirados en este escenario del cine, la colección Red Carpet 2018 se llena de vestidos de fiesta largos que experimentan con los colores, las texturas, los brillos y la luz.

Protagonizan la paleta colores intensos como el fucsia, el azul, el amarillo o la fuerza de los vestidos rojos de noche. Ninguno deja de lado detalles de encaje o bordados en los que la pedrería destellan a lo lejos. Y de acuerdo a tendencias, un cinturón dorado con un moño al entalla todas las siluetas.

Las faldas lucen por su liviandad, aportando movimiento y un efecto hipnótico en sus detalles, como flores y aplicaciones que brillan al caminar. ¡Imagínate bailando: todo un espectáculo!

Con cuellos más conservadores, como los escotes tipo barco, strapless o en V y un par de asimétricos, la figura femenina luce en vestidos elegantes para fiesta en los que el detalle sorprende. Grandes capas de organza y raso, detalles con plumas, holanes en las mangas o la simulación de gigantes moños que surgen desde la cintura o flotan en un hombro son algunas de las apuestas.

Y como cada vez el protocolo de bodas es más permisivo con los vestidos de noche negros, también encontrarás modelos en este tono. Por supuesto, matizados con brillos dorados. Precisamente se observa en un estilismo de un clásico corte princesa con un volumen que robará el aliento a quienes lo vean. Sin duda, propuestas que harán voltear muchas miradas por tu elegancia a la moda.

Crucero 2018, complejamente sencillo

Otra de las colecciones de Santos tiene una apariencia desenfadada, pero compleja. Crucero 2018 aborda ahora a las invitadas a un evento nupcial en el campo, en un jardín o en una playa. Juega con lo casual de los vestidos de fiestas para día dando detalles como pantalones, faldas más cortas tipo coctel o hasta blusas holgadas.

¿Invitada de blanco? Si fuiste invitada a una boda con código de vestimenta total white, aquí encontrarás varias opciones. En tres tonos: blancos, rojos y azules, vestidos de corte princesa, corte evasé y corte sirena medio talle lucen encajes. Y pueden llevarse incluso con un sombrero campirano, pero elegante, como sugiere la firma mexicana.

Muchos holanes decorativos en mangas, talle y bastillas realzan una imagen femenina y casual. Un encaje rojo o azul que se ajusta a la silueta brinda opciones de vestidos para fiesta en jardín que pueden usar las damas de honor, llevando un ramo similar al ramo de novia natural de la prometida.

Quizá para quienes quieran algo más osado, pero igualmente aceptable como vestido para fiesta en la playa, los diseños de pantalones rojos con detalles blancos y los jumpers de estampado azul con blanco mostrarán a una invitada con sofisticación en la sencillez. ¡Muy original!

Flor de Teresa 2018, para almas de ruptura

Y como tercera opción, una colección que rompe con los esquemas de lo que “debe ser” o “no debe ser” una vestimenta para una boda. Son piezas que recuerdan al glam rock de los 70, pero que también incluyen toques clásicos: pantalones acampanados, estampados florales y sacos sorprendentes.

Se trata de vestidos en los que algunos de los escotes son los únicos rasgos semiconservadores. El resto es toda una profusión de detalles, algunos con aire victoriano aderezado por holanes de tonos fuertes, moños gigantes, cuellos ondulados y flores que sobresalen bordadas sobre las telas.

Las tonalidades pasteles, violeta, azul, rosa y amarillo son los colores que predominan en esta paleta primaveral y que pueden funcionar muy bien en una recepción elegante, juvenil y abierta a la innovación y la creatividad.

Llama la atención la integración de un vestido con efecto de dos piezas: el cuerpo es una blusa de mangas de holanes, mientras que la parte inferior es una falda con capas de distintos colores. Con botas y guantes de encaje; sin duda, estas imágenes crean su propia tendencia.

Para todo tipo de invitada, los vestidos de fiesta Benito Santos 2018 se rinden a los estilos de mujeres muy diferentes. Las tres colecciones demuestran que la creatividad en la moda mexicana no tienen límites.

La prometida en su elegante vestido de novia disfrutará ver a sus invitadas con sus mejores vestidos de noche con manga, sin mangas, con y sin holanes y demás detalles que ofrece Benito Santos. ¿Con cuál te quedas?