Marvin Abdel Wedding Photographer

El uso de las redes sociales y la tecnología en general es una de las principales características de la generación llamada millennial. Atrás quedaron los pensamientos de amor dedicados en papel, ya que los smartphones son su principal herramienta para comunicarse y buscar las flores para boda o todo lo que se les ocurra. También los anillos de compromiso con los diseños más originales y hasta los detalles de la luna de miel. Y es precisamente en este último punto en el que nos detenemos, pues esta generación le ha dado un gran giro al viaje de novios.   

Además de revolucionar las propuestas de matrimonio, los millennials han renovado las celebraciones nupciales y la forma de organizar su luna de miel. Por algo son la generación más viajera y la que más practica las weddingmoons en increíbles destinos.

Si nacieron entre 1980 y mediados de los 90 del siglo pasado, seguro se identifican con esta forma de viajar. Y si no, tomen nota y copien alguna idea a esta generación, porque sus viajes son increíbles.

¿Luna de miel unplugged o hiperconectada?

The Reef Resorts

En la generación millennial se identifican dos comportamientos muy diferentes respecto a la conectividad a Internet. Esto se refleja en cómo viven su luna de miel: superdesconectados o hiperconectados. En el primer grupo están aquellos que prefieren intercambiar pensamientos de amor cortos en privado, disfrutar de los paisajes naturales o conocer la cultura del destino sin distractores.

Por el otro lado, se encuentran quienes han convertido al smartphone en su mejor compañero y es así como en Instagram o Pinterest encontraron los muñecos para el pastel de boda que tanto anhelaban. Y, por supuesto, también escogieron así el destino más trendy para viajar.

Para ellos, el celular es una herramienta imprescindible en el viaje porque facilita el proceso de documentación y reservas en línea, así como los mapas para llegar a lugares determinados. Y por supuesto, aspectos como la elección del destino, búsqueda del hospedaje o la valoración de los restaurantes más románticos. Ni se diga de los gadgets que llevarán para asegurarse las mejores fotos de la luna de miel y que no podrán faltar en el equipaje. ¿Ya decidieron qué hashtag le pondrán a sus fotos en las redes sociales?

Así son los alojamientos millennial

Villa Premiere Boutique Hotel & Romantic Getaway

Siguiendo esta dualidad de conexión, hay hoteles que se han adaptado o han surgido especialmente para los millennials y su nueva forma de vivir la luna de miel. Dentro de las preferencias de hospedaje se encuentran los hostales de estilo desenfadado e informal, pero con diseño creativo.

Los hoteles boutique también forman parte del listado preferente de alojamiento de estos jóvenes. La combinación entre exclusividad, lo poco convencional y la denotación de lujo son características que los atraen; no se diga el trato personalizado. Y es que, más allá del precio, económico o no, lo que buscan es un espacio funcional, básico y agradable, en donde también se puedan sentir como locales.

Las casas rurales o espacios que invitan a conocer más de cerca a los habitantes y su cultura también se han posicionado entre los favoritos. Por eso, algunas plataformas colaborativas han tenido bastante éxito, especialmente, en viajes internacionales.

Pequeñas adaptaciones

Hilton Playa del Carmen

Los millennials ven la posibilidad de intercalar actividad y descanso en los viajes como un básico y es un factor determinante para elegir hospedarse o no en determinado lugar. De esta manera, un hotel que les permita tomar unas clases de buceo, surf o escalada y después un spa o un temazcal en el que relajarse tendrá varias estrellitas en su lista de opciones.

Sumado a lo anterior, han surgido hoteles que crean su infraestructura pensada en los gustos de los millennials. Se pueden encontrar videojuegos en las habitaciones e islas diseñadas para que tomen las mejores fotos que terminarán por compartirse en las redes sociales.

En algunos de estos hoteles se incluye el servicio de un fotógrafo que busca los mejores ángulos de la pareja durante su estancia. Si no, pueden buscar un fotógrafo profesional en el lugar donde pasarán sus primeros días de casados.  

Los destinos que más likes tienen

Marvin Abdel Wedding Photographer

Así como las redes sociales han cambiado la forma de comunicar, también lo han hecho con la forma de viajar. Instagram y Facebook influyen notablemente en la decisión de dónde vacacionar durante la luna de miel. Buscan vivir nuevas y auténticas experiencias. Por eso, lejos de la típica playa, la ciudad europea o el lugar más turístico en cierta región, los jóvenes optan por descubrir rincones únicos y lugares en los que se puede disfrutar de la naturaleza, incluso en las grandes metrópolis.

Entre los destinos internacionales más elegidos para viajar en pareja, están Nueva York, Londres, París, Roma, España, Japón, Perú, Chile, Argentina, Cuba y Punta Cana. En cuanto a destinos mexicanos, la Riviera Maya sigue encabezando los listados así como Los Cabos, seguidos de Puerto Vallarta, San Miguel de Allende, Querétaro y Oaxaca.

Una de las tendencias observadas en este grupo es que organizan varias lunas de miel en lugar de una sola. Así, los destinos elegidos para los días inmediatos a la boda son más cercanos al lugar donde habitan y puede ser que esperen unos meses después de la boda para visitar alguno internacional.

¿Y cómo se organizan los millennials?

PhotoFLEXAS

Entre las principales características de los millennials está la de viajar con tranquilidad, es decir, tener todo reservado para, una vez en el destino, dejarse llevar y que su experiencia sea la mejor. Aunque las agencias de viajes siguen siendo las principales organizadoras de los paquetes lunamieleros para este sector, también incrementa el número de parejas que decide hacerlo por su cuenta.

Si es posible encontrar profesionales que adaptan el diseño de las invitaciones de boda originales e incluso hacen versiones digitales, imagínense la oferta de proveedores para organizar un viaje. Las mismas compañías y aerolíneas facilitan la búsqueda y reservación en línea y pasa lo mismo con la compra a través de Internet de boletos para espectáculos o espacios de entretenimiento. Esta accesibilidad hace que sea más frecuente que la pareja planee el viaje por su cuenta.

El traslado a bajo costo es lo que está predominando. Si bien, anteriormente se buscaba el confort en el trayecto, ahorita pasa a segundo término para priorizar detalles que se dan más en el destino elegido. Y es que sin duda prefieren desembolsar más dinero en las experiencias. Por ello, un viaje de luna de miel para esta generación incluye actividades como cenas románticas, sesiones en spa, ecoturismo, deportes en la naturaleza y excursiones para descubrir todos los rincones posibles. 

¿Se identificaron con esta descripción? Agreguen si faltó algún detalle. Por supuesto, en general la forma de contraer matrimonio ha cambiado, no solo la luna de miel. Las chicas de esta generación son más osadas al portar vestidos de novia que incluyan acentos de color en el diseño o que sean de un largo diferente al tradicional. En general, las celebraciones son menos rigurosas, tanto que hasta se pueden recibir las invitaciones de boda por correo electrónico y hasta enviarlas a través de la app de Bodas.com.mx. ¿Ustedes ya lo hicieron?