Cliché

Después de enviar las invitaciones de boda empiezan a llegar las confirmaciones de asistencia, pero reciben la noticia de que una o dos personas muy muy especiales para ustedes no van a poder acompañarlos por causas de fuerza mayor. Entienden sus motivos, pero es inevitable sentir algo de tristeza. No podrán escuchar los pensamientos de amor que escribieron para sus votos matrimoniales ni saborear el banquete o bailar hasta que de los peinados recogidos solo quede el recuerdo. Pero no todo está perdido: les presentamos 10 formas de hacerlos parte de este momento, estén donde estén.

1. Una llamada minutos antes...

Llamarse poco antes de comenzar la ceremonia o intercambiar audios por mensajería instantánea en los que comenten los momentos en que se sienten más nerviosos o emocionados los hará parte viva de esta experiencia. Evidentemente, cuando a ustedes no se les complique, pues deben poder disfrutar de su día B.

Esta opción sería la indicada para seres queridos que estén ocupados en el preciso momento en que se lleva a cabo la ceremonia y que, por la distancia o estado de salud, no hayan podido asistir. Evidentemente, con quienes tengan compromisos laborales o estén viajando hacia algún lugar estará más complicado.

2. Otra celebración especial con ellos

Si las circunstancias lo permiten, planear una celebración especial con ellos, días antes o después de la boda, los hará muy felices. Esto les demostrará lo importantes que son para ustedes y compartirán juntos la emoción por iniciar esta nueva etapa. Eso sí, de cualquier forma, entréguenles sus invitaciones de boda originales y algún detallito especial. Seguro querrán atesorar cada pieza.

3. Videollamada o transmisión en vivo el día de la boda

La videollamada ahora es posible y muy accesible gracias a la tecnología. Así podrán sentir cerca a esos mejores amigos que tal vez por cuidar a un familiar o por responsabilidades de trabajo no podrán estar con ustedes en ese momento tan especial. Pidan ayuda técnica a las damas de honor o a los best men.

Puede ser que conecten, aunque sea brevemente, mientras a la novia le hacen el peinado recogido elegante, en el auto camino a la ceremonia o en vivo, en una transmisión en streaming, para que presencien el “sí, acepto” de los esposos. En este caso, consulten de manera anticipada con el sacerdote o el oficiante de la ceremonia si tendrán permiso.

Ricardo Torres Fotografía

4. Mención en el discurso de agradecimiento

Así como es emocionante recordar de manera simbólica y de palabra a los seres queridos que ya partieron, mencionar a los amigos o familiares que no pudieron acompañarlos en su discurso de agradecimiento les hará sentirse los seres más especiales sobre la tierra. Aunque no hayan podido estar presentes mientras la ahora esposa lucía en vivo su vestido de novia corte princesa, les demostrarán su afecto y por qué son tan importantes para ustedes. Imaginen sus caras de sorpresa cuando vean el resultado en el video de la boda.

5. ¡Que se unan a su WedShoots!

Aunque no vayan a estar presentes, invítenlos a formar parte de su álbum de boda colaborativo. ¿Qué es eso? Con la aplicación de celular WedShoots, todos los invitados podrán compartir en tiempo real las fotos que estén tomando durante su celebración. El resultado será un álbum digital que condensará las experiencias de todos los asistentes a su boda. Para su tranquilidad, las fotos solo pueden verlas aquellas personas a las que les den acceso con un código seguro que les podrán compartir.

Compártanles la aplicación y dejen que los invitados ausentes se trasladen por segundos a su fiesta. Puede que también ellos quieran compartir con ustedes alguna imagen o unos afectuosos pensamientos de amor cortos que aludan a su amistad.

Akino Photographer

6. ¿Y una visita sorpresa en la luna de miel?

Tal vez sus amistades no pudieron asistir a la boda porque viven lejos y las circunstancias no les permitieron desplazarse. ¿Qué tal una visita sorpresa como parte de su luna de miel? Si no les complica el itinerario, busquen un cómplice que les permita regalarles ese momento que seguramente demostrará el gran afecto que sienten por ellos. ¡La tornaboda a domicilio más exclusiva está por llegar!

7. Apártenles un recuerdo especial

Apartarles un recuerdo especial será un gran detalle para esas personas importantes que no podrán asistir a su enlace nupcial; bien podría ser un recuerdo de iglesia para boda. Envíenselos o entréguenselos después personalmente. Este obsequio les hará sentir que realmente los querían en su festejo.

Isra's Events

8. La magia de Photoshop

Advertencia: esta opción es solo para amistades con mucho sentido del humor. Y entre más chusco sea el resultado, ¡más divertido! Con Photoshop podrían agregar sus rostros a las fotos grupales. No es exactamente lo mismo que contar con su presencia, pero así lograrán una o varias fotos de la fiesta con ellos y, por supuesto, una anécdota digna de recordar.

Claro, tendrán que pedir ayuda a familiares o amigos con una complexión similar. O no, y así generar un mayor impacto. Ya que tengan las fotos, enmárquenlas o simplemente digitalícenlas para hacérselas llegar.

9. Impriman sus figuras en cartón

Así como las cabinas fotográficas se llenan de máscaras y accesorios de muy diferentes temáticas, anímense a imprimir sus figuras en cartón. Sí, como esas que ponen en los cines o, al menos, sus rostros. Además de demostrarles su cariño, será muy divertido, pues no solo ustedes podrán tomarse fotos con ellos, también el resto de los invitados. Habrá evidencia de que estuvieron en todo momento ¡hasta vigilando la mesa de dulces para boda! Invítenlos a ser sus cómplices, seguro aceptarán. Y, obviamente, guarden copias de todas esas fotos.

Photocall México

10. Vean el video de la boda juntos

Seguramente querrán inmortalizar su gran día con un video de boda que les permita sentir que estuvieron allí y guardar ese (no) recuerdo para siempre. Además de compartirles una copia del video, ¿por qué no invitarlos a la premier, en su casa? Les fascinará poder verlo juntos y en primicia.

Cuando puedan reunirse, disfrutarán reviviendo con ellos esos momentos especiales y ellos estarán encantados con su información de primera mano. Así podrán contarles su experiencia al lanzar el ramo de novia natural, la liga y una que otra metida de pata.

Si esos familiares y amigos son importantes, deberán estar con ustedes de alguna u otra forma. De ser posible, guárdenles un poco del pastel de boda y después saquen sus vestidos de fiesta para ir a celebrar. Que nadie se quede fuera del momento más importante de su vida.